Libros que no están en primera fila, recomendados por seis libreros

  • ILUSTRACIÓN SSTOCK
    ILUSTRACIÓN SSTOCK
Por mónica quintero restrepo | Publicado el 19 de abril de 2018

Caminas entre los estantes de libros. Son tantos, y aún así te asomas. Caminas otro poco y hay más. Muchos. Tomas alguno, lo volteas para leer la reseña que trae atrás, lo regresas a la mesa. No sabes. En una feria del libro como la de Bogotá, que va hasta el 29 de abril, todo es tan grande.

De primeros están los más vendidos (Origen, de Dan Brown, por ejemplo), los de los Nobel de Literatura (todavía Cinco esquinas, la más reciente novela de Mario Vargas Llosa, o La llamada de la tribu, su libro de ensayos de este año) o uno que otro clásico (un Cien años de Soledad de García Márquez, por ejemplo también).

Son tantos, que buscar sin un título definido es perderse en un laberinto. No quieres terminar con el más vendido, porque no siempre se lo merece. A veces sí, pero muchas veces no.

Llegar a una obra, en una feria o en una librería, no es fácil. No a una bien escrita, con un relato desafiante. Ojalá hubiese un librero al lado, piensas. Uno que te diga que mires ese que no está de primero ni en una lista, que puede que esté en ninguna parte y haya que ir a rebuscarlo y, sin embargo, ojalá estuviera, ojalá lo descubrieran muchos.

Entonces llamamos a estos seis libreros reconocidos (dos de Bogotá, cuatro de Medellín) y les preguntamos por esos libros que parecen escondidos, que no se ven, que habría que reinvindicar, encontrárselos alguna vez y leerlos. De esos que solo saben los libreros. Y estos son, según ellos.

Caminas entre los estantes de libros. Son tantos, y aún así te asomas. Caminas otro poco y hay más. Muchos. Tomas alguno, lo volteas para leer la reseña que trae atrás, lo regresas a la mesa. No sabes. En una feria del libro como la de Bogotá, que va hasta el 29 de abril, todo es tan grande.

De primeros están los más vendidos (Origen, de Dan Brown, por ejemplo), los de los Nobel de Literatura (todavía Cinco esquinas, la más reciente novela de Mario Vargas Llosa, o La llamada de la tribu, su libro de ensayos de este año) o uno que otro clásico (un Cien años de Soledad de García Márquez, por ejemplo también).

Son tantos, que buscar sin un título definido es perderse en un laberinto. No quieres terminar con el más vendido, porque no siempre se lo merece. A veces sí, pero muchas veces no.

Llegar a una obra, en una feria o en una librería, no es fácil. No a una bien escrita, con un relato desafiante. Ojalá hubiese un librero al lado, piensas. Uno que te diga que mires ese que no está de primero ni en una lista, que puede que esté en ninguna parte y haya que ir a rebuscarlo y, sin embargo, ojalá estuviera, ojalá lo descubrieran muchos.

Entonces llamas a estos seis libreros reconocidos (dos de Bogotá, cuatro de Medellín) y les preguntas por esos libros que parecen escondidos, que no se ven, que habría que reinvindicar, encontrárselos alguna vez y leerlos. De esos que solo saben los libreros. Y estos son, según ellos. n

Contexto de la Noticia

alejandro torres. librería árbol de tinta

Libro: 84, Charing cross road

Autor: Helene Hanff

Es su libro favorito para sugerir, dice Alejandro. Escrito en los años 70, por esta autora nacida en Filadelfia, Estados Unidos. Se trata de una correspondencia entre una cliente y su librero, que duró 20 años. A este librero todavía eso no le ha pasado, pero no dejaría de ser grato, cuenta.

Lo distribuye Anagrama.

joni b. librería antimateria

Libro: La trilogía de José Antonio Osorio Lizarazo: Garabato, La casa de vecindad y El camino en la sombra.

El librero cuenta que es un autor bogotano de principios del siglo pasado, que incluso escribió ciencia ficción. Le gustan estas tres novelas porque tienen un carácter muy cotidiano, cuentan de manera gráfica la Bogotá de esa época y cómo era crecer en la capital entonces.

Lo reeditó Laguna Libros.

alejandra cifuentes. librería el acontista

Libro: El último encuentro

Autor: Sándor Márai

Le gusta mucho, comenta ella, porque habla sobre la amistad. Solo por eso debería leerse más, por recalcar esos valores, precisa. No lo compran tanto, le parece, porque de pronto, al ser un autor húngaro, lo ven extraño y no intentan, no se meten de lleno con él.

Es de Salamandra.

mario cárdenas. librería el
juguete rabioso

Tres libros

1. Ajuste de cuentas, antología de Harold Alvarado Tenorio

En la portada, recuerda Mario, está el poeta Jaime Jaramillo Escobar cuando era joven. Lo propone porque es una clase sobre los altos y los bajos de la poesía colombiana del siglo XX. Muy bien estructurado, señala, muestra qué poesía había en Colombia en ese tiempo.

2. Los combates cotidianos, de Manu Larcenet

Muy recomendado, dice él. Es un libro de cómic, que no ha circulado mucho en el país. Entre lo autobiográfico y lo ficcional, relata la vida de un fotógrafo de guerra, retirado, que empieza a pensar en la existencia. Es, añade el librero, sobre las luchas cotidianas para resolver los problemas diarios.

3. Realismo Capitalista de Mark Fisher

“A través de ejemplos populares, el cine y la música hace una radiografía de un futuro que parece cancelado. Es sobre todo una invitación a pensar alternativas en un mundo dominado por el capitalismo”.

luis alberto arango. librería palinuro

Libro: Historia mínima de Colombia.

Autor: Jorge Orlando Melo

Para este librero este texto, que aunque incluso está agotado en algunas partes, es importante por la situación que está pasando Colombia. La gente, precisa, requiere conocer esta historia mínima de un país que ha estado entre la guerra y la paz, la pobreza y el bienestar, como se lee esto último en la carátula. Le parece bien escrito y “Jorge Orlando es un muy buen historiador”. Editorial Turner.

mauricio lleras.

Dos textos y un autor:

En nombre de la tierra y Cartas a Sandra, de Vergílio Ferreira.

Es un autor portugués, cuenta Mauricio, que ya murió (1996). “Estos dos libros son preciosos, hermosísimos, muy difíciles de conseguir”. Intimistas. Le gustan por la forma como trata el recuerdo con esa nostalgia y esa reflexión sobre la vida.

Mónica Quintero Restrepo

Es periodista porque le gusta escribir. A veces intenta con la ficción, y hasta con los poemas, y entonces se llama Camila Avril. Le gusta la literatura, el teatro, el arte y las historias. Es periodista de Cultura de El Colombiano. También estudió Hermenéutica Literaria.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección