El reto está detrás de las urnas

twitter-elecciones

Al finalizar las campañas, algunos candidatos dan por terminada su estrategia digital de comunicación. ¿Por qué es importante seguir en la red? Expertos opinan.

Durante la campaña al Congreso los usuarios de redes sociales estuvieron expuestos a videos virales, memes cargados de promesas, infografías con propuestas, afiches de ataque a otros partidos, twitcams de debate, propaganda negra y otras “seducciones” políticas. ¿Qué pasa después del domingo 9 de marzo? ¿Desaparecieron?

La tradicional desazón de algunos ciudadanos que después de elegir a un candidato, no lo vuelven a ver nunca; también se vive en las campañas que usan estrategias de comunicación digital y se esfuman el día de la elección.

¿Por qué continuar en contacto con los electores?

Para Sarita Palacio, directora de Estrategia Digital de la Gobernación de Antioquia, el encanto no se puede acabar con el escrutinio.

“Las campañas están hechas para enamorar, para convencer. Si la gente le entrega su voto de confianza para que lo represente, usted debe seguir demostrando por qué resultó elegido. Aproveche esas redes para informar su gestión”.

Sin embargo, tener presencia en el mundo digital no solo implica hacer publicaciones. La coherencia y la interacción son importantes para administrar una cuenta de gobierno.

“Si el político no la maneja personalmente, su community manager debe conocer las prioridades de gestión, los temas, los programas para, posteriormente, definir el tono y el público al que se va a dirigir”, explicó Palacio, quien hizo énfasis en la responsabilidad de responder las preguntas de los electores.

Por otra parte el periodista y asesor digital Camilo García cree que muchas de las cuentas creadas para campaña no transcenderán al pasar las elecciones.

“Muchas cuentas serán abandonadas. También los miles de perfiles falsos y automáticos que se crearon para generar ruido en las campañas. Sumado a eso, los perfiles que fueron creados para trollear a rivales políticos”.

Las redes, según García, deberían servir además para fortalecer las instituciones.

“En nuestro sistema deberían ser más importantes que los mismos funcionarios”. Según él, las cuentas de corporaciones y partidos también deberían seguir en contacto con la comunidad después del 9 de marzo.

¿Qué deberían tener en cuenta los candidatos electos o no?

1. Constancia
Los ciudadanos, con el tiempo, olvidan a aquellos políticos que aparecen cada cuatro años. La constancia en redes conquista.

2. El tono
El ideal de las cuentas políticas es que sean manejadas por el mismo congresista. En caso de ser un tercero, debe conocer muy bien su estilo.

3. Interacción
Conversar es necesario y no solo en camapaña. Un político electo debe continuar respondiendo las inquietudes de los usarios. Que no se olvide que es un representante.

4. Responder
No solo los halagos hacen parte de una estrategia digital. Las críticas y cuestionamientos están ahí. Un congresista debe responder por sus actuaciones en el cargo.

5. Coherencia
Lo que se habla en redes sociales debe corresponder a la realidad, a los programas, proyectos y debates impulsados por el político.

6. Definir públicos
Si bien en campaña se sale a la “cacería” de votos. Es importante que el congresista elija el mejor canal para comunicarse con sus electores. ¿Cuáles son los medios que usan? Las redes no son receta mágica