Calidad del agua, principal reto que tiene El Quimbo

  • La hidroeléctrica El Quimbo comenzó a construirse en 2008 y entró en operaciones a mediados de 2015, gracias a un decreto expedido por el Gobierno Nacional. FOTO colprensa
    La hidroeléctrica El Quimbo comenzó a construirse en 2008 y entró en operaciones a mediados de 2015, gracias a un decreto expedido por el Gobierno Nacional. FOTO colprensa
Publicado el 13 de enero de 2016

En las 48 horas de operación que cumplió la hidroeléctrica El Quimbo se ha presentado una preocupación por la calidad del agua que se está vertiendo desde la represa hacia el embalse de Betania. Según los pescadores de la zona, el agua no contiene el oxígeno suficiente y los peces se están muriendo. La Asociación de Piscicultores del Huila, Asopishuila, calcula pérdidas por 200.000 millones de pesos anuales si la calidad del agua no mejora.

“La mortandad ha aumentado especialmente en la parte alta del embalse, donde llega el agua de El Quimbo. Hemos notado que ha aumentado la acidez del agua y los niveles de oxígeno también”, dijo Juan Manuel Gutiérrez, representante de Asopishuila. Las 74 empresas que se dedican a la producción piscícola en el embalse de Betania han reportado pérdidas del 70 por ciento.

La situación descrita por los pescadores difiere radicalmente de la que ha reportado Emgesa, empresa operadora de la hidroeléctrica. “Hasta el momento no ha habido mortandad de peces. Los resultados de las mediciones que se vienen realizando por parte de Emgesa no reflejan ninguna cifra o alerta que lleve a pensar que se puedan presentar situaciones de mortandad o enfermedades en el Embalse de Betania”, dijeron voceros de la compañía.

La posición de Emgesa está respaldada por el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo. “La situación no corresponde a lo que se está planteando, no hay una evidencia hoy real y concreta de que en Betania exista mortandad de peces diferentes a los que históricamente en esta época suceden”, dijo el funcionario.

Con oxígeno

Según Emgesa, los niveles de oxígeno del agua que está ingresando a Betania están por encima de los 4 miligramos por litro, cifra admisible por la legislación ambiental. En relación al PH del agua, la compañía señaló que “se encuentra dentro de los valores estándares, entre 6 y 9, sin cambio en los niveles”. Otra preocupación de los habitantes ha sido la emisión de malos olores. La firma admite que existen pero “en niveles muy bajos. No representan ninguna afectación para los habitantes de la zona”.

Los alcaldes de los municipios afectados por la hidroeléctrica (Gigante, Garzón, Altamira, Paicol, El Agrado y Tesalia) se reunieron con el ministro de Ambiente para analizar la descarga de agua que se está presentando con la reapertura de El Quimbo. En el reporte de Emgesa del lunes 11 de enero aparece que se recolectaron 23 peces muertos, equivalentes a 46 gramos. Este hallazgo, dice la compañía, no presenta mayor afectación: “Los peces muertos corresponden a la especie sardina, con una longitud promedio entre 2 y 9 centímetros”.

El profesor Santiago Duque, experto en recursos hídricos de la Universidad Nacional, señala que el agua, saliendo de El Quimbo a una velocidad de 40 metros cúbicos por segundo, “generará muchos problemas”. Sin embargo, esto no quiere decir que el embalse de Betania se esté viendo afectado necesariamente por el agua que sale de El Quimbo: “Betania tiene una capa superior cálida que está sobre la capa profunda y fría. Cuando el río Magdalena entra a Betania trata de encontrar su densidad, que está a 15 metros de profundidad. Es decir que no afecta directamente las capas superiores. El brazo de 15 kilómetros del río Magdalena es un hilo de agua en comparación con la cantidad de metros cúbicos que tiene el embalse de Betania”

Entretanto, el gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, prometió crear una auditoría pública para que “expertos y técnicos realmente nos digan si se están cumpliendo las compensaciones sociales ambientales y legales a las que el Huila tiene derecho”.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? aumentarán niveles del río

El director ejecutivo de Cormagdalena, capitán Luis Álvaro Mendoza, señaló que con la reapertura de El Quimbo se presentará un aumento en los niveles del río Magdalena. “Los cambios en el nivel del agua no son inmediatos”, dijo. Según los cálculos de la entidad, en un lapso de cinco días se comenzará a notar el cambio en los niveles del embalse. Si el Quimbo libera 100 metros cúbicos de agua por segundo, el nivel del río aumentaría 26 centímetros, señaló el capitán.

Santiago Valenzuela

Reportero. Creo, como Rainer Werner Fassbinder , que “ lo que no podemos cambiar, debemos al menos describirlo”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección