Torneos anuales o semestrales, esa es la cuestión

  • Salvo ligas menores del continente americano y Europa, ningún país tiene vigente los formatos semestrales en su liga nacional. FOTO manuel saldarriga
    Salvo ligas menores del continente americano y Europa, ningún país tiene vigente los formatos semestrales en su liga nacional. FOTO manuel saldarriga
Publicado el 17 de julio de 2018
42

millones de dólares ingresan a la Dimayor anualmente por el pago de cada usuario que consume fútbol nacional

430

partidos se jugaron en Colombia en 2017 entre los dos campeonatos ligueros, sin contar los de Copa Colombia

70%

de los 32 títulos disputados en torneos cortos desde 2002 quedaron en manos de 5 equipos

Tras 50 días de para, el próximo viernes retornan las emociones del fútbol colombiano.

Y en víspera de que un nuevo torneo comience vuelve también un interrogante que ha rondado durante años la actividad futbolística del país y que se torna álgido con ciertas circunstancias.

¿El fútbol colombiano necesita reformar el torneo y retornar a los campeonatos largos y debe mantener la versión semestral?

El pasado mes de abril, el capitán de Atlético Nacional, Alexis Henríquez, puso el dedo en la llaga acerca de ese tema, tras la reiteración de inconvenientes en el calendario que obligó a Nacional a jugar dos partidos en menos de 24 horas (ante Bolívar en La Paz por Copa Libertadores y luego contra Junior en Barranquilla por Liga).

El samario criticó duramente a la dirigencia del fútbol colombiano por mantener el mismo formato semestral, instaurado desde 2002.

El defensor expuso que es necesario otra clase de campeonato que impida que la competencia local siga interfiriendo la labor de los equipos que clasifican a torneos internacionales, un mal que se ha ido agravando año tras año desde 2010 llegando a veces a situaciones insostenibles.

Pero esta discusión que puso Henríquez sobre la mesa, no es nueva. El debate en torno a la pertinencia de reinventar el torneo nacional viene de años atrás.

Los detractores de la iniciativa exponen una serie de argumentos para mantener el torneo tal cual está. Otros por el contrario refutan dichos argumentos y plantean otros puntos que claman la necesidad de una reestructuración del fútbol patrio. A continuación algunos de estos.

¿cuál formato premia al mejor?

Óscar Quintabani, único técnico junto a Juan Carlos Osorio en ganar los dos campeonatos colombianos en un mismo año, considera que la semestralidad en el fútbol nacional impide posicionar un proyecto deportivo sólido. Él mismo lo vivió en Nacional.

“Mantener a los jugadores valiosos para una plantilla es insostenible en Colombia. Además porque los futbolistas tienen un chip por el cual sienten que una vez que han salido campeones en un torneo ya cumplieron su ciclo”, detalla Quintabani.

En consecuencia, hacer lo que él y Osorio lograron con Nacional parece imposible de replicar.

“Si analizamos los campeones de cada semestre encontramos que cada año hay un equipo que hizo méritos deportivos para salir campeón y otro que fue quizás el menos irregular de todos”, sostiene.

Esto, concluye, no ocurriría bajo la modalidad anual, donde definitivamente se premia el proceso.

¿qué hay acerca de las taquillas?

Ese es uno de los postulados más insistentes de quienes consideran inadecuado implementar un campeonato largo en Colombia.

Se expone que la imposibilidad de pelear por el título alejaría de los estadios a una gran cantidad de aficionados de equipos relegados de las primeras plazas.

Sin embargo, la evidencia indica que los torneos actuales, que permiten cada semestre que ocho equipos luchen por la estrella mediante cuadrangulares o fases de eliminación directa hasta la final, no ha significado un cambio positivo en los ingresos por taquillas para los equipos.

El primer semestre de 2002, cuando se inauguró el primer campeonato semestral, se registró un promedio de 5.391 espectadores por cada uno de los 176 partidos que se disputaron.

Con el tiempo, el promedio mejoró pero nada significativo. El mejor promedio se presentó en el primer semestre de 2007, cuando fueron en total 2.359.082 aficionados a lo largo de los 188 juegos, promedio de 12.548 por partido.

Entre agosto de 1996 y diciembre de 1997, cuando se jugó el Torneo Adecuación, el más largo en la historia del país, y que tuvo seis fases que facilitó que varios equipos, a lo largo del certamen, aspiraran al título, registró una disminución de asistencia que frenó los buenos números de los primeros años de la década de los 90.

Por citar algunos ejemplos, Medellín tuvo una presencia de 6.000 hinchas por juego y Nacional de 10.000.

Las cifras indican entonces que la afectación de la taquilla con torneos largos es más mito que realidad. Y que la labor para que los aficionados vuelvan a las tribunas pasa por otros aspectos.

¿se pierde o se gana emotividad?

“En Colombia el fútbol está más ligado a la emoción que a la afiliación. Por eso es difícil concebir un equipo que tenga un apoyo sostenido a lo largo de la campaña en los estadios, salvo en la fase definitiva”, afirma Javier Álvarez, quien dirigió la final de diciembre en 2009 entre Caldas y Junior.

Para Álvarez, un torneo anual no va en sintonía con la cultura pasional del aficionado colombiano.

“En Europa ves que un club mediano celebra el paso a un torneo internacional, porque su objetivo es ese y es coherente. En nuestro fútbol, por esa misma posibilidad latente de que cualquier equipo en racha puede salir campeón, es juzgado más por la pasión que por el proceso”, explica.

Finalmente, el caballo de batalla de los defensores de este modelo, tiene que ver con el cambio del formato que reduciría la cantidad de partidos y, en consecuencia, también del dinero que perciben los clubes por televisación.

Sin embargo, según informe publicado por la Superintendencia de Sociedades, la deuda de los equipos del fútbol colombiano aumentó este año en un 15%, evidenciando que, en últimas, si no hay una estructura sólida y un producto bien constituido el dinero mágico de la televisión no lo soluciona todo en el fútbol.

Contexto de la Noticia

RANKING torneos atípicos y rarezas

1. EL TORNEO DE LOS DESCARTADOS
En 1981 se jugó una Copa Colombia con los equipos eliminados de la Liga y se disputó en parajes exóticos como Anserma y Sogamoso. El campeón fue Medellín.

2. SEMIFINALES PRE-CONMEBOL
Fue en el torneo que comenzó en agosto del 95 y acabó en julio del 96. Reunió a los ocho eliminados de la Liga para definir al clasificado a Copa Conmebol 1996.

3. ADECUACIÓN, EL TORNEO INCOMPRENSIBLE
Se jugó en 16 meses; finalizó en diciembre del 97. Tuvo 584 partidos, 6 fases. Incluso, los medios hicieron pedagogía para poder explicar el torneo.

4. NO SALIÓ COMO ESPERABAN
Buscando aumentar a 20 los equipos en primera, se realizó un torneo con históricos descendidos. Estaba hecho a la medida del América, pero ascendieron Cúcuta y Tuluá.

Ejemplos que pueden replicarse en Colombia

-Argentina realizó en 2015 un cambio drástico en su campeonato.

El nuevo torneo se conformó con 30 equipos con partidos de ida y vuelta y título para el club con más puntos, tal como en Europa.

Desde entonces han ido bajando el número de equipos hasta los 24 actuales. La idea es llegar a 20.

Bajo este formato la AFA ha logrado una repartición equitativa de los cupos a competencias suramericanas.

Tanto así, que en los últimos cuatro años, 17 equipos diferentes de dicho país han participado tanto de Libertadores como en Sudamericana.

-En Brasil, donde se jugaba igual que en Colombia hasta 2003, el cambio a torneo anual le ha permitido a los elencos mantener su proyecto deportivo a pesar del fuerte mercado que existe por sus jugadores. De hecho, los brasileños han sido los únicos que han logrado romper la hegemonía europea en el Mundial de Clubes en los últimos 12 años.

OPINIóN Inconsistencias y temas por corregir

jorge almirón
Técnico Nacional
“Con un torneo anual se premia más el proceso. Además facilitaría armonizar los objetivos en la liga local con los de los torneos internacionales. Eso hace más competitiv a una liga. Pero bueno, también debemos entender nuestro contexto y saber que hay unos asuntos comerciales que se benefician con este formato”.
ruben darío bedoya
Técnico Envigado
“Para las necesidades del fútbol colombiano me parece que el formato se ajusta. Sin necesidad de transformarlo drásticamente creo que hay temas por corregir en aspectos de calendario. Pero en términos generales me parece que como se juega en Colombia permite cierto equilibrio entre los equipos”.
juan carlos álvarez
Técnico de Leones
“Hay brechas muy grandes, que en una Liga larga se notarían mucho más. ¿Cómo podría tener el aguante un equipo como Leones que emerge del descenso con otros que tienen presupuestos inmensos, como Nacional? ¿Cuántos puntos podría sacar de ventaja Nacional en un torneo anual? Afectaría la competencia”.
Andrés Ricaurte
Volante del Medellín
“Creo que si no se ha modificado en estos años es porque a la mayoría de los clubes les conviene que se juegue así. Pero eso no quiere decir, obligatoriamente, que esté funcionando bien. Los torneos semestrales llaman la atención por la emoción que se vive en finales. Pero otro formato también podría ser emotivo”.
carlos giraldo
Defensor del Pasto
“Cuando un torneo da pie para que los equipos se acomoden a su beneficio y perjudiquen a los otros es porque tiene fallas muy serias. No solo con un mal arbitraje o arreglos de partidos se afecta la honestidad de este deporte. Cuando las reglas no están claras se juega en condiciones desiguales. Eso pasa en Colombia”.
francisco nájera
Defensor de La Equidad
“Por un lado buscamos acercarnos a los estándares de calidad de Europa y por el otro obligamos a los equipos que nos representan a jugar 70 u 80 partidos al año. Eso no es compatible. Además es una actitud negligente por parte de la dirigencia, pues solo con un poco de voluntad se podría hacer un mejor campeonato”.
Juan Felipe Zuleta Valencia

Soy periodista porque es la forma que encontré para enseñarle a mi hija que todos los días hay historias que valen la pena escuchar y contar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1