Sanar recuerdos…

Yo creo que es posible sanar recuerdos; como también creo que nos hacemos mucho daño con cierto tipo de recuerdos.

Así como creo que la memoria tiene la posibilidad infinita de confrontarnos con la nostalgia, o de llevarnos a lugares conocidos, donde el dolor habita.

Creo que el recuerdo y la memoria posibilitan destinos colmados de fe y esperanza, cuando por fin hemos decidido superar el tiempo de la autocompasión, para sumergirnos completamente en el océano del mañana optimista,  que generoso nos regala la oportunidad de un nuevo amanecer.

Quedarse en los recuerdos, es anclarse en el pasado; mientras que sanarlos, significa libertad inmediata para seguir adelante.

Porque olvidar el agravio, es la condición sine qua non para crecer como persona.

El problema está en el ego, que se resiste y que encuentra en la memoria la mejor manera de existir y por supuesto, la mejor disculpa para sufrir.

Me declaro a partir de hoy, selector de mis propios recuerdos, para disfrutar de los “buenos” y de paso, eliminar los “malos” o al menos sanar aquellos que todavía perturban mi alma como asunto inconcluso.

6 comments

  1. Maria Luisa Acevedo   •  

    Muy bello el acto de sanar recuerdos. Muy bello su articulo. Una manera efectiva de sanar recuerdos dolorosos, es seleccionar vivir en el presente solamente, en donde solo tenemos el aquí y el ahora para vivir. No hay ni futuro ni pasado, solo el ahora. No hay recuerdos dolorosos porque si son recuerdos, son del pasado. Uno no puede recordar el presente sinó vivirlo como dice Osho, el gran maestro Indu. La disciplina del Zen bien lo enseña. Seguirle la pista a nuestros pensamientos presentes nos lleva a vivir en un eterno ahora. Es aqui y ahora que puedo cambiar mi vida y como usted dice, olvidar el agravio es crecer como persona. Si vivo en el presente, no tengo ni siquiera que olvidar agravios, porque no los recuerdo… y si el agravio es presente, lo mando al pasado….que les parece la formula?

    ***************************************************************************
    María Luisa, lo que propones, es una bella fórmula que requiere un corazón amoroso dispuesto a crecer desde la humildad y asumiendo la realidad del eterno presente. Gracias por tu luz

    Juan

  2. Federico Restrepo L.   •  

    Hace poco discutíamos unos empresarios acerca de si es posible olvidar. Concluimos que no es posible olvidar del todo, sino olvidar menos. pasamos a ver si era posible perdonar y coincidimos que sí era posible. Se trajo a colación una anécdota de un tipo que dijo: “yo sí le perdono pero mato a ese H.P.”

    **************************************************************************

    El rencor es un veneno que mana del ego, sobre todo cuando se trata de justificar un “sincericidio”
    Juan

  3. Adelaida Bustamante E.   •  

    Me parece un excelente artículo, además para compartirlo con las personas que queremos. Yo por ejemplo,tengo un lema o una filosofía de vida ( si es que así puede llamársele): “uno empieza fingiendo y termina sintieno”, a mi me ha dado resultado, y la verdad hasta los episodios malos y dolorosos termino olvidándolos.
    Gracias por brindarnos la oprotunidad de contar con lecturas tan interesantes.

    **************************************************************************
    Gracias a tí por tus comentarios… Está como el chiste de la terapia sexual…. dice ella, luego del tratamiento…. el trata…. yo miento Juan

  4. Myriam de santamaria   •  

    Va muy ligado al perdon, si perdonamos,entonces olvidamos o recordamos sin rencor, y se siente una paz infinita, por lo menos en mi caso. Gracias por este tema tan valioso

    **************************************************************************
    La paz, también es un regalo de la madurez. Juan

  5. liliana   •  

    no he podido dar con la fórmula para sanar la pérdida de un hermano asesinado, no me importan sus asesinos, no pienso en ellos, me hace falta mi hermano, su llamada, su objetividad, su sinceridad, su madurez pienso en él con tristeza de mi misma, de no tenerlo, de no escucharlo, siento mucha nostalgia de que mi hija q era su ahijada no lo haya podido conocer ni disfrutar.
    Han pasado 7 años… 7 largos años sin él.

    *********************************************************************
    Cuando dices “me hace falta”, es porque tu creas la falta. Tu abres el espacio para que se sienta vacío. Las personas cumplen misiones en nuestras vidas y lo normal es que se vayan en cualquier momento. Hay que dejarlos partir con amor y agradecimiento; y no sentir que has perdido. Mas bien ganado. Han pasado 7 años maravillosos donde pudiste haber aprendido lo que puedes hacer sin él
    Juan

  6. luz aneira sanchez   •  

    profe pero aveces es muy dificil sanarlos, aunque luchemos contra ellos, y eso lastima….. pero aveces son muy fuertes.

    *********************************************************************

    Querer sufrir con el pasado… es una elección, una decisión y se puede decidir lo contrario. Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>