Hay libros en los que no para de llover

  • FOTOs cortesía
    FOTOs cortesía
Por John Saldarriaga | Publicado el 05 de diciembre de 2017
en definitiva

Hay momentos en que cae agua a cántaros en la literatura, a veces para crear escenarios melancólicos, otras como un personaje que hace parte del cuento. Días para encontrarse con estas letras.

Llueve tanto, y parece que las gotas de agua se convirtieran en tinta, cuando relatos, novelas y poemas de la literatura encuentran en la lluvia un tema, un telón de fondo o un recurso para crear una atmósfera, por lo general, triste.

Y como sucede en algunas de ellas, que consiguen tragárselo a uno y tenerlo viviendo en ella sin dejarle apenas voluntad y conciencia para esta vida, la llamada vida real, uno cree que requiere urgente un paraguas, un lugar junto al fuego, un trago o aunque sea un chocolate caliente.

En otras, los autores invocan la lluvia en el título, pero adentro, no aparece o lo hace poco. Es como si la usaran más bien para hablar de un estado de ánimo.

Son numerosos los escritores que recurren a este recurso, pero los que hicieron de él una de sus características principales fueron los románticos, Jorge Isaacs entre ellos: con chaparrón o con un cielo plomizo dibujan el escenario de la tristeza o la melancolía.

Un antecedente

En las obras en que la lluvia es el centro, es decir, como un personaje en torno al cual gira el mundo, nada como el capítulo 7 del Génesis, en el que se narra el Diluvio.

La colosal tormenta representa la furia de Dios. Dios le ordenó a Noé, en pleno verano, que hiciera un arca, una gran nave, porque él haría llover durante 40 días y 40 noches para borrar de la Tierra a casi todos los seres vivos. Casi todos, porque el castigo no fue para los peces ni para los seres que irían en el barco.

“El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas”.

Y hubo zozobra durante este tiempo porque no se trataba de una lluvia fina sino de un aguacero fuerte y, cuando escampó no hallaban sitio donde atracar la embarcación.

Este texto bíblico también hace parte de los relatos de la mitología caldea, recogidos, al parecer, desde el año 1.600 antes de nuestra era.

La lluvia cae en la literatura de todos los tiempos. Y así, contada, acaso es más llevadera que esa que moja nuestra humanidad y anega nuestros caminos.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Lluvia Oblicua II, de Fernando Pessoa

Ilumínase la iglesia por dentro con la lluvia de este día

Y cada vela que se enciende es más lluvia golpeando en los vidrios...

Me alegra oír la lluvia porque ella es el cuerpo encendido,/ Y los vidrios de la iglesia vistos desde fuera son el sonido de la lluvia oído por dentro...

El esplendor del altar mayor es el yo no poder casi ver los montes/ A través de la lluvia que es oro tan solemne en el mantel del altar...

Suena el canto del coro, latín y viento sacudiendo los vidrios,/ Y se oye rechinar el agua a causa de haber coro...

La misa es un automóvil que pasa

historia de Ojos de Perro azul

Llueve largo en Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo, de Gabriel García Márquez. El aguacero comienza un domingo después de misa. El tiempo y las distancias se convierten en una gelatina.

“Estábamos paralizados, narcotizados por la lluvia, entregados al derrumbamiento de la naturaleza en una actitud pacífica y resignada”. Escampa el jueves, cuando las cosas y los sentimientos parecen haber naufragado.

Un relato de álvaro mutis

Ilona llega con la lluvia cuenta más historias de Maqrol, un personaje recurrente en la obra del escritor colombiano. Va a bordo del Hansa Stens, con rumbo a Panamá. Con las lluvias del caribe también llega Ilona, amiga y amante. Con ella monta un prostíbulo en el istmo, hasta que llega otra mujer, Larissa, que nubla el firmamento de Ilona.

Julio verne, otro que hace llover

Llueve con violencia en Frritt-Flacc, el cuento de Julio Verne: “¡Frritt...!, es el viento que se desencadena.

¡Flacc...!, es la lluvia que cae a torrentes. La mugiente ráfaga encorva los árboles de la costa volsiniana, y va a estrellarse contra el flanco de las montañas de Crimma”. La historia de un doctor mezquino que solo asiste a los pacientes por dinero.

entre un aguacero y un felino

Llueve intensamente en Gato bajo la lluvia. En este cuento, solamente una pareja de norteamericanos está en un hotel italiano. Llueve con furia. La plaza se ve por la ventana. Afuera, el monumento de los caídos en la guerra se moja y un gato se las arregla para mojarse lo menos. La mujer quiere salir por el gato. En el camino, el dueño del hotel aprovecha para cortejarla.

mojarse hasta muy adentro

En Colombia, la novela que más pronto llega a la mente es Mientras llueve, de Fernando Soto Aparicio. La lluvia es afuera, en la Naturaleza, y también en el corazón del personaje central, Celina Franco. Su madre arregló un matrimonio por conveniencia de la familia, que estaba muy pobre. Se casó con un viejo millonario llamado Jacobo, a pesar de que tenía un novio, Fernando, al que amaba con ardor. A la usanza del romanticismo, el clima físico marca el clima psicológico de la obra. Celina está en la cárcel: “Y esperaré la muerte, Amiga muerte, mientras afuera llueve.”

John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros de cuentos: Al filo de la realidad y El alma de las cosas. Periodismo: Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López; Crónicas de humo, El Arca de Noé, y Vida y milagros. Novelas: Gema, la nieve y el batracio, El fiscal Rosado, y El fiscal Rosado y la extraña muerte del actor dramático. Fábulas: Las fábulas de Alí Pato. Premio de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección