Un pretexto para comprender lo ajeno

  • Gihan estará en la charla Acercarse para ver lo que pocos ven y fotografiarlo, moderada por Margarita Barrero. FOTO cortesía fnpi
    Gihan estará en la charla Acercarse para ver lo que pocos ven y fotografiarlo, moderada por Margarita Barrero. FOTO cortesía fnpi
Por mónica quintero restrepo | Publicado el 28 de septiembre de 2017

A Gihan Tubbeh la cautivó, esa es la palabra que usa, mirar desde un agujero. Ella, fotógrafa por accidente, estaba de voluntaria en un hospital psiquiátrico en donde tomaba fotos de la escasez para recaudar dinero. Ese fue el principio. La curiosidad y la cámara, dice ella, como excusa para estar en realidades de las que no podría ser parte sin los proyectos fotográficos.

Le interesan las historias “en las que lo documental se carga de la ficción del fotógrafo”.

¿Qué significa eso de acercarse a lo que pocos ven?

“Significa acercarse desde uno mismo. Quebrar las distancias. Ingresar a esa realidad como si te perteneciera. La fotografía puede ser un pretexto para comprender lo ajeno. En lo personal me atrae lo que dista de mí, lo que me sorprende, lo que no entiendo. Todo se ha visto. Depende de ‘cómo’ uno se acerca para revelar algo que ‘pocos ven’”.

En sus temas está la vida diaria, ¿cómo explorar la vida cotidiana si está siempre entre nosotros?

“Lo cotidiano está lleno de particularidades. Hay que ser curioso para observar lo que podría pasar por desapercibido. Para explorar lo ajeno hay que acercarse desde uno mismo y quebrar las distancias, hacer lo ajeno tuyo”.

Ganó el World Press Photo 2010 en la categoría Daily Life en 2010, ¿eso qué cambió en su carrera como fotógrafa?

“Definitivamente por obtener un premio semejante, mi nombre sonó más, pero ya en 2009 fui seleccionada para participar en el Joop Swart Masterclass del World Press Photo que me dio oportunidad de mantener contacto con otros círculos de fotógrafos alrededor del mundo, y posteriormente en 2011, el premio del POY Latinoamericano como mejor fotógrafa del año me dio una solidez en América Latina. Más que poner en la balanza los reconocimientos y cómo eso me otorgó más popularidad, ser seleccionada para participar en Reflexions Masterclass por unos años en Europa fue lo más enriquecedor para mi carrera, dándome un alcance diferente al del fotoperiodismo, y poniendo en cuestión cuál es la visión del fotógrafo como autor”.

¿Qué es lo que más recuerda de ese trabajo Adrián, un niño autista, con el que ganó el World Press?

“De Adrián recuerdo su capacidad de absorberse dentro de él y mi fascinación por eso. Recuerdo nuestra gran coincidencia, el gusto por la estática en el televisor. Recuerdo su ternura. Con Adrián pasaba días enteros, muchas horas mirando películas de Barney, recogiendo pelusas, jugando con agua y gran porción del tiempo no sacaba la cámara. En algún momento me quebré, la cercanía emocional que tuvimos me comenzó a afectar”.

Defiende la imagen como vehículo de expresión. ¿Cómo es eso?

“Tengo una fuerte preferencia por las fotos que se alejan de la objetividad, por las que generan más preguntas que respuestas. En mi caso, fotografío desde lo intuitivo y la emoción, es como mejor funciono”.

Con los celulares, ahora cualquiera se siente fotógrafo profesional. ¿Qué es un fotógrafo?

“Le presto atención a los fotógrafos que tienen una visión consciente, una búsqueda por querer transmitir algo que vaya más allá de lo que evidencian sus imágenes”.

Cuando hace clic, ¿qué quiere contar?

“Más que contar historias, me interesa generar emociones y provocar que el espectador se vincule con algo allí que conoce y no conoce. La consecuencia de esos vínculos provocados es ese sentirse humano, una vez más, generando cercanía con realidades ajenas”.

Contexto de la Noticia

En un minuto desde el oficio

¿Qué tan difícil es ser mujer fotógrafa?

“En mi caso, nunca me he sentido discriminada. Cuando me he involucrado con temas duros y situaciones en las que corro peligro por ser mujer, he sentido reacciones de sorpresa, pero mi búsqueda ha sido bastante bienvenida en la mayoría de casos. Eso tiene que ver con el carácter de uno. Una comunicación horizontal, la anulación de prejuicios y la flexibilidad para adaptarse a situaciones que podrían resultar incómodas o amenazantes, generan confianza y apertura de ambos lados. Discriminada con respecto al mercado, tampoco. He tenido buenas oportunidades y comisiones para fotografiar temas sin poner en discusión mi género”.

Mónica Quintero Restrepo

Es periodista porque le gusta escribir. A veces intenta con la ficción, y hasta con los poemas, y entonces se llama Camila Avril. Le gusta la literatura, el teatro, el arte y las historias. Es periodista de Cultura de El Colombiano. También estudió Hermenéutica Literaria.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección