Invías no prorrogó contrato del túnel de la Línea

  • FOTO COLPRENSA
    FOTO COLPRENSA
Colprensa | Publicado el 01 de diciembre de 2016

El Instituto Nacional de Vías (Invias) decidió no prorrogar más el contrato para la terminación del megaproyecto del Túnel de la Línea, y anunció la apertura de una nueva licitación a partir del próximo 6 de diciembre para la culminación del 12% restante.

El anunció lo hizo el director de la entidad, Carlos García Montes, al acoger en su totalidad el concepto del Comité de Adiciones y Prórrogas del Invías, tras advertir que “este proyecto ha expirado en su plazo”.

La recomendación de ese Comité dice: “El Comité de Adiciones y Prórrogas del Invías recomendó al Director de la entidad abstenerse de conceder la prórroga solicitada por considerar que las condiciones de ejecución del contrato son críticas... los recursos a los que pudiera tener reconocimiento el contratista son insuficientes para terminar ese 12%, generando un riesgo mayor”.

Y agrega el concepto que “tales circunstancias representan un estado crítico injustificado y riesgoso para la entidad en términos de avance físico, de inversión y de ejecución, dada la importancia y magnitud del proyecto en términos de activos y en beneficios de operación vehicular”.

El funcionario dijo que para garantizar la terminación de las obras se abrirá una nueva licitación desde el 6 de diciembre próximo el cual debe estar adjudicado en el primer trimestre de 2017, para que la obra esté completamente terminada y en operación a más tardar en el primer semestre de 2018.

El valor de la nueva licitación será de 200.000 millones de pesos, y aunque legalmente el actual contratista y ejecutor del proyecto, Carlos Collins, podría volver a presentarse García Montes dijo que “ojalá no participe en esta licitación” porque “ni los recursos le alcanzarían -para terminar la obra- entre otras cosas porque el incumplimiento fue por su dependencia total de los recursos que gira el Invías”.

A Collins ya se le habían entregado el 98% de los recursos cuando las obras iban en 70%.

“Lo que se viene es la declaratoria de terminación del contrato, la evaluación del incumplimiento y la aplicación de la póliza de incumplimiento, y si los valores de la garantía no cubren los perjuicios a la Nación, pues comenzará el proceso de aplicación de la cláusula penal pecuniaria”, explicó García Montes.

Este contrato se hizo bajo la modalidad de precio global fijo y sin ajuste, lo que le quedaba para girarle, cerca de 40 mil millones, no le alcanzaba para terminarlo, ni siquiera en siete meses de prórroga, uno o dos años.

Cuatro prórrogas

La Unión Temporal Segundo Centenario, que lidera el empresario Carlos Collins, ganó en 2008 la licitación para la construcción del megaproyecto de construcción del Túnel de la Línea, un complejo de túneles y puentes que atraviesa la Cordillera Central para unir a los departamentos de Tolima y Quindío y que tuvo un costo inicial de 629.000 millones de pesos.

Se trata de un túnel principal de 8,6 km, de doble calzada con longitud aproximada de 18,3 km, 20 túneles cortos adicionales y 24 puentes, y que a hoy está ejecutada en el 88%.

El contrato tuvo un plazo de ocho meses para preconstrucción, 45 meses más para la construcción y 24 adicionales para la etapa de operación. Sin embargo, al contratista le fueron aprobadas cuatro prórrogas, así:

La primera, en 2012 por cuatro meses; la segunda, ese mismo año por tres meses; la tercera por doce meses en 2013, y la cuarta, de otros 20 meses, en 2015.

La obra debía ser entregada el pasado 30 de noviembre pero con diversos argumentos el contratista solicitó una nueva prórroga por siete meses que fue negada por el Invias.

El director de la entidad explicó que el proceso de caducidad del contrato comenzó hace 20 meses por dificultades en la etapa de construcción que debía culminar este 30 de noviembre.

“Este contrato ha tenido muchos riesgos y dificultades, cuatro incumplimientos, dos con resolución de fallo sancionatorio en primera instancia, muchísimas inconformidades de campo por parte del contratista y hoy con más de 400 inconformidades pendientes de parte del interventor”, explicó García Montes.

Dijo que a la fecha al contratista se le han impuesto sanciones por $3640 millones por incumplimientos; otras por $17.374 millones por incumplimiento de obligaciones ambientales; $3102 millones por incumplir nichos de parqueo y sistemas de drenaje y seguridad, además de otra por $313 millones por no reforestación. A eso se agrega que el contratista ha tenido embargos por $15.143 millones.

Para el director del Instituto Nacional de Vías, “es improcedente una quinta prórroga”, por ello se declaró la caducidad del contrato y se procedió a abrir una nueva licitación para terminar el 12% restante.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección