La Balsa, una galería para navegar en Medellín

  • La Balsa ocupa el espacio dejado por De la Oficina, de Alberto Sierra, un caserón de la calle 10 de El Poblado (arriba). El Laberinto (abajo) está situado por el sector de Las Chimeneas. 925 Art está en el Centro. FOTO Julio César Herrera
    La Balsa ocupa el espacio dejado por De la Oficina, de Alberto Sierra, un caserón de la calle 10 de El Poblado (arriba). El Laberinto (abajo) está situado por el sector de Las Chimeneas. 925 Art está en el Centro. FOTO Julio César Herrera
  • La Balsa, una galería para navegar en Medellín
Por John Saldarriaga | Publicado el 13 de octubre de 2017
en definitiva

La apertura de galerías de arte en Medellín habla del buen momento para la cultura que está viviendo la ciudad. Brindan alternativas para encontrarse con propuestas creativas diversas.

Es común pensar que para ver una obra de Alejandro Obregón, de Ramón Vásquez o de Carlos Jacanamijoy es preciso ir a un museo y, especialmente, durante los días en que estén en exposición. Sin embargo, también están las galerías, para apreciar el arte de creadores nacionales y extranjeros de diversas épocas.

Si bien son sitios donde se puede ir a comprar obras de arte, a ellas se acude a aprender y a disfrutar, sin que necesariamente se tenga que adquirir alguna pieza.

En los últimos meses han abierto tres espacios nuevos en Medellín, La Balsa, El Laberinto y 925 Art, y ello habla de comerciantes creyendo en Medellín como buena plaza. Están situadas en sectores distintos: El Poblado, Guayabal y el Centro, respectivamente.

La Balsa

La Balsa, que termina la exposición del artista Rafael Ortiz y comienza, este 12 de octubre, la del fotógrafo Mat Jacob, ocupa el espacio donde estuvo por más de 20 años la galería De la Oficina, del reconocido curador Alberto Sierra, fallecido el 19 de marzo pasado.

Su fundadora es Patricia Gómez, arquitecta egresada de una universidad inglesa e integrante del grupo Utopía. Fue amiga de Sierra durante muchos años. Estuvo cerca cuando él, con Santiago Caicedo y Jorge Mario Gómez, abrió la galería en el edificio Camacol. Y realizó con él proyectos, especialmente la realización de exposiciones de artistas extranjeros, que visitaban La Balsa, en Bogotá, y de la Oficina, en Medellín.

“Con Alberto coincidimos en tener un proyecto de arte con un sentido sencillo y claro. Los mismos intereses, aunque no necesariamente la misma visión”.

Porque La Balsa es un proyecto que comenzó en Bogotá hace más de diez años, no como galería, pero sí como una propuesta cultural que incluía la elaboración de libros, para lo cual importaba papeles finos, elemento por el cual ella decidió darle la vuelta a las acciones y trabajar más bien con artistas, que igual necesitaban papeles especiales.

¿Por qué se llama La Balsa?, le preguntamos. Ella explica:

“La Balsa de la Medusa es la pintura del francés Théodore Géricault, que representa la escena del naufragio de la fragata de la marina francesa Medusa, a principios de siglo XX. Decenas de personas quedaron en una balsa, a la deriva, y para sobrevivir soportaron muchas penalidades. Pero, más que por la tragedia, es el concepto de deriva lo que me importa: en los proyectos culturales, uno sale de un puerto y no sabe a dónde va a llegar”.

Por qué anclar en Medellín

Esa balsa ahora llega a la ciudad. Patricia dice que la historia es larga. Intenta resumirla diciendo que hace unos años estaban vendiendo la casa donde funcionaba la galería De la Oficina. Alberto no le había parado bolas a eso, hasta que le dijeron que la iban a tumbar. La llamó a contarle. Ella habló con los dueños y la compró para que Sierra siguiera con su galería y, por supuesto, los dos siguieran adelantando proyectos juntos.

“¿Quién hubiera pensado que Alberto moriría 11 meses después de eso?” Tras la muerte de Alberto Sierra, la galerista quedó sin saber qué hacer con la vivienda de la calle 10. Tenía tres opciones: venderla, alquilarla o usarla.

“Venderla, tan recién comprada, me pareció un escenario poco lógico. Me propusieron que la alquilara para un restaurante, pero ese es un espacio que ha sido galería por mucho tiempo. Lo mío es el arte. Además, tiene gran valor sentimental y cultural para la ciudad. Alberto y yo habíamos analizado que Medellín es una urbe cada vez con mayor capacidad y madurez para acoger un nuevo espacio para propuestas de arte de carácter muy internacional. Entonces, decidí abrir la galería”.

A qué le apuesta La Balsa

La galería La Balsa apoya a creadores que hacen arte a partir de investigaciones profundas. Entre los creadores que respalda, tienen, por ejemplo a una artista suiza que vive en Inglaterra y su investigación es sobre el lenguaje. Se enfoca en las redes sociales. No solo imágenes de estas sino su lenguaje. Busca correos de estafas... Como a ella, apoya a diversos artistas representantes de arte contemporáneo, artistas jóvenes y de media carrera, con residencias en el exterior.

También representa a algunos de larga trayectoria, entre estos unos que venían trabajando con Alberto Sierra, como Ronny Vayda, Álvaro Marín, Rodrigo Callejas y Jorge Ortiz, entre otros.

Y sobre las bondades de una plaza como Medellín o del momento actual para los negocios del arte, Patricia dice que la capital antioqueña siempre ha sido un centro muy vital, con instituciones presentando proyectos constantemente. “Ha sido una ciudad 10”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis El Laberinto y 925 Art

La galería está ubicada cerca al parque de las Chimeneas, entre Itagüí y Medellín. Es un cuarto piso. De acuerdo con Jorge Camero, administrador, tiene seis años. Pertenece a la corporación El Hilo de Ariadna. Tiene el Parque Internacional del Arte en Marinilla. Hace dos meses abrió esta galería.

No se especializa en una sola corriente artística, sino que abarca las tradicionales y contemporáneas. Tiene la exposición permanente del escultor Eduardo Pérez Jiménez.

Posee obras de Carlos Mejía, Ramón Vásquez, Gustavo Múnera, Salvador Arango, Fernando Ramírez, Fernando Pinto, Carlos Guerra y otros artistas.

La idea de Hilo de Ariadna es llevar el arte a sectores en el que no haya desarrollo artístico. Es una posibilidad de que la comunidad se acerque al arte y a los artistas nuevos que no tienen oportunidad de exhibir su obra. Abierta de lunes a sábado, de 9:00 a 6:00 p.m.

925 Art Galería es una apuesta por el Centro de Medellín, para que este se convierta en el imán que nos atraiga a todos.

Luis Alberto Duque y Diego Mario Gómez Rivas, sus gestores, abrieron este espacio en el Parque del Periodista, con la idea de difundir las artes plásticas y visuales.

Además de exposiciones, en este lugar hay charlas académicas y proyecciones de videos sobre temas relacionados con las artes.

John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros de cuentos: Al filo de la realidad y El alma de las cosas. Periodismo: Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López; Crónicas de humo, El Arca de Noé, y Vida y milagros. Novelas: Gema, la nieve y el batracio, El fiscal Rosado, y El fiscal Rosado y la extraña muerte del actor dramático. Fábulas: Las fábulas de Alí Pato. Premio de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección