Los 82 pueblos de Colombia que tienen más votantes que gente

  • FOTO JAIME PÉREZ
    FOTO JAIME PÉREZ
Publicado el 18 de enero de 2018
Infografía
Pueblos “inflados”, riesgos para elecciones y regalías
56%

de los departamentos de Colombia tienen este problema de municipios “inflados”, según la MOE.

en definitiva

Si bien el trasteo de votos es un delito electoral recurrente que merece la mayor atención, también es cierto que el crecimiento poblacional descontrolado es un factor actual que altera la alerta.

En pleno año electoral, la Misión de Observación Electoral, MOE, encontró 82 municipios “inflados” de votantes. Es decir, que aparecen más ciudadanos registrados que los que existen en el censo de la población.

Este fenómeno llevaría a dos conclusiones. La primera, y más obvia, es que se estaría consumando el delito de trashumancia o trasteo de votos, con el fin de alterar los resultados de una elección. La segunda es que existe una modificación sobre las estadísticas de los habitantes, que alteraría la asignación de recursos para estos municipios en el Sistema General de Participaciones y el de Regalías.

Sin embargo, las cifras con las que se levantaron las conclusiones no son incuestionables y no tienen en cuenta el crecimiento poblacional de algunos municipios, recordando que el DANE maneja proyecciones frente a las poblaciones.

Los departamentos en los que se ha identificado un mayor número de municipios inflados son Antioquia y Boyacá, con 13 cada uno.

“Esta no es una anomalía nueva. Desde 2014 la MOE ha venido señalando las inconsistencias entre los datos de población y el censo electoral”, argumentó Alejandra Barrios, directora de la Misión, en una carta dirigida al director del Dane, Mauricio Perfetti del Corral, a quien se le pidió vigilancia especial de estos 82 casos durante el censo poblacional que se está realizando.

Casos significativos

El registro de la MOE indica que Restrepo, en Meta, es la población más “inflada” que encontraron, con un 37,1% de diferencia entre el censo poblacional y el de votación.

Sin embargo, para César Augusto Robayo, alcalde de este municipio elegido por el partido Conservador, estos indicadores reflejan inconsistencias con la realidad.

“Las cifras que muestran están entre los 10 mil y los 14 mil, pero resulta que en Restrepo somos fácilmente 25 mil habitantes. El problema es que estamos mal censados”, dijo.

Robayo hizo eco en el tema de las regalías, pues al considerar que el crecimiento habitacional que ha sufrido esta población ha terminado por golpear las asignaciones dentro del sistema de regalías.

“Este es el municipio del Meta con mayor aumento de población y vivienda, y estamos peleando porque con 25 mil habitantes, nos asignan recursos como si tuviéramos 10 mil”, argumentó.

La preocupación de Robayo responde a la explosión demográfica que están viviendo municipios cercanos a grandes ciudades, a donde llegan ciudadanos que no necesariamente votan allí.

Restrepo es uno de esos casos, ubicado a 25 minutos en carro del casco urbano de Villavicencio, su alcalde comenta que han empezado a ver nuevas construcciones de vivienda de gente que viene desde la capital del Meta.

“Aquí no hay interés político grave. Somos un municipio de sexta categoría y manejamos rentas propias. Vivimos la realidad de los pueblos satélites de Colombia”, concluyó este alcalde que devolvió al partido Conservador al poder, tras un periodo en el que estuvo Cambio Radical.

Para Antioquia, el caso más icónico es Sabaneta, municipio al sur del Valle de Aburrá y perteneciente al Área Metropolitana.

Allí, la MOE registró un aumento del 3,2% entre el censo poblacional y electoral, aunque los 54 mil habitantes que se cuentan parecen pocos para la explosión demográfica que vive en los últimos años este municipio, por parte de personas que ejercen como ciudadanos de Medellín, pero tiene residencia en Sabaneta.

Sin embargo, de Antioquia, el municipio de mayor diferencia entre habitantes y votantes es Concepción, localizado en el oriente.

Allí, se reporta una diferencia del 31,9%, sin embargo, es un caso distinto a los de Restrepo o Sabaneta.

Localizado a dos horas en carro, a donde se llega por una vía secundaria, este municipio vive de un desarrollo agropecuario moderado y según su alcalde, Henry Alberto Puerta Franco, el impacto de la política es más bien moderado.

Por ello se mostró sorprendido ante la pregunta de EL COLOMBIANO sobre la situación que reporta la MOE: “En Concepción está muy frío el tema político aún. Pero lo cierto es que hemos visto gente que ha llegado de otras partes a vivir al pueblo”.

Este, el crecimiento demográfico, es el factor común con los otros municipios, según detalla Puerta Franco.

“De la población, yo le pongo que por ahí el 30% no es oriundo del municipio”, aseguró el mandatario, que llegó al poder con el partido Centro Democrático. La anterior alcaldía estuvo en manos de Cambio Radical.

A pesar de todo, admite que el trasteo de votos es un hecho común en su población: “Han tenido la indelicadeza de traer gente de otros lados a votar. Cuando estuve en las elecciones, las personas al lado mío lo denunciaron”.

Tendencia

Acorde al seguimiento de la MOE, en las elecciones anteriores, de 2015, se presentaron 96 municipios con estas inconsistencias. En las anteriores, de 2014, fueron 69.

Según los reportes de la Misión de las votaciones de 2014, para autoridades locales y departamentales, se recibieron 4.581 reportes sobre aparentes conductas irregularidades durante la jornada. La que marcó como principal, fue el constreñimiento al momento de votar. 698 fueron por la inscripción de cédulas.

Contexto de la Noticia

OPINIóN Sería arriesgado hablar de delitos

Jaime Alberto Carrión
Experto en temas electorales

El censo colombiano es de principios de siglo y las cifras con las que contamos actualmente han sido proyectadas, no son exactas, reales
u oficiales.

No deja de ser preocupante que la MOE haga este señalamiento, pero es absurdo que ocurran estas inscripciones.

En temas de Senado no sirve el trasteo. Tal vez sirva para la Cámara, pero siempre y cuando se demuestre que esas cédulas tienen alguna inscripción irregular. En elecciones anteriores la Registraduría no ha identificado estas irregularidades.

No se pueden precisar que exista un delito.

Esto es un llamado de atención, pero reside sobre una falencia muy grande en materia de censo en Colombia.

Julián Amorocho Becerra

Periodista bumangués del área digital de El Colombiano. Busco historias que demuestren que la realidad siempre supera a la ficción.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección