Días difíciles para libertad de prensa en Colombia

  • María Jimena Duzán recibió una amenaza por Twitter. Otros reporteros también fueron intimidados. FOTO Colprensa
    María Jimena Duzán recibió una amenaza por Twitter. Otros reporteros también fueron intimidados. FOTO Colprensa
Por javier alexander macías | Publicado el 17 de julio de 2018

Hechos que hacen recordar los aciagos tiempos violentos en los que por cuenta el narcotráfico (década de 1980) y el conflicto armado (1990-2012), las amenazas a los periodistas se volvieron una forma de presión para censurar contenidos que incomodan a grupos directamente implicados, se están empezando a dar de nuevo.

En solo tres días, los periodistas Jineth Bedoya, María Jimena Duzán, Jorge Espinosa, Juan Pablo Latorre y Yolanda Ruiz sufrieron intimidaciones a través de diferentes canales. Bedoya fue amenazada mediante un panfleto aparentemente escrito por las ‘Águilas Negras’, mientras que Duzán recibió una amenaza por medio de Twitter. Ruiz y su equipo periodístico de RCN Radio fueron intimidados con una llamada de alguien que se identificó como del Eln.

Los amedrentamientos a los reporteros se sumaron al panfleto que recibió el equipo periodístico de la Silla Vacía en el que también los hacen objeto de ataques por las Águilas Negras, y las amenazas a Catalina Vásquez y otra periodista de Medellín por denunciar irregularidades en la Comuna 13 hace dos semanas.

El ministro del Interior, Guillermo Rivera, condenó las intimidaciones y solicitó a la Fiscalía iniciar las investigaciones para identificar los autores. Además, solicitó a la Unidad Nacional de Protección, UNP, que haga las evaluaciones de riesgo para determinar las medidas de protección.

“No vamos a permitir que la libertad de expresión, la libertad de opinión política se convierta en una excusa para que intimiden a la gente o la asesinen”, enfatizó Rivera.

Desde la Policía también se ideó un plan para brindar protección e investigar el por qué de los mensajes intimidatorios. El director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto, desplegó un grupo especial de investigadores para determinar la veracidad de las amenazas, registradas en los últimos días. El alto mando policial destacó que una de las tareas principales de la institución que dirige es investigar toda amenaza, “darla por cierta hasta cuando se encuentre evidencia de su falta de veracidad y en caso de no ser cierta investigar quién escribió los mensajes y el motivo que tuvo para hacerlo”.

De comprobrase, explicó Juan Carlos Álvarez, doctor del Derecho y profesor en Penal, el autor pagaría una pena entre 4 y 10 años de prisión según lo tipifica el art 347 del Código Penal: “Si la amenaza o intimidación recayere sobre un miembro de una organización sindical legalmente reconocida, un defensor de Derechos Humanos, periodista o un servidor de la Rama Judicial o al Ministerio Público o sus familiares, en razón o con ocasión al cargo o función que desempeñe, la pena se aumentará en una tercera parte”.

Voces en contra

Con el aumento de las amenazas también crecieron las voces de rechazo. El procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, a través de su cuenta de Twitter, rechazó estos ataques a la prensa y señaló: “donde no existe la libertad de prensa, está totalmente coja la lucha contra la corrupción y la violencia. Como sociedad debemos respaldar a nuestros periodistas y exigir justicia frente a estos hechos. Rechazo absoluto a las amenazas contra la libertad de prensa”.

La Asociación Colombiana de Medios de Información (AMI), en conversación con Colprensa, solicitó a las autoridades no bajar la guardia ante este tipo de acciones violentas y hallar a los responsables para garantizar la tranquilidad y el trabajo de los reporteros.

“Estas intimidaciones ponen en peligro el derecho universal al acceso a la información e impiden que los reporteros lleven a cabo su misión periodística. El espíritu de una democracia solo puede mantenerse vivo a través de una prensa libre, justa e independiente, por lo que desde nuestro gremio reiteramos que cualquier intento de amenazar a quienes se dedican al periodismo, puede minar el funcionamiento de la democracia”, expresó la AMI.

La Fundación de Libertad para la Prensa, FLIP, expresó su preocupación por el aumento de las intimidaciones a los reporteros y asevera que lo más preocupante es que “esto sucede en paralelo al aumento en el número de asesinatos a líderes sociales en el país”.

Las autoridades encendieron alarmas para evitar que se repitan los años aciagos en los que la prensa estuvo en la mira de los violentos.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? triste panorama de la profesión

En lo corrido de 2018 la FLIP ha registrado un aumento en el número de amenazas contra periodistas. Mientras que para julio de 2017 la Fundación documentó 65 casos de intimidaciones, en este 2018 se han reportado 89. Las cifras, según la FLIP, acentúan una tendencia preocupante: en los últimos años se ha registrado un aumento considerable en amenazas. En el año 2015 la FLIP documentó 59 casos de amenazas, en 2016 la cifra ascendió a 90 y en 2017 llegó a 129. Y según esta entidad, entre 1977 y 2017 fueron asesinados 155 reporteros.

Javier Alexánder Macías

Amo el periodismo, y más si se hace a pie. Me encantan los perros, y me dejo envolver por una buena historia. Egresado de la Universidad de Antioquia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección