A los dos años dejó de caminar y empezó a volar

María Cristina Muñoz y Deisy Barbosa Moreno. 
Talleristas Prensa Escuela El Colombiano

Bienvenidos profesores, los invitamos a utilizar la información de la prensa en el ámbito escolar y familiar, aquí les proponemos algunas ideas que pueden aplicar o transformar de acuerdo con sus intereses y necesidades. Disfruten de la multiplicidad de temas que se pueden abordar a través de este medio, generando una conversación permanente entre ustedes, los niños y jóvenes.

Premisas básicas para el uso de la prensa:

Continuar leyendo

Había una vez…un dinosaurio en El Colombiano

Blog Prensa Escuela

 

Laura Marcela Palacios Muñoz
Aprendiz de Comunicaciones
Prensa Escuela EL COLOMBIANO

La visita del dinosaurio fue el día jueves 26 de marzo en las instalaciones de El Colombiano

La visita del dinosaurio fue el día jueves 26 de marzo en las instalaciones de El Colombiano

Era hora de viajar a través del tiempo; todos volarían 65 millones de años atrás para dejarse atrapar por la magia de una criatura con pasos de gigante y mirada de fuego, dientes afilados y piel de hierro.

Después de abrocharse sus cinturones, visitantes y empleados de El Colombiano emprendieron vuelo. Pocos minutos bastaron para ver la cola de este reptil que anunciaba una aventura histórica sin fin.

Espectadores llenos de asombro y empleados que, haciendo una pausa, empezaron a disparar sus cámaras a distancia. Un espacio compartido, un dinosaurio que generaba sonrisas y una visita que rompía con el jueves de rutina.Blog Prensa Escuela

Ahí estaba aquella criatura majestuosa que, del pasado, les recordaba la magia de un sueño olvidado. Como todos los días, EL COLOMBIANO estaba muy bien acompañado, un grupo de niños anunciaba su llegada, mientras todos esperaban con ansias lo que les esperaba.

¡Un dinosaurio, un dinosaurio!, los niños gritaban, al tiempo, que su asombro los asustaba. Tranquilos, que el no les hace nada, les decía su maestra mientras se sonrojaba.

Con gestos de ternura, el dinosaurio los cautivaba, y los pequeños más confianza le tomaban. Les presento a Ruperto –desde mercadeo se escuchaba- se trataba del compañero Álvaro Tabares, que había bautizado así a esta creatura inimaginada.

Foto tomada del sitio: parqueexplora.org

Foto tomada del sitio: parqueexplora.org

 

Un besito para Ruperto, decían los niños al tiempo, todo, mientras que el Parque Explora mostraba el plan que para la ciudad preparaba. “Vive los dinosaurios” era la gran sorpresa que se presentaba y que a todos, expectativa generaba.

Y ahora…¡un abrazo para Ruperto!, a los niños de transición, de la I.E. Alberto Díaz, se les escuchaba. Con tristeza de decir adiós se alejaban, mientras sus miradas permanecían contagiadas. Este grupo de visitantes al periódico, no quería que su experiencia acabara.

Encontrarse a este dinosaurio en EL Colombiano fue para ellos toda una sorpresa, jamás imaginaron viajar al pasado con tal proeza.

La hora del regreso llegaba y el presente por ellos esperaba. ¡Hasta pronto, Ruperto!, en coro gritaban. Los empleados a sus puestos regresaban, mientras los niños sus huellas dejaban…