Las primeras pistas que resolverían misterio sobre el accidente de bus en Ecuador

  • 19 colombianos murieron en un accidente vial en Ecuador. FOTO: Colprensa
    19 colombianos murieron en un accidente vial en Ecuador. FOTO: Colprensa
COLPRENSA | Publicado el 16 de agosto de 2018

Hacia las 5:00 de la madrugada, tan solo cinco minutos después de que al hospital San Francisco de Quito llegaran tres de las heridas por el accidente del bus colombiano en Ecuador, un hombre delgado, de aproximadamente 1,75 de estatura, llegó hasta ese centro asistencial preguntando insistentemente por una de las afectadas.

Claudia Jimena Orozco fue el nombre que el extraño consultó varias veces en el punto de información de emergencias (urgencias) de ese centro asistencial. A pesar de que también le quisieron dar el parte médico de las otras afectadas, al hombre no le importó mucho.

“Él se identificó como colombiano y preguntó en repetidas ocasiones por la señora (...) afortunadamente ella estaba bien. Yo no vi malicia en su requerimiento”, dice un empleado del hospital.

Le puede interesar: Bus de la muerte rodó con papeles falsos en Ecuador

Efectivamente, la consulta del hombre no tenía nada extraño, salvo un detalle: desde el lugar del accidente (vía Pifo y Papallacta) hasta el hospital San Francisco, norte de Quito, hay dos horas conduciendo sin tráfico. El percance ocurrió a las 2:55 a.m. El extraño se dio cuenta casi en tiempo real del acontecimiento y del destino médico de los heridos, que fueron repartidos en varios hospitales de la capital de Ecuador.

¿Cómo lo supo tan rápido? Es otra de las incógnitas que se le suman a este trágico viaje, que fue organizado precisamente por Claudia, según le contó Martha Isabel González, una de las heridas, a Blu Radio.

A esa emisora, la mujer le relató que Claudia la contactó para que invitara gente a una excursión gratuita a Perú.

También relató que luego de que el bus se varara por dos días en San José de Isnos, Huila, la organizadora les pidió que no abandonaran el viaje.

“Ellos nos decían que tranquilos, que ya iban a reparar el bus, que no nos fuéramos”, dijo Martha. Había una clara intención de que el vehículo no se quedara vacío.

Lea aquí: Superintendencia investiga empresa del bus accidentado en Ecuador

Además dejó entrever que Claudia estuvo al tanto del repentino cambio de rumbo en Popayán, donde se desviaron por una carretera destapada hasta el Huila, una vez ahí, el bus presentó supuestos problemas en la caja de cambios.

“Nosotros preguntamos por qué el cambio de ruta y ellos nos dijeron que la vía Panamericana estaba cerrada”. Sin embargo, esa afirmación resultó ser falsa, porque de acuerdo al reporte de Invías, en ese paso vehicular no hubo ninguna alteración.

El bus salió el 5 de agosto de Cali con rumbo a Perú, según lo prometido por los organizadores.

El contrato de viaje era Neiva - Pitalito - Mocoa - Villa Garzón - La Hormiga - San Miguel - Ecuador - Lago Agrio y viceversa. Sin embargo, el vehículo viajó por Cali - Villarica - Tunía - Popayán - Coconuco - San José de Isnos y Ecuador, según información suministrada por la Superintendencia de Puertos y Transporte.

En ese cambio de ruta, recogieron a unos venezolanos en el Huila. Mientras el bus estuvo inhabilitado, los pasajeros pasearon y durmieron en hostales. Les brindaron todas las garantías para que siguieran en el viaje.

Cuando pasaron la frontera con Ecuador hubo cambio de conductor, el bus quedó al mando del asistente, quien perdió el control del automotor, no pudo contener los nervios para sortear la falla en los frenos y se llevó un campero por delante, luego volcaron y la mayoría de pasajeros quedaron extendidos en la vía, sin nada más que la ropa que llevaban puesta. Muchos murieron en el sitio.

No obstante, Claudia sí habría tenido tiempo de avisar al extraño que se habían accidentado. Al menos esa es la única explicación -por ahora- para su rápida aparición en el hospital.

Lea: Avanza proceso de identificación de cuerpos de colombianos fallecidos en Ecuador

En el centro de salud, Claudia logró el alta médica diez horas después del accidente, y según el personal del hospital, no ha vuelto ni ha llamado a preguntar por la suerte de Nathalia Ramírez y Cecilia Pantoja, las otras dos mujeres que ingresaron con ella el día del accidente.

En el barrio El Guabal y San Judas, sur de Cali, de donde son la mayoría de afectados por este accidente, que deja hasta el momento 24 muertos y 22 heridos, nadie conoce a Claudia. Su puente en este sector fue Martha.

“Ella me dijo en los primeros meses del año que consiguiera gente para una excursión gratuita. Yo invité a una amiga y ese amiga invitó a otra y se fue regando la bola”, comenta Martha, quien está recluida en el hospital Eugenio Espejo, sur de Quito.

Sobre el paradero de Claudia y el hombre que gestionó su salida del hospital no se sabe nada. Quizá con su aparición se revelen más pistas para esclarecer este viaje irregular.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección