Muere libre el Titán que dio voz a Kraken

  • “Elkin creó canciones que la gente cantaba hasta sin saber de quién eran”, dice Donnie Miranda. FOTO Mario Valencia
    “Elkin creó canciones que la gente cantaba hasta sin saber de quién eran”, dice Donnie Miranda. FOTO Mario Valencia
Por John Saldarriaga | Publicado el 30 de enero de 2017

Si Donny Miranda, el locutor de Veracruz Stereo, se descuidaba, se le iba el día hablando al aire con Elkin Ramírez.

Este roquero, fundador y líder de la banda Kraken, muerto ayer en la Clínica Neurológica de Antioquia de un edema fibroso en el parietal derecho del cerebro, se entusiasmaba con los temas musicales que le planteaba el hombre de radio y como era un tipo amable, disponía de tiempo para todo el mundo.

Elkin Ramírez es uno de los pioneros del rock en Colombia.

Según Jorge Giraldo, coautor de un libro de historia del rock en Medellín, Ramírez fue el primero que enarboló las banderas del rock nacional. El primero que habló en estos términos, “cuando estaba en el ambiente la discusión de si se traba de una música colombiana o extranjera, en un mundo globalizado”.

El suyo, en Kraken, no era un sonido de fusión con otros ritmos, como lo harían Juanes o Aterciopelados, explica, sino de un rock más ortodoxo.

Para Giraldo, Elkin es uno de los más grandes cantantes de Colombia, no solo de rock, sino de cualquier género de música popular. “Era dueño de una técnica impecable y de un rango de voz muy amplio”.

Trascendió las barreras musicales. No solamente les gustaban a los seguidores del rock, y específicamente del Metal Progresivo, en el que se circunscribe su banda, sino que a muchas personas que no les gustaba el rock, también disfrutaban sus canciones.

“Por algo lo llamaban El Titán”, agrega Donny Miranda, quien coincide con Giraldo en este punto. Este locutor, que a principios de los ochenta recibía al cantante en Radio Disco ZH, revela que solía decirle que Kraken era el “Queen nuestro y él, nuestro Fredie Mercury. Él sonreía porque, en efecto, era un amante del rock sinfónico”.

Led Zeppelin y Mozart

Elkin contaba que llegó al rock por un amigo que le dio un casete de Led Zeppelin. Ese sonido lo sedujo. Luego encontró otros referentes, como Black Sabbath, Iron Maiden, Gotthard, DIO, Judas Priest... Y también Mozart, Bach, Schubert, Beethoven y otros.

“Mi canción favorita de Kraken —indica Donnie Miranda— es Vestido de cristal”, la que dice:

Si hace falta que le mire a los ojos, miraré./ Ya hoy creo que es tiempo./ Ojos negros, piel de hielo, voz de fuego./ Siento al verle, pero sin miedo.../ Olvidarle me da igual./ No estoy mintiendo ni ignoro su juego./ Si su vestido de cristal, se quiebra en silencio...

Jorge Giraldo, quien asistió a numerosos conciertos de Kraken en el Carlos Vieco, La Macarena y hasta en el Metropolitano, tiene por favorita la canción Todo hombre es una historia:

Dijeron que volvería/ tan pronto se le irían/ las ganas de volar./ Era un chico de mi barrio/ que tildaban de ordinario/ al no ser como los demás./ Y con su pelo en hombros/ se le escapó/ un día a toda esa opresión.

Le gusta porque, asegura, es el reflejo de una época.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS vida dEl Titán, el alma de kraken

Elkin Fernando Ramírez Zapata nació en Medellín el 26 de octubre de 1962. Estudió antes plásticas, literatura y música en instituciones y de forma autodidacta.

Comenzó su carrera de vocalista en Lemon Juice, en 1981. Al año siguiente cantó con Hertz. Kripzy y Ferrotrack fueron sus bandas en 1983.

En 1984 ingresó a la banda que denominarían Kraken, de la que fue fundador, director, cantante y compositor. Un concierto en el Teatro Lux, de Manrique, ante unas 1200 personas marcó su inicio.

Entre las canciones más célebres de Kraken están Nada ha cambiado aún, Muere libre, Vestido de cristal y Escudo y espada.

Elkin incursionó en el cine en 2008, cuando representó el papel de un asesino en la película La ética de Caín, del director Edward Ruiz.

John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros publicados: Al filo de la realidad (cuentos), Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López (periodismo), Crónicas de humo, El Arca de Noé (crónicas) y Vida y milagros (crónicas), El alma de las cosas (relatos), Gema, la nieve y el batracio (novela). Recibí el Premio a la Excelencia Periodística de la Sociedad Interamericana de Prensa en 2005; el Premio CIPA, en 2004.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección