Turnitin, el software que descubre a los estudiantes que plagian

  • FOTO Robinson Sáenz
    FOTO Robinson Sáenz
La República | Publicado el 19 de abril de 2016

¿Murió la originalidad? Todo tiende a repetirse, imitarse, copiarse y reproducirse, pero ¿se pueden robar las ideas? Hoy, la oportunidad de acceder a toda la información a un par de clics ha permitido acrecentar el ‘secuestro’ de palabras, sobre todo, en el ámbito académico donde los docentes deben lidiar a diario por descubrir el plagio de sus alumnos.

Para cazar el fusilamiento de textos, las instituciones educativas se valen cada vez más de herramientas tecnológicas como Turnitin, un sencillo software que permite detectar el plagio de los estudiantes más ‘avispados’ en las aulas.

Turnitin, utilizado por más de 15.000 instituciones en 140 países, verifica la originalidad de los trabajos escolares a través de una amplia base de datos conformada por más de 300 millones de documentos archivados, 110.000 publicaciones académicas y 45.000 millones de páginas web rastreadas.

Con esta sencilla herramienta los maestros simplemente deben copiar un fragmento del trabajo de su estudiante y el programa lo contrasta con la base de datos y muestra el porcentaje de plagio del documento.

Según un estudio de esta empresa californiana, más de 23.000 trabajos analizados en México, Brasil, Colombia y Perú tuvieron más de 50% de contenido no original en el curso académico 2013-2014.

Desde hace más de 15 años, entidades colombianas como la Universidad Sergio Arboleda utilizan este software con el fin de crear una cultura de respeto hacia los derechos de autor.

En lo que va de año, esta institución ya ha cazado 28 trabajos con dudosa originalidad de un total de 984 analizados, debido a Turnitin.

“Actualmente están registrados 70 profesores y 570 estudiantes. El uso de la herramienta es muy habitual, sobre todo, en proyectos de investigación o en trabajos de grado”, explicó Yesenia Yusty, ingeniera de sistemas de la Universidad Sergio Arboleda.

Para Carlos Arias, docente de la maestría de comunicación política de la Universidad Externado, el plagio obedece a la carencia de educación en ética y valores que está abocada a un comportamiento cultural en el que impera el facilísimo, es decir, que todo lo que requiera un mayor esfuerzo es evitado.

“Se buscan rutas y atajos íntimamente ligados con las dinámicas sociales y patrones de interacción social de la posmodernidad, que advierte un individuo hedonista”, apuntó Arias.

Y es que con el creciente acceso a la red han aumentado las prácticas fraudulentas del ‘copy & paste’ en aquellos que quieren ahorrarse tiempo y esfuerzo. No obstante, el mismo uso de internet facilita la identificación posterior del fraude de modo que las instituciones deben ir a la vanguardia para controlarlo.

En opinión de Fernando Laverde, rector de la Fundación Universitaria del Área Andina, las causas del plagio son el desconocimiento y el mal uso de las normas que orientan la presentación de los trabajos. “Esta práctica no es solo copiar y pegar, porque también se trata de tomar ideas a las que les hagan leves cambios de orden, pero sin reflexión, análisis ni producción propia. Muchas veces el estudiante no logra dimensionar el alcance negativo de estas prácticas”, manifestó Laverde.

Para combatir esta problemática, las entidades elaboran códigos de ética que les permiten prevenir y educar a toda la comunidad. Pero lo más importante es “concienciar a los alumnos sobre el valor de la producción intelectual y las posibles implicaciones del plagio”, añadió Laverde.

En Colombia, estas prácticas fraudulentas están sancionadas penalmente. Según Pablo Andrés Delgado, especialista de propiedad intelectual de la Universidad Externado, tal comportamiento se adecua a una conducta determinada como violación de los derechos morales de autor, que se establece en el artículo 270 del Código Penal y que consagra una pena de prisión de 32 a 90 meses y una multa de entre 26,66 hasta 300 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

“Las instituciones deben adoptar políticas para sancionar dicha conducta, que busquen formar integralmente y con sentido ético a sus futuros profesionales”, culminó.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección