El arte de la amistad, o la importancia de escoger los amigos.

kids-71716_960_720

Yo creo que la amistad es un arte, y debo estar consciente al momento de escoger los amigos.

Para mí, esta conciencia de la amistad surge a partir de un paseo que hice este año a Capurganá.

Todo comienza cuando estoy en la fila para el chequeo frente al mostrador de la aerolínea, y esta se torna curiosa, ya que a cada pasajero le montan con maleta y todo en la báscula, para certificar que nuestro peso no exceda la capacidad de la nave, debido a que lleva la gasolina precisa para el regreso. Miro alrededor y calculo, que más de uno de mis compañeros de viaje, es tan “gordito” como yo, pues acabo de pesar cien kilos con maleta y quedo inquieto con el peso de los demás. Entonces, desde ese momento, hay una curiosa solidaridad debido a que no me siento el único.

Luego al llegar a nuestro destino, nos transportan en una moto acondicionada para llevar carga y los kilos nuevamente vuelven a ser protagonistas. Y mis compañeros de viaje, “peso pesado” incluyéndome, reímos de las circunstancias que, incluso van a ser motivo de angustia, al momento de regresar al avión, porque debido a la alimentación exuberante, pesaremos diez libras más de lo permitido y posiblemente no nos autoricen el abordaje.

En la noche, coincidimos en un evento de karaoke, cantamos, conversamos y compartimos la mesa y los paseos de los días siguientes y así comienza a fortalecerse un lazo de amistad con personalidades diferentes, ricas y maravillosas, donde hablamos de todos los temas y de Cali, New York, Medellín, Orlando y de nuestras familias y estilos de vida.

En ese momento percibo algo especial, y está asociado con el gusto que siento por la diversidad cultural, y las diferencias en las costumbres, y donde en el fondo de su corazón, la persona es la misma en cualquier lugar del mundo y confirmo que el amor, el respeto, la ternura y la camaradería son los denominadores comunes y entonces me doy cuenta de que tengo nuevos amigos.

Por esto estoy de acuerdo con la afirmación que dice que los amigos son los hermanos que uno escoge. Con una relativa ventaja y es que los amigos no son impuestos, como los hermanos, sino que son el resultado de la selección que hago, en primer lugar, desde la afinidad, y luego por la capacidad que tienen ellos de hacerme crecer como persona y de confrontarme con mi propia realidad, porque gracias a la convivencia con los demás, es donde mejor me puedo conocer.

Recuerdo la frase del abuelo Francisco, cuando en su forma de hablar pausada decía: - “al amigo bueno, como al caballo bueno, no se le cansan”- y es que sostener una amistad es un arte que invita a desarrollar destrezas como: la escucha, la tolerancia, el respeto, la responsabilidad, el compromiso, la paciencia y el amor incondicional.

La amistad hay que cultivarla, para estrechar los lazos afectivos, cuando demostramos preocupación genuina por el otro, quien, a su vez, también se preocupa por mí y mi bienestar.

Mi padre solía decir: “…hijo, es mejor tener amigos que plata”. Ahora percibo esta realidad, porque no es necesario el dinero, para pasarla bien, y si hace falta, ahí están los amigos que te pueden dar la mano, como sucede en algunos paseos, donde el esfuerzo cooperativo es lo más importante y entre todos, se asumen gastos y compromisos.

De otro lado concluyo que, quienes creen que con la plata pueden comprar amigos…tal vez consiguen “compañías temporales”, debido a que estos oportunistas, te acompañan mientras haya dinero.

Yo creo que es importante escoger los amigos y cuando encuentro uno verdadero, lo veo como un regalo maravilloso de la vida, porque puedo desarrollar la generosidad, en virtud de la elección que he hecho…ser amigo, para enriquecer mi espíritu, con los dones de su amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>