¿Y si Raúl Giraldo vende al DIM?

eu5icbd9eryz8egsxyti

Para nadie es un misterio que después de la renuncia de Eduardo Silva Meluk, devino un problema gerencial que terminó localizado en la estancia organizacional más alta del equipo, su mismo dueño. Meluk en su gestión, alcanzó a lograr el título de Liga en 2016-1, clasificar el equipo a Libertadores y Sudamericana, e innovar para dar un respiro económico. Lo más representativo, el Todos en Uno, la venta de abonos.

Luego de su salida, ha sido evidente la ausencia absoluta de criterio en las directivas para la toma de decisiones administrativas, económicas y por supuesto deportivas. Lo que al principio parecieron errores ocasionales, terminó siendo una seríe de metidas de pata sistemáticas que provenían nada más y nada menos que del estilo gerencial del dueño, el señor Raúl Giraldo.
Continuar leyendo

La Leyenda

Mao La Leyenda

Leyenda viviente

La historia no podía terminar diferente, porque es una de esas tramas cargada con tantas cosas significativas, que fueran cuales fueran los obstáculos, uno siempre sabía que lo bonito, lo verdadero y lo bello iba a triunfar. Mao Molina se retira, y nos deja dos títulos, muchas alegrías y un profundo orgullo por saber que una persona y un profesional cómo él, se transforman ahora en una leyenda viviente que el tiempo hará más grande.

_______________________________________________________________________________________________

Héroe en tierras lejanas

Asumir que Mao Molina es otro crack más, otra joya de la cantera del Envigado, otro zurdo diferente, no es suficiente, pues él se constituyó en protagonista de la historia contemporánea del Poderoso con su trabajo y entrega. Su zurda fue vital en el 2002, cuando junto a sus compañeros nos sacaron campeones después de casi medio siglo. Allí, jóven, no se embriagó con las mieles de la victoria. Luego en el 2003, nos hizo vibrar con la participación más memorable del DIM en torneos internacionales, una Libertadores que no olvidaremos y en la que él fue el mejor jugador del certámen. De ahí viajó a los confines del mundo, México, Argentina, Brasil, Serbia y Corea, dónde fue héroe de tierras lejanas con goles olímpicos, tiros libres, chilenas y escorpiones.

Catorce años después, Mao completó el cículo perfecto, volvió al DIM y lo sacó campeón en 2016 con David en el arco y Marrugo a su lado. Se cansó de hacer golazos, la verdad, es difícil elegir el más destacado, pero si tenemos que elegir uno, ese tendría que ser el olímpico que le hizo a Nacional, aquel día, Mao hizo poesía en un tiro de esquina.

_______________________________________________________________________________________________

El Epílogo

Mao finalizará su historia como jugador a sus 37 años, son pocos los minutos que le quedan a La Leyenda como jugador profesional, pero su recorrido marcado por su esposa Laura y sus hijos, quedará siempre en el corazón del hincha rojo y el amante del buen fútbol. Con toda seguridad, cada vez que Mao tenga el balón durante sus últimos minutos en el terreno de juego, el corazón de todos tendrá la esperanza de que algo lindo va a pasar.

 

@camilopalacio

Crisis Poderosa

Crisis DIM
Crisis en el DIM

La pésima imagen del equipo le ha comenzado a pasar cuenta de cobro a hinchas, directivas, jugadores y cuerpo técnico.

Aunque no sea placentero reconocerlo, hay que aceptarlo para solucionarlo. El DIM está en crisis y son varias las razones.

La derrota el pasado sábado ante Tigres dejó clara una situación que era más que evidente, las pésimas decisiones administrativas en materia de contratación de jugadores y cuerpo técnico, y una pésima gestión del clima organizacional del equipo, han generado una crisis en el Poderoso que ha llegado al terreno de juego.

Continuar leyendo

Hinchas

Foto: Cultura DIM.

Def. De hinchar. Partidario entusiasta de alguien o algo, especialmente de un equipo deportivo (RAE, 2017).  

A los hinchas se nos hincha el corazón por un equipo de fútbol. Quizás, a los hinchas del Medellín se nos hinche aún más con cada penal errado, cada balón al palo, cada falta que no fue. Pero ser hincha, poco tiene que ver con lo que pasa en 90 minutos de juego.

Continuar leyendo