Los puntos más polémicos del nuevo Código de Policía

  • FOTO Colprensa
    FOTO Colprensa
COLPRENSA | Publicado el 03 de junio de 2016

En el Congreso de la República ya se está terminando el que será el nuevo Código de Policía, que reemplazará al que se aplicaba desde hace 40 años. Con esta actualización se quiere reglamentar cuestiones que afectan la convivencia ciudadana y problemáticas que hasta el momento no estaban reglamentadas.

Por ahora son más de 240 artículos que tendrán un efecto importante en la cotidianidad de los colombianos y hay preocupaciones en torno a si todas las consecuencias se tuvieron previstas, más cuando en menos de 15 días los representantes de la Cámara de la Comisión Primera estudiaron y aprobaron en tercer debate la iniciativa; cuestión contraria a lo que pasó en el Senado, pues el proyecto estuvo allí por cerca de 21 meses.

Sin embargo, hay aspectos que se aprobaron con la salvedad de que serán revisados por los ponentes de la iniciativa para hacer la ponencia del cuarto y último debate.

Uno de esos aspectos se refiere exactamente al tema de las multas. En lo aprobado se contemplan cuatro tipos de multas que se impondrán según la categoría de la infracción. Estas van desde dos millones de pesos hasta los 22 millones.

También se revisarán los controles que tendrán los policías, pues según afirman, en el texto actual los agentes tienen la facultad de determinar si algo fue o no infracción y el ciudadano no tendrá muchas herramientas para refutar la decisión del uniformado.

Sobre ello el representante ponente, Rodrigo Lara, ha dicho: “Le hemos dado un papel muy importante a los personeros para que revise las actuaciones de la Policía en determinadas circunstancias, es decir, actividades de la Policía deberán ser en algunas ocasiones reportadas al Defensor del Pueblo y a los personeros municipales para que sea una especie de control civil”.

Y por último, además de algunos artículos que no fueron aprobados pero que también tienen la condición de ser revisados por los ponentes, estudiarán qué hacer con el material, las máquinas y todo lo que es incautado de la minería ilegal.

Los artículos polémicos

En el articulado aprobado en bloque por los congresistas permanece la posibilidad de que la Policía ingrese a un inmueble sin una orden escrita. Esto, si hay que socorrer a alguien que ha pedido auxilio; si hay que extinguir un incendio o remediar alguna inundación; si hay que “dar caza a un animal rabioso o feroz”; o cualquier otra situación en la que se requiere su ayuda.

Así mismo, se establece que la Policía podrá trasladar a personas en estado de indefensión, grave alteración de la conciencia, o bajo los efectos de sustancias psicoactivas o alcohólicas.

Les permite cerrar moteles o prostíbulos ubicados en las zonas residenciales; suspender fiestas o sellar de manera temporal establecimientos, e incluso establece que las autoridades podrán controlar en las salidas de las salas de cine que las personas que ven las películas cumplan con la clasificación de las cintas.

Con el nuevo Código, los policías podrán usar la fuerza como último recurso, ya sea por iniciativa propia o por petición de otra persona. Esto para casos en los que tienen que prevenir comportamientos contrarios a la ley, por si personas se niegan a cumplir las medidas correctivas o para defenderse o defender a alguien que esté en riesgo de ser afectado en su integridad.

También podrán usar “medios de apoyo de carácter técnico, tecnológico o de otra naturaleza, que estén a su alcance” para mantener la seguridad. Según lo aprobado, “de tratarse de medios de apoyo que puedan afectar físicamente a la persona, deberán ser usados bajo los criterios de necesidad, proporcionalidad y racionabilidad según las circunstancias específicas; su empleo se hará de manera temporal y solo para controlar a la persona”.

Y, junto a esas medidas, la Policía podrá pedir ayuda de los particulares, si está en riesgo la vida o integridad de una persona.

Los animales y los celulares

Sobre los celulares el Código establece que recibirán multas, amonestaciones o se harán decomisos a quien no registre su equipo con su IMEI (el sistema de registro de terminales móviles), quien tenga en su poder un celular con reporte de hurto o de pérdida, quien comercialice equipos sin la autorización del Ministerio de las TIC, así como quien permita, acepte o tolere las ventas de esos celulares sin autorización.

Y estipula que habrá correctivos para quien registre mal la información relacionada con las llamadas de los usuarios al reportar el hurto o pérdida de un celular.

Sobre los animales también se ponen reglas. Recibirá medidas correctivas quien abandone un animal a su suerte, quien lo prive de aire, la luz, alimento, espacio suficiente y demás condiciones que necesita para vivir.

El código establece la creación de un censo de caninos “especialmente peligrosos”, que será manejado por las alcaldías y en el que se tiene que consignar el nombre, la identificación, lugar de ubicación del propietario, descripciones del ejemplar para que sea identificado y el lugar de residencia del perro, y añadir algunos documentos. Y permite que en conjuntos residenciales se prohiba la pertenencia de estos animales.

Transporte masivo

En cuanto al transporte público, el Código establece la prohibición de vender bienes o servicios “durante la circulación del medio de transporte”; también pone multas a quienes impiden el ingreso o salida de mujeres embarazadas, adultos mayores, niños y personas con discapacidad; y a quienes transporten mascotas sin cumplir la reglamentación para hacerlo.

Podrán recibir amonestaciones o multas quienes no respetan las filas, las sillas preferenciales y no cedan el puesto a personas en condición vulnerable, así como quienes agredan, empujen o irrespeten a quienes se transportan en el medio.

Colarse como acción que merece multas también queda contemplado en el Código y todas las acciones que pongan en peligro la seguridad operacional de los medios de transporte.

A eso se suman correctivos para quien utilice un equipo de sonido a alto volumen que incomode a los pasajeros y en situaciones como esas, la Policía también podrá quitar el equipo, dado que lo pueden hacer porque se estarían incumpliendo las normas de convivencia.

El trabajo sexual

Lo aprobado por el momento también contempla el trabajo sexual y establece comportamientos que pueden llegar a significar multas o amonestaciones, tales como no tener todos los requisitos para los establecimientos en los que se ejerce esta labor, ofrecer el servicio fuera de las zonas horarias asignadas por las alcaldías o hacer exhibiciones en la vía pública.

Además, obliga a que las personas que se dedican al trabajo sexual porten el documento de identidad, usen medios de protección y a que colaboren con las autoridades sanitarias que hacen control y prevención de enfermedades de transmisión sexual.

Al Código le falta ahora pasar por la plenaria de Cámara de Representantes. Para el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía, el nuevo Código “es una herramienta fundamental para la Policía Nacional actualizar la normatividad después de 40 años, se dan nuevos comportamientos y acciones para contrarrestar hechos como hurto de celulares, problemas entre vecinos, grafitis, mascotas, que afectan la convivencia ciudadana”.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección