La importancia de la tarea pendiente

buddhism-1822518_960_720
Yo creo que tener una tarea pendiente o en otras palabras estar ocupado en un asunto por hacer, es una buena manera de encontrarle sentido a la vida, precisamente por la meta y por el proceso mismo de alcanzar dicho objetivo.

Por ejemplo, cuando emprendo la tarea de ahorrar frente a la pregunta ¿para qué ahorro?

Entonces la respuesta precisa aparece en forma de circunstancia grave o generosa, porque así es la gramática de la vida; se ahorra, como una manera de paliar la incertidumbre que produce el futuro y la necesidad de tener algo de control sobre él.

Así como cuando invertimos en un proyecto habitacional, ya por negocio o como lugar de vivienda, o planeamos unas vacaciones, desde la ilusión del viaje añorado a tierras lejanas que están más allá de diez horas de vuelo, o cuando queremos cambiar de muebles o hacerle mejoras a la casa…todo ello trabajando sobre la construcción hipotética de futuro, que se confecciona a partir de la tarea que hago hoy.

Es muy importante tener tareas pendientes, con vistas a lo porvenir. Hacer ejercicio, estudiar, comer en forma saludable, pedir perdón, abrazar y decirles a otros las palabras de aliento que están esperando, producir la llamada telefónica que les devuelve el alma a los seres queridos y que les recuerda lo importantes que son.

¿Qué tareas estoy haciendo mientras muero?

Al hacer balance en este período que termina, reconozco que tengo muchas tareas pendientes para el año que comienza:

Reconciliarme conmigo mismo, es decir…Perdonarme.

Darme regalos con mayor frecuencia.

Llamar a mis amigos para facilitar el encuentro.

Abrazar más a mis seres queridos, mientras les digo que los amo.

Viajar y a partir de ello, encontrarme conmigo mismo.

Alimentarme mejor.

Hacer ejercicio adecuado para mi edad y mi capacidad física.

Estudiar con profundidad, lo que me gusta y me apasiona, como por ejemplo aprender otro idioma.

Sacar más tiempo para el descanso y la meditación.

Hacer nuevas y diferentes actividades muy bien remuneradas.

Yo creo que mi pasado ya ocurrió y que mi futuro está en construcción desde la actividad presente, gracias al conjunto de tareas pendientes que al ejecutarlas van haciéndole el quite prematuro a la parca.

Entonces este tiempo que me regala el Universo, es perfecto para hacer las tareas pendientes con plena conciencia de su significado, con la intencionalidad de dejar huella, para proyectar el futuro, con la certeza de que mi paso por la tierra tiene propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>