Los recados del Carterito del amor

  • Dos claves tiene Julián Muñoz en su representación del Carterito del Amor: dar un mensaje personalizado, y que sea cargado de amor. Su móvil es el 315 789 02 70. FOTO Julio césar Herrera
    Dos claves tiene Julián Muñoz en su representación del Carterito del Amor: dar un mensaje personalizado, y que sea cargado de amor. Su móvil es el 315 789 02 70. FOTO Julio césar Herrera
Por John Saldarriaga | Publicado el 04 de febrero de 2017
en definitiva

Julián Muñoz es el Carterito del Amor. Es un personaje que lleva mensajes de cumpleaños o de cualquier situación. El agasajado recibe una sorpresa amable y llena de amor.

¡Llegó carta! ¿Para quién? Para Carlos Trujillo, funcionario de la Contraloría General de Medellín. Le llegó un mensaje de cumpleaños. La remitente: su esposa. El mensajero: Juvenal Juanetes, el Carterito del Amor.

Pero antes de subir al sexto piso del edificio homónimo del fundador de Medellín, Miguel de Aguinaga, junto a la recepción, Juvenal Juanetes, hombre alto y delgado, con barba un poco teñida de blanco y sin bigote, con nariz de payaso, vestido de chaleco, corbata, pantalón negro, quepis y tenis inmensos, recibió los datos del destinatario:

Nombre: Carlos Trujillo. Apodo: Pingüino. Anécdota: una vez, siendo un muchacho de bachillerato, perdió seis materias. El director, un sacerdote, leyó la lista de asignaturas perdidas y él lloró desconsolado. Sus compañeros trataron de alentarlo. Él les dijo: no lloro por las materias. Lloro porque a mi gato lo mató un perro anoche.

Apuntó todo esto en el bloc de notas de su teléfono móvil porque él, a menos que sus clientes soliciten por algún tipo de guiño a la nostalgia, el uso de cartas de papel y sobres de bordos de rayitas azules y rojas, como los casi extintos empaques de correo, es un mensajero moderno. Allí tenía anotadas las palabras cariñosas de su esposa, la remitente.

Infló tres bombas de caucho largas y recibió el desayuno organizado por la empresa especializada en llevar agasajos de cumpleaños.

Estaba listo. Entonces abordó el ascensor y llegó a ese piso de oficinas encerradas en cristales.

Rodeado de una docena de empleados, una vez detectó al homenajeado, comenzó su fiesta. ¡Llegó Carta!

Le dio la noticia de que su esposa estaba feliz de emprender con él otra vuelta al Sol y de que “él fuera un ser amoroso, tierno, excelente esposo y un ser maravilloso”.

Contó que su apodo era Pingüino. La risa de los compañeros no se hizo esperar ante tal revelación. En las caras de muchos se dibujó la maliciosa idea de que, en lo sucesivo, no estaría de más usarlo.

El cumpleañero, que había permanecido más o menos inexpresivo con el festejo, se dejó ganar por la emoción cuando escuchó la anécdota del gato y hasta se animó a repetirla con más detalles.

El Carterito sacó la primera de las bombas y, mientras hablaba, le formó con ella un cinturón que le ató a Trujillo alrededor de la cintura.

“El Cinturón del Amor protegerá tus principios y tus sentimientos”.

Luego, con otra bomba formó un yelmo y lo puso en la cabeza del destinatario y le dijo: “Este casco te protegerá de los malos pensamientos”.

Y con la tercera formó una espada para ordenarlo caballero andante: “Es la Espada del Amor. Te cuidará de las tretas del desamor. ¡En este momento te ordeno Sir Pingüi, el Caballero del Amor!”.

Y mientras cantaban en Feliz Cumpleaños, él hizo malabares lanzando al aire, por turnos, pañuelos de seda china.

Artista del rebusque

Hijo de reciclador y vendedora de cosméticos por catálogo, Julián Muñoz, el Carterito del Amor, siempre ha tenido la idea del rebusque. Actor de teatro desde que era un muchacho de doce años, combinó ambos asuntos. Por eso, además de pertenecer a varios grupos de teatro, se inventó hace cuatro años esto de ir llevando mensajes de cumpleaños, de aliento a enfermos que necesitan una sonrisa...

“Voy casi a cualquier parte —dijo—. Si me ponen los pasajes, voy adonde sea a llevar mis mensajes de amor”.

Contexto de la Noticia

PROTAGONISTAS Cartero, Actor, mimo y payaso

Image
Julián Muñoz
Actor

Julián Muñoz también se hace llamar el Pisco. Juvenal Juanetes, su personaje, aparece cuando el destinatario es una persona adulta. Cuando es un niño surge Estampi Buensobre. Piensa en la creación de un personaje nuevo, un duende que lleve los mensajes en Navidad.

Hace parte de los grupos Laboratorio del Gesto, de clown y mimo; Ñaque, dúo de comedia y sainete; Makerule, y Mermelada Teatro, para público infantil.

John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros de cuentos: Al filo de la realidad y El alma de las cosas. Periodismo: Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López; Crónicas de humo, El Arca de Noé, y Vida y milagros. Novelas: Gema, la nieve y el batracio, El fiscal Rosado, y El fiscal Rosado y la extraña muerte del actor dramático. Fábulas: Las fábulas de Alí Pato. Premio de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección