Lista la máquina del Acuerdo de paz, pero falta echarla a andar

  • Una guerrillera con su bebé en la Zona Veredal de Carrizal, en Remedios, donde están las Farc hasta que retomen su vida civil y, para eso, son claves los decretos presidenciales. FOTO Jaime Pérez
    Una guerrillera con su bebé en la Zona Veredal de Carrizal, en Remedios, donde están las Farc hasta que retomen su vida civil y, para eso, son claves los decretos presidenciales. FOTO Jaime Pérez
Por Julián Amorocho Becerra | Publicado el 31 de mayo de 2017
en definitiva

La Corte Constitucional y el Congreso definirán si los 34 decretos firmados por el presidente para la implementación logran salir sin mayores modificaciones, en un ambiente polarizado.

Faltando horas para que se le terminaran sus facultades especiales, el presidente, Juan Manuel Santos, apretó el acelerador a fondo y firmó 34 decretos con fuerza de ley, destinados a implementar lo acordado para el tránsito de las Farc a la vida civil y política.

Dentro de este paquete se destacan cambios sustanciales para la Fiscalía con miras al posconflicto, garantías para la participación en política de la guerrilla, acceso al fondo de tierras para las víctimas, suspensión de órdenes de captura de algunos guerrilleros y el mecanismo para que las Farc hagan un inventario de sus bienes. En términos generales, se trata de la maquinaria que garantizaría que los guerrilleros logren dar sus primeros pasos en la vida civil.

“Vamos a cumplir lo acordado. Los invito a atender el llamado de la reconciliación”, expresó el presidente, al sustentar lo que firmó.

Sin embargo, para el politólogo y exasesor de la Oficina de Paz de la Presidencia de la República, Rubén Sánchez, “da la impresión que el presidente decidió firmar a toda marcha y, eso, en el clima político del país que está demasiado polarizado, puede ser un arma de doble filo”. Es de anotar que Santos firmó cerca de 20 decretos en un solo día.

El experto aseveró que con los últimos actos, el mandatario estaría intentando presionar para que se acelere la implementación de Acuerdo.

“Hay un retraso muy grande en el calendario general”, consideró Sánchez, “está atropellando los plazos un poquito, especialmente después del fallo de la Corte frente a la influencia del Congreso en la aprobación de artículos”.

Estos son algunos de los puntos en los que se centrará el debate en próximos días:

Beneficios para las Farc
Uno de los decretos genera la asignación de un beneficio económico que se otorga a cada uno de los integrantes de las Farc una vez finalizadas las Zonas Veredales Transitorias de Normalización.

“Este beneficio tiene como objeto principal la estabilización y la reincorporación a la vida”, dice el documento.

Consiste en dos millones de pesos que se entregan a los guerrilleros solo una vez al comienzo de su reincorporación. A eso se suma una renta básica, durante dos años, del 90 % del salario mínimo mensual legal vigente (hoy $663.945) para los cerca de 7.000 excombatientes.

Por otra parte, se ejecutarán anualmente programas de formación, capacitación y de desarrollo con enfoque territorial para quienes salgan de la vida armada. A eso se le suma una inversión cercana a los 54.000 millones de pesos para proyectos productivos.

Asimismo, otros dos decretos contemplan modificaciones en instituciones como la Agencia Colombiana para la Reintegración y el Instituto de Bienestar Familiar para ajustarse al acuerdo.

Cambios en la justicia
La Fiscalía General de la Nación cambiará para ajustarse a las metas del Acuerdo de paz. Uno de los decretos firmados por Santos creará la Unidad Especial de Investigación para el desmantelamiento de las organizaciones criminales, que atenten contra defensores de derechos humanos.

Por otra parte, se creará el Sistema Integral de Seguridad para el Ejercicio de la Política con el que se darán garantías para quienes salgan de las Farc y decidan hacer parte del mundo de la política.

Distintas instituciones se crearán, de acuerdo con la decisión presidencial como el Consejo Nacional de Reincorporación y la Comisión para el esclarecimiento de la Verdad.

Tenencia de tierras
También está en los decretos, que las Farc tendrán que elaborar un inventario definitivo de sus bienes y activos. Cuando lo tengan listo, este será entregado a la Misión de las Naciones Unidas y al Mecanismo de Monitoreo y Verificación, quienes deberán pasarlo al Gobierno, que los destinará para la reparación de las víctimas del conflicto.

No obstante, para el politólogo Rubén Sánchez, no queda claro en ninguno de los decretos cómo se hará la verificación que impida que las Farc oculten bienes a través de estrategias como el testaferrato.

En paralelo, queda lista la creación del Fondo Nacional de Tierras, que estará conformado por terrenos baldíos, de extinción de dominio -cuando estén vinculados a la ejecución de delitos de narcotráfico- y otros que se puedan comprar. Este fondo tendrá como prioridad devolverle la tierra a campesinos y asociaciones de productores rurales, que no tengan o les falten predios.

Los cálculos originales del Gobierno hablan de una distribución de 3 millones de hectáreas para unas 800.000 víctimas.

Decretos trabados
Es de anotar que la Corte Constitucional hará su trabajo y revisará jurídicamente el paquete firmado por Santos. Como antecedente queda que ya ha tumbado decretos, como el que dejaba a la Agencia para la Renovación del Territorio en control de la Presidencia. Así como otro que permitía la contratación directa de erradicadores de cultivos ilícitos por parte de la Policía.

También la Corte ha condicionado otros temas, como la creación de la Comisión Nacional de Garantías ( para desmantelar organizaciones que atenten contra defensores de derechos humanos) y el decreto que destina saldos del Fondo Nacional de Regalías que no están comprometidos para la implementación del Acuerdo.

¿Cuánto costaría?
Aunque el Gobierno Nacional no ha dado cifras de cuánto podría costar la ejecución de estos decretos, Alfredo Ramos Maya, senador del Centro Democrático y opositor del proceso, anticipó que este paquete de medidas le costará al país unos 208.000 millones de pesos durante los dos primeros años.

Contexto de la Noticia

OPINIóN Una hoja de ruta

Eduardo Álvarez Vanegas
Fundación Ideas para la Paz
Los decretos son importantes porque establecer una hoja de ruta y un marco de acción para algunos temas que estaban en el aire, pero no son la solución; son tan sólo una formalidad normativa. El foco son las capacidades reales con las que se cuentan y si hay los recursos para crear las que se requieren para convertir esos decretos en resultados tangibles. Por ejemplo, el de reincorporación llama la atención porque tiene un efecto nominal y uno práctico. El nominal: el cambio de nombre a la Agencia Colombiana para la Reintegración. Los prácticos: se subsumen las responsabilidades y funciones de la antigua ACR con un ingrediente nuevo que es la creación de la Unidad Técnica para la Reincorporación de las Farc, que se va a encargar de la reincorporación de las Farc con diálogo y direccionamiento estratégico.
Julián Amorocho Becerra

Periodista bumangués del área digital de El Colombiano. Busco historias que demuestren que la realidad siempre supera a la ficción.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección