La obesidad también afecta los huesos

  • FOTO CORTESÍA
    FOTO CORTESÍA
Por Íngrid María Cruz Riaño | Publicado el 20 de abril de 2017
en definitiva

La obesidad y el sobrepeso no son sinónimo de huesos fuertes, todo lo contrario, estas condiciones menoscaban la salud de la osamenta. Hay que buscar salidas y aprender a cuidarse.

La obesidad como factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares o de diabetes es algo muy conocido, pero lo que casi no se sabe es que también puede generar enfermedades en los huesos como artrosis y osteoporosis, entre otras.

Gustavo Álvarez, ortopedista, traumatólogo y cirujano artroscopista afirmó que la artrosis se presenta por sobrecarga y es el desgaste paulatino del cartílago de las articulaciones, generando dolor, alteración de la movilidad y en casos muy avanzados, deformidad. “La obesidad aumenta en cinco o siete veces la probabilidad de que la persona sufra de artrosis”, aseguró.

Al respecto, Bernardo Ledesma, médico ortopedista y traumatólogo, añadió que “la grasa daña los cartílagos y las articulaciones, especialmente, las que soportan peso como las caderas, rodillas y columna”.

Por su parte, José Luis Torres, médico internista y subespecialista en endocrinología, expresó que existía la creencia que las personas por ser obesas tenían los huesos más fuertes, pero esto se ha desvirtuado porque tener mucha grasa en la médula ósea hace que el hueso se desgaste más y el paciente termine presentando osteoporosis con el consecuente riesgo de fracturas.

De otro lado, Meisser López, ortopedista del Hospital Universitario San Vicente Fundación, agregó que en los adolescentes obesos se pueden presentar desviaciones óseas como genu valgo (rodillas juntas y pies hacia afuera) o tibia vara (pies hacia adentro y rodillas hacia afuera), las cuales afectan a las rodillas. También pueden tener deslizamiento epifisiario (se desliza el cuello del fémur), causando dolor e inmovilidad en la cadera y dijo, además, que el pie plano se ha asociado con la obesidad.

Prevención y tratamiento

Dentro de las medidas preventivas para no padecer estas enfermedades óseas cuando se producen por la obesidad son: una alimentación sana y ejercicio físico moderado, lo cual también debe realizarse como tratamiento no farmacológico, una vez la persona tenga la patología, quien es remitida por el ortopedista al endocrinólogo para que este le ayude a bajar de peso y facilitar después el tratamiento de ortopedia.

Los especialistas afirmaron que a estos pacientes se les debe hacer un tratamiento integral con nutricionista, endocrinólogo, ortopedista y deportólogo.

Sobre el tratamiento médico para personas con artrosis, Gustavo Álvarez dijo que “inicialmente se les suministran medicamentos para controlar el dolor, la inflamación y proteger el cartílago. También están las fisioterapias y cuando estas fallan, se hacen infiltraciones de medicamentos o sustancias que alimentan el cartílago, lo lubrican, regeneran tejidos y disminuyen la inflamación. Dentro de los procedimientos quirúrgicos, están las artroscopias (cirugías mínimamente invasivas para eliminar la progresión de la artrosis) y las cirugías para reemplazos articulares (prótesis de metal para reemplazar el cartílago gastado)”.

Al respecto, Bernardo Ledesma dijo que se está limitando el uso de antiinflamatorios porque producen daños renales, entonces para proteger el cartílago se está ordenando ingerir otro tipo de sustancias que se extraen del aceite del aguacate y la soya o se hacen infiltraciones de ácido hialurónico.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Sobre el uso de las prótesis

Que lo reemplacen. Suena fácil, ahora que todo se puede imprimir en 3D y que, en efecto, hay pruebas de que esa tecnología ayuda en algunas áreas de la ortopedia. Allí, sin duda, hay algunos avances. Sin embargo, el ortopedista Gustavo Álvarez aseguró que las prótesis “son la última opción de tratamiento y para practicarlas, se debe tener en cuenta la edad de la persona porque tienen una duración de 15 a 30 años y en pacientes jóvenes, podría necesitarse una segunda cirugía con mayores riesgos”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección