El Andén Pacífico encendió la luz por un territorio en paz

  • En Quibdó, Chocó, los habitantes se reunieron frente a la Catedral para rechazar la violencia que no los deja tener tranquilidad en los barrios donde habitan. FOTO monseñor juan carlos barreto
    En Quibdó, Chocó, los habitantes se reunieron frente a la Catedral para rechazar la violencia que no los deja tener tranquilidad en los barrios donde habitan. FOTO monseñor juan carlos barreto
Por javier alexander Macías | Publicado el 07 de diciembre de 2018
215

mil 808 afectados por el conflicto en Chocó registra

la Unidad de Víctimas.

en definitiva

El desplazamiento, el confinamiento, el reclutamiento, y otras afectaciones a las comunidades de la costa pacífica, llevó a que se encendieran velas en cinco departamentos para pedir la paz.

Cansados de una guerra que se incrementó tras la salida de las Farc, que ha confinado a más de 12 comunidades étnicas según la Organización Indígena, ha dejado más de 7.800 desplazados como lo registró la Defensoría en el 2018, y ha causado la muerte a 151 líderes sociales, los habitantes del Andén Pacífico y el Putumayo decidieron realizar una velatón para decirle “no más” al conflicto.

Comunidades indígenas y negras, Ong, territorios colectivos y representantes de la Iglesia Católica de los departamentos del Cauca, Valle del Cauca, Chocó, Nariño y Putumayo, elevaron ayer su voz de protesta por el abandono estatal de estos territorios y por las afectaciones que a diario producen los grupos ilegales.

Monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Quibdó, Chocó, expresó a EL COLOMBIANO que el año pasado con la dejación de armas de las Farc, esta región tuvo una Navidad muy tranquila, pero hoy, con la llegada de otros grupos irregulares, la intranquilidad se ha posesionado de las comunidades rurales y urbanas.

“Esto fue una expresión de la sociedad civil en una de las regiones que más ha vivido las afectaciones del conflicto. Esta situación se ha vuelto muy difícil para la gente y se necesita una solución integral que desafortunadamente no se ve cercana”, expresó monseñor.

Según el alto prelado, entre las otras peticiones de la velatón fue que el Estado llegue con inversión social a estos territorios que no tienen escuelas, vías, salud, energía y agua, necesidades básicas para la ciudadanía.

“Es necesaria una atención integral porque hay fenómenos de violencia urbana muy fuerte. Por ejemplo en los últimos seis años en Quibdó se presentaron 100 homicidios anuales y en lo que va de este año, van 200. Hay mucha violencia en las zonas rurales y violencias en las zonas urbanas, inseguridad, homicidios y extorsión”, expresó Barreto.

Un llamado a la paz

El líder de las comunidades indígenas Yuber Andrade Casamá, llegó hasta Quibdó para el también encender una vela por la esperanza de un país pacífico y como un llamado a que los actores del conflicto armado dejen a la población civil por fuera de las hostilidades y acciones violentas.

“Solicitamos al gobierno nacional y a los grupos armados al margen de la ley que no nos hagan sufrir más. El llamado es que se sienten a dialogar y que el Gobierno y los grupos armados respeten a la sociedad civil. Estamos cansados de que nuestros niños sigan reclutados y la guerra que no nos pertenece no salga de nuestra tierra”, dijo Andrade.

Y este llamado no es solo de las comunidades. El Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, expresó a EL COLOMBIANO que esas denuncias son las recibe en su mayoría cuando recorre estos departamentos afectados por las acciones violentas.

“Hay una guerra entre estos grupos por el territorio y en la misma comunidad reclutan y confinan. Esto se ha convertido en un problema gravísimo porque los niños no pueden ir a estudiar, la gente no puede ir a trabajar, y eso se da porque no hay oportunidades y la única economía que domina estas zonas es la hoja de coca y la minería ilegal”, explicó Negret.

Al encenderse las velas ayer, los habitantes de Chocó, Nariño, Putumayo, Cauca y Valle del Cauca pidieron atención, y como lo expresó Yuber, son un pueblo que con luces y voluntad quieren tener una “Navidad en paz y la guerra nunca más”.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES piden negociar con el eln

Desde el inicio de su gobierno, el presidente Iván Duque condicionó la mesa de diálogos con el Eln y expresó que para seguir en una eventual negociación, deben dejar de secuestrar, devolver a todas las personas que tienen en su poder y cesar con las hostilidades. Un mes después de su posesión, Duque cerró estos diálogos y desde su gobierno solicitó a su homólogo de Cuba, Miguel Díaz-Canel, que capture al jefe guerrillero Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino” y lo envíe a Colombia. Desde Quibdó, el obispo Juan Carlos Barreto le envió un mensaje a ambos actores: al Gobierno, para que vuelva a funcionar la mesa de diálogos con el Eln, y al grupo guerrillero, que dé muestras de paz necesarias para volver a dialogar. Con estas acciones se dará un respiro a los territorios.

Javier Alexánder Macías

Amo el periodismo, y más si se hace a pie. Me encantan los perros, y me dejo envolver por una buena historia. Egresado de la Universidad de Antioquia.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección