Un barquero loco recibe homenaje del teatro

  • “Yo soy la tragedia de Medellín andando” es una de las formas de Bernardo Ángel para definirse. FOTO Julio César Herrera
    “Yo soy la tragedia de Medellín andando” es una de las formas de Bernardo Ángel para definirse. FOTO Julio César Herrera
Por John Saldarriaga | Publicado el 06 de marzo de 2018

“Fui incubado en el ascetismo; después, con mi formación en el seminario eudista, entre los bosques de San Pedro de los Milagros, fortalecí mi existencia taciturna, y durante toda la vida el teatro me ha rejuvenecido”.

Estas palabras, pronunciadas con fuerza vital, son de Bernardo Ángel Saldarriaga, el “capitán” de La Barca de los Locos, el grupo de teatro de calle y espacios no convencionales, a quien se le rendirá homenaje esta noche en el Teatro Popular de Medellín.

Y son dramáticas, como sacadas de un poema, porque él tiene el teatro instalado en su cuerpo. Y para ser precisos, la tragedia.

“Un día yo iba caminando con el actor Hernán Bolívar por el Centro. Él saludó a una mujer. Era Teresita Gómez, la pianista, a quien yo no conocía todavía. Después, cuando volvió donde mí, me dijo: ‘sabes qué me dijo ella: ¿quién es ese hombre al que se le nota la tragedia en la cara?’. Y es cierto: yo soy la tragedia de Medellín andando”.

Cree que en una sociedad como la nuestra, la tragedia es la salida; no la comedia y ni siquiera el drama.

Lucía Agudelo, la socióloga que se convirtió en actriz al presenciar, en 1981, las funciones de La Barca de los Locos, el grupo fundado por Bernardo, cree que las dramaturgias, la poesía y el teatro de este creador son muy dicientes y para nada concesivos con el establecimiento. Fue eso lo que la impulsó a embarcarse en este grupo, pues halló en el teatro otra forma de ejercer la sociología.

Muchos años en las tablas

Bernardo ha ejercido gran influencia en muchas personas. Ramiro Tejada, actor y crítico de artes escénicas, dice: “La primera obra que yo vi en mi vida fue el monólogo Sobre el daño que hace el tabaco, de Antón Chéjov, interpretado por él. Eso fue en una huelga de la Universidad de Medellín, en 1975. Desde entonces lo conocí como el hombre transgresor, rebelde y provocador”.

Ramiro destaca que en el trabajo de Bernardo hay un alto componente de religiosidad siempre presente y que como actor es un oficiante, una especie de sacerdote que se confiesa y celebra una misa teatral en la plaza pública.

“Él mismo es una transfiguración”, sostiene el crítico, quien añade que tiene un monólogo titulado Imprecaciones a Krapp, como una especie de respuesta a Krapp, la última cinta, de Samuel Beckett, que a veces ha presentado como antesala a la función que Ramiro hace de la obra del irlandés.

A Bernardo lo aqueja una enfermedad dolorosa. Él mismo se refiere a su situación con la idea de que el daño corporal es como un agua, el agua del Jordán que lo lava y purifica. Sigue con la fuerza de siempre, presentándose con La Barca de los Locos, cada jueves, en el Parque de Bolívar. “Mientras mi cuerpo se sostenga, ahí estaré, en ese aleteo, mirando a la gente”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis El homenaje a Bernardo, hoy en el TPM

Bernardo presentará el libro Teatro, locura y éxtasis, publicado por Fallidos Editores. Incluye las dramaturgias La monja, Ni héroes ni mártires, Rumbo a las Indias y Aúllan los lobos. Obras que cuestionan valores de la sociedad.

Los amigos se reunirán desde las 7:30 p.m. con Bernardo y hablarán de teatro y verán un documental de Andrés Bustamante y otros, con escenas grabadas en la Catedral de Sal, el seminario de San Pedro de los Milagros donde estudió y otros momentos notables.

“Esta ciudad de la que desdecimos, también nos ha marcado”, dice Bernardo Ángel.

PROTAGONISTAS Vida y milagros de un teatrero

Bernardo Ángel Saldarriaga
Actor
Conocido por su teatro de rebeldía, Bernardo nació en Cisneros, el 8 de agosto de 1944. Comenzó a hacer teatro en 1956, en el colegio. Fue seminarista, pero se salió. Estudió en Bellas Artes y en la escuela de Arte Dramático de Sergio Mejía Echavarría. Fundó los grupos La Pirámide y El Foro, con los que montó obras de Chéjov y otros autores. Hizo teatro político. Integró El Taller, de Mario Yepes. En Bogotá, actuó en el TPB. Participó en la series histórica de televisión Revivamos nuestra historia. Todo eso antes de fundar La Barca de los Locos, en 1975, que también integra la actriz Lucía Agudelo. La Barca se presenta especialmente en el Parque de Bolívar.
John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros de cuentos: Al filo de la realidad y El alma de las cosas. Periodismo: Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López; Crónicas de humo, El Arca de Noé, y Vida y milagros. Novelas: Gema, la nieve y el batracio, El fiscal Rosado, y El fiscal Rosado y la extraña muerte del actor dramático. Fábulas: Las fábulas de Alí Pato. Premio de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección