Las curiosas leyes que rigen la abundancia del dinero.

money-2724241_960_720Yo creo que el dinero y el tiempo obedecen a las mismas leyes.

En estos días, me encontraba sumido en el vacío fértil de la meditación, preguntándome si la fortuna económica era importante para el logro de metas y objetivos.

Para un académico como yo, el poder está en el conocimiento, sin embargo, observando el mundo real, descubro, confirmando mi sospecha, que lo rige el poder del dinero. De nada sirve saber mucho, si no ejecuto acciones productivas, desde el conocimiento para que se conviertan en dinero. El Universo no premia el pensamiento, premia la acción.

El arte de ganar de dinero se ejercita en un determinado tiempo que nos regala la vida.

Ambos están ahí, fluyen para todos, pero no todo el tiempo. Es decir, tienen sus momentos de abundancia y otros de escasez. Así para el tiempo y el dinero, existen cuatro leyes que, de saberlas manejar y aplicar adecuadamente, pueden representar excelentes beneficios.

Las cuatro leyes son: Ganar, Gastar, Ahorrar e Invertir dinero.

Hay muchas formas de ganar dinero y dependen de nuestra creatividad, capacidad ejecutiva, asertividad, personalidad y condiciones del mercado entre otras. Pero para la mayoría de los profesionales, el paradigma es muy fuerte, porque fuimos programados para producir dinero sólo a partir de la profesión misma. Cualquier salida de la cuadrícula significa traición a lo estudiado en la academia y golpe certero al ego, si estoy dedicado a producir dinero fuera de la profesión.

El dinero tiene una gramática muy diferente a la que se ventila en los doctorados versus el lenguaje económico que si es muy generoso y abundante en la plaza de mercado.

Yo creo que en los claustros universitarios y en las aulas de clase estamos perdiendo tiempo negando la importancia del dinero y su poder, en el mismo conocimiento. Sin financiación no hay investigación y sin investigación no hay conocimiento que se pueda construir.

Desde la casa y el colegio debemos prepararnos para el mercado. Acción fundamental cuando sabemos que en estos tiempos, el dinero está ahí, a nuestra disposición, lo importante es saber generarlo.

Así como es obligatoria la disciplina para saber gastarlo, ahorrarlo e invertirlo para la vejez, pues cuando no se tiene capacidad de trabajo, el dinero debe trabajar para nosotros en forma de inversión rentable.

Pienso que aprender las leyes de la oferta y la demanda, lectura de mercados, así como ver oportunidades de negocio y crear empresas productivas y exitosas, no pueden ser temas exclusivos de las escuelas de finanzas, sino reflexiones prácticas que atraviesen todas las formaciones profesionales, pues al fin y al cabo el servicio que se presta profesionalmente tiene valor y éste mueve la economía.

Yo creo que, cuando me percibo generoso, todo fluye como debe fluir, porque conozco las curiosas leyes que rigen la abundancia del dinero y las aplico en cada momento con la certeza de que el Universo tiene mucho para mi.

Las preguntas del niño

kids-1508121_960_720


Yo creo que no hay nada tan fascinante como las preguntas de un niño; sobre todo, si están salpicadas por la ingenuidad fantasiosa que todo lo puede y todo lo logra, con solo imaginarlo. Continuar leyendo

Ser atractivo…

Yo creo que ser atractivo es algo muy distinto, en relación con lo que nos vende la publicidad.

Preguntaron en una investigación, ¿qué era lo que las personas consideraban atractivo? Las respuestas variadas y diferentes giraban en torno a percepciones de la armonía física y las cualidades de la personalidad. Incluso afirmaban que por supuesto el dinero facilitaba el atractivo, con todo lo que ello significa.

 

Entonces me di cuenta de que en materia de atractivo el problema es perceptual; todo depende del cristal a través del cual se mira.

 

En ese orden de ideas, nada ni nadie es atractivo por sí mismo, sino que depende del criterio de quien percibe.

 

Si yo respondiera la pregunta, diría: ser atractivo se parece más, al reflejo exterior del fondo de tu ser… cuando brilla con toda plenitud, la alegría de tu alma.

 

Para algunos, la simetría es la obsesión… procurando buscar en el exterior, lo que se ha perdido en el interior. Lo rico, creo yo, es la congruencia entre lo que pienso, digo y actúo; ahí es donde está el equilibrio.

 

De nada sirve un cuerpo “perfecto”, sin el complemento de una mente brillante y un corazón hermoso.

 

Yo creo que el atractivo está en una conversación animada y llena de recursos. En la posibilidad de controvertir, respetando la palabra del otro y sobre todo, permitiendo el libre fluir de su ser… desde el respeto.

 

Percibo que el atractivo está, en la sonrisa franca de quien habla de frente.

 

Creo que el atractivo está en la manera optimista como se ve el mundo, a pesar de las cotidianas dificultades del día a día.

 

Y creo que el atractivo está en la posibilidad de ser uno mismo.

 

La belleza pasa, cambia, se transforma… el ser todos los días se puede reinventar.

 

El atractivo tiene que ver con el magnetismo…y algunas personas podemos desarrollarlo, cambiando de actitud.