¿Soy competente?

meditation-1794292_960_720

Yo creo que existe diferencia entre ser competente y ser competitivo. Mientras que el primero se refiere a ser capaz desde el talento y la suma de habilidades, logradas a pulso y fruto del esfuerzo sostenido, el otro está asociado al proceso de vencer, midiendo fuerzas con un oponente para determinar quién es mejor, incluyendo la posible trampa que se haya maquinado para alcanzar la meta; pues para estos individuos, lo importante es llegar primero, no importa si se ha alcanzado, utilizando métodos fraudulentos.

Ahora, la pregunta fundamental es: ¿estoy diseñado para ser competente? o para ¿pasarme la vida luchando por demostrar que soy el mejor?

Pienso que ser competente pertenece al proceso del Yo, mientras que ser competitivo tiene más relación con el Ego.

En una sociedad donde la gran meta soñada es llegar primero, pasando por encima de los demás, se premia la solitaria faena de alcanzar la cima, para luego caer en las profundidades de la depresión, por estar rodeado de aduladores, que sólo acompañan en momentos de triunfo.

Mientras que, si he sido educado para el trabajo en equipo, el logro compartido se hace más placentero y beneficioso, porque las mieles del triunfo se disfrutan en la compañía de aquellos quienes, de manera incondicional, me rodean en los momentos de éxito y principalmente en los de fracaso.

Por lo tanto, es preferible acompañarme de personas competentes, por la manera como hacen su trabajo, caracterizadas por su efectividad, evidente en la eficiencia y eficacia de sus acciones, y porque, además, percibo la generosidad de su abrazo, guiada por la serena compresión de su corazón.

Recuerdo la comprometedora oración de San Francisco de Asís, quien, hablando con el Creador del Universo, le pide que le haga un instrumento de Su paz:

Me permito retomar sus palabras para presentarlas de este modo para mi proyecto:

Que donde se presente el odio, yo sea amor.

Que donde se encuentre la ofensa, yo practique el perdón.

Que donde exista la discordia, yo proponga unión.

Que donde pueda existir una mentira, yo pueda mostrar verdad.

Que donde la duda lo cubra todo, yo viva la Fe.

Que donde cunda la desesperación, yo plantee la esperanza.

Que donde las tinieblas asusten, yo encienda la luz.

Que donde la tristeza reine, yo muestre la opción de la alegría.

Yo creo que en este año me propongo ser competente, no ya para medirme ni compararme con otros, sino para competir con mi propio Yo, en un plan de mejoramiento continuo que garantice que estoy trabajando en la mejor versión de mí mismo; tal vez no, para ser aplaudido como el mejor trabajador por mis logros profesionales, sino como la mejor persona, porque puedo tocar el corazón desde la compasión y dejar huella significativa en sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>