Mark Twain y Tom Sawyer están de Fiesta del Libro

  • Momentos y objetos de Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain se viven en Salón Restrepo, del Jardín Botánico. FOTO Jaime Pérez
    Momentos y objetos de Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain se viven en Salón Restrepo, del Jardín Botánico. FOTO Jaime Pérez
Por John Saldarriaga | Publicado el 12 de septiembre de 2017
en definitiva

Una muestra con objetos y datos de Tom Sawyer y de su creador, Mark Twain, se aprecian en el Salón Restrepo. El librito amarillo se ocupó de adaptar la historia a la Medellín de hoy.

En la IX Fiesta del Libro y la Cultura, uno de los autores que más enciende la alegría es Samuel Langhorne Clemens.

¿Que quién es ese tal Samuel? Nadie menos que la persona que se escondió tras el seudónimo de Mark Twain. Uno de los escritores que ha dejado las letras más imaginativas. Entre ellas, Las aventuras de Tom Sawyer.

Quien no ha leído esta novela se ha estado perdiendo una de las más geniales historias que se puedan conocer. Es la infancia de Tom Sawyer, un disparatado personaje que se crió en las orillas del Mississipi, como su creador, antes de la guerra de Secesión de Estados Unidos.

Pronto se envolvió en aventuras que incluyeron a un indio, un cadáver, una fuga y un tesoro. Sin mencionar que lo creyeron muerto y dragaron el río para hallar su cuerpo y hasta hubo velorio sin difunto en medio del cual hizo él su aparición espectacular.

Pero no les contemos más a quienes no la han leído. En la Fiesta, hay varios sitios y actividades que celebran la existencia de este personaje encantador.

Comfenalco tiene un espacio en el Salón Restrepo, en el que se recrean aspectos de la simpática novela. Es un ambiente con objetos importantes en la historia, como la valla de madera que la tía Polly hizo pintar al travieso como castigo por haber ensuciado la ropa; la balsa en la que fueron a la isla a esconderse Tom y sus amigos; la cueva del tesoro... Y por los aires, como decoración móvil, están las siluetas de Tom y Huck, su mejor amigo, así como pendones con letreros e ilustraciones que hablan más de lo mismo.

El espacio y, en él, los objetos, fueron diseñados por Ximena Escobar. El guion fue escrito por Julián Pérez y Andrés Tamayo, y la coordinación de Claudia María Giraldo.

Cuando llegan los grupos de muchachos de cualquier edad, Julián los recibe afuera del Salón Restrepo y les muestra la réplica de la valla de madera de 27 metros por 3 metros de altura, y les entrega tizas para que escriban en ella mensajes y hagan dibujos.

Un muchacho de colegio, con uniforme de educación física, sudadera y camiseta blanca, dibuja el Sol, la Tierra y algún otro planeta y escribe: “I feel alone all time. JC”. En tanto que una muchacha, con uniforme de falda y blusa blanca, dibuja corazones y nombres con la mano derecha y los borra con la izquierda.

Todo sirve para ayudar a Tom en su tarea de pintar esa valla, dice Julián. Y después, adentro, les muestra la isla y los objetos con que jugaban los amigos.

Los letreros del guion de la muestra, es decir, los que cuentan la historia y asuntos de la vida de Mark Twain con palabras y números, están acompañados de otros, metálicos, que cuentan las mismas cosas en braille.

“Es un recorrido por momentos inquietantes de la Aventura escrita por Mark Twain en 1876”, sintetiza Julián Pérez.

Ríos de imaginación

No es lo único que nos recuerda a Tom Sawyer, el del Mississipi. También lo evocan en uno de los talleres de Jardín Lectura Viva titulado Al ritmo del río, del Mississipi al Amazonas, en el que, en un ejercicio de imaginación, invitan a navegar por esos dos ríos con sonidos de percusión. Es una actividad de la Casa Taller Artesas.

Para las personas de la primera infancia —niños menores de seis años—, hay una Bebeteca, que no es un lugar para beber, sino para los bebés. Navegan en una balsa por el río en compañía de los mejores amigos, se adentran en cuevas misteriosas que llevan a una isla desierta, juegan a los piratas y se aventuran en la búsqueda de tesoros.

Y, cómo no, el librito amarillo, que cada año recrea una obra de la literatura universal, escenificándola en Medellín y el Valle de Aburrá. Este año, Las aventuras de Tom Sawyer fueron “convertidas” en Tom Sóyer mucho culicagao, por Koleia Bungard.

En esta historia, Tom anda por todas partes con su amigo Huck Mortiño, con quien toma Pony Malta con papas rellenas y hasta “se vuela” a “tirar” charco en Barbosa; desobedece a su tía Dolly y extraña a su novia Becky.

Este librito lo entregan en los puestos de información, con el folleto de programación y uno a veces se topa con los inseparables amigos por ahí, que van de aventureros por la Fiesta del Libro, buscando tesoros literarios.

Contexto de la Noticia

John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros publicados: Al filo de la realidad (cuentos), Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López (periodismo), Crónicas de humo, El Arca de Noé (crónicas) y Vida y milagros (crónicas), El alma de las cosas (relatos), Gema, la nieve y el batracio (novela). Recibí el Premio a la Excelencia Periodística de la Sociedad Interamericana de Prensa en 2005; el Premio CIPA, en 2004.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Entrevista

“Tom Sóyer” se salió del librito amarillo y anda de Fiesta
Sebastián Vélez
Actor que representa a Tom

¿Dónde pasa los días, por este tiempo “Tom Sóyer”, el del librito amarillo?

“Me salí del cuentico amarillo en compañía de mi amigo Huck Mortiño y andamos por la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín”.

¿Qué le falta al Tom Sawyer de Mark Twain para igualarlo a usted en aventuras?

“Le falta más calle....

Notas de la sección