Unicef, con red de jóvenes, a sembrar la semilla de paz

  • Involucrar a los jóvenes que han vivido de una u otra manera la guerra permitirá tener una visión más humana de cómo reducir la violencia, confía Unicef. FOTO juan antonio sánchez
    Involucrar a los jóvenes que han vivido de una u otra manera la guerra permitirá tener una visión más humana de cómo reducir la violencia, confía Unicef. FOTO juan antonio sánchez
Por Julián Amorocho Becerra | Publicado el 24 de septiembre de 2018
30

jóvenes hacen parte de las redes para vencer la violencia de Unicef.

en definitiva

Los jóvenes son parte fundamental de los procesos sociales en las comunidades. Por esto, Unicef los ubicó como una herramienta vital en el andamiaje del programa.

Con 30 jóvenes de sectores vulnerables en Cundinamarca, Sucre, Nariño y Antioquia, el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia o Unicef apuesta por construir en Colombia una red de líderes que pueda romper ciclos de violencia y que sea sostenible en el tiempo.

El programa, que aún está en su etapa piloto a nivel mundial y Colombia será quien dicte la pauta para replicarlo en otras naciones, se denomina Nuestro Unicef. Empezó el pasado 12 de agosto, dentro de la celebración del Día Internacional de la Juventud declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999, y concluirá en marzo de 2019.

Se espera que, para este mes, haya 2.000 jóvenes participando en los talleres que deberán iniciar estos 30 primeros jóvenes en Soacha, Pasto, Medellín y Sincelejo.

EL COLOMBIANO dialogó con Viviana Limpias, representante de Unicef en Colombia, que recalcó que serán cuatro temas los que se trabajarán de forma prioritaria en esta primera etapa:

Promover la participación en torno a los derechos de la infancia y la adolescencia, el empoderamiento y la confianza en sí mismos, cómo producir historias que generen acciones positivas para blogs y redes sociales y cómo expresar sus ideas adecuadamente y con respeto por los demás.

“Es más sostenible un programa que sea propuesto por los jóvenes mismos”, manifestó Limpias, que advirtió que “eso es un trabajo voluntario. Ellos reciben apoyo técnico y financiero solo en la organización de sus talleres”.

Agregó que lo que buscan principalmente es la sostenibilidad del programa, pues admite que aunque hay muchos jóvenes recibiendo apoyo de otros programas de Unicef, es poco el eco que queda.

Involucrarlos, clave

En cambio, si se trata de jóvenes que estén inmersos en sus comunidades, existe la seguridad de que ellos se involucren, empoderen a otros y hagan al programa suyo propio, lo que genera un lenguaje más efectivo para llegar a las comunidades, en especial a sus miembros en mayor riesgo.

Según el último informe Forensis, entregado por Medicina Legal para la vigencia de 2017, se registraron 10.385 casos de violencia contra niños, niñas y adolescentes.

En específico, el grupo más afectado es el comprendido entre los 10 y 14 años de edad, con 3.537 casos reportados (34,06%), seguido por el grupo de los 5 a 9 años, con 2.678 casos (25,79%).

“Esta estrategia es una iniciativa global”, agregó Limpias, “desde la central de Unicef en Nueva York se comunicaron con algunos países para el lanzamiento de esta estrategia, donde se invita a que haya un mayor involucramiento de las comunidades donde trabaja Unicef para la promoción de los derechos de la infancia. Se quiere llegar a 10 millones de personas en todo el mundo”.

Con el cambio de Gobierno, la estrategia Nuestro Unicef emprenderá un primer ciclo andando de forma independiente, aunque los encargados del ente en el país esperan que los liderazgos que se fomenten se puedan hilvanar con otras iniciativas que tienen en las regiones y en las que se cuenta con el apoyo oficial.

Entre las más importantes están el programa de prevención al reclutamiento forzado, que cumple ya 12 años en Colombia; la iniciativa para prevenir la violencia de género y un programa para la convivencia escolar en territorios donde la mayoría de la población es desplazada.

“Nuestros programas duran entre 3 y 5 años pero lo que normalmente pasa es que, cuando la gente ya está empoderada en estos temas, siempre busca hacer más”, concluyó la representante de Unicef .

Contexto de la Noticia

PROTAGONISTAS La persistencia ayuda al cambio

Jaisson Paz
Líder del programa en Pasto
Nació en Pasto, tiene 22 años, pero hace parte de los líderes de Unicef que estarán en Soacha. “Hemos tenido grandes problemas con la violencia, porque la que se vive ahora es distinta. Se ha multiplicado y hay en todos los escenarios. Queremos darles a estos chicos una orientación para actuar cuando ocurra. Que ellos mismos generen su cambio”. Agrega que de las violencias más difíciles de tratar en su entorno es la que “viene ligada a las drogas y la mala utilización del tiempo libre, que son dos cosas que van de la mano”. Sin embargo, dice que “la persistencia ayuda al cambio. Lo sé por experiencia”.
Julián Amorocho Becerra

Periodista bumangués del área digital de El Colombiano. Busco historias que demuestren que la realidad siempre supera a la ficción.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección