Caso Bedoya debe dar vida a nuevos parámetros éticos

  • El expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, espera ahora que se le defina su situación por parte de la Fiscalía norteamericana. Foto Archivo
    El expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, espera ahora que se le defina su situación por parte de la Fiscalía norteamericana. Foto Archivo
Por jaime herrera correa | Publicado el 06 de diciembre de 2015
Infografía
Caso Bedoya debe dar vida a nuevos parámetros éticos

Promover el “desarrollo del fútbol colombiano” siempre fue la insistencia de Luis Bedoya Giraldo. Con esa idea se estrenó como dirigente del Suramericano juvenil de 1987 en el Eje Cafetero, presidió la Dimayor y estuvo nueve años al frente de la Federación Colombiana de Fútbol (Colfútbol).

Esa satisfacción de “pasar de un patrocinador a más de una docena y darnos el privilegio de elegir esponsors” y el afán de regresar a Colombia a los mundiales fueron frases de batalla de la administración de este dirigente pereirano de 56 años.

Partiendo de esa visión fue que Bedoya escaló en el balompié nacional, ocupó todos los cargos e iba camino a superar a Alfonso Senior Quevedo y León Londoño Tamayo, los responsables de que el país obtuviera la sede de la Copa Mundo de 1986, privilegio que desaprovechó el expresidente colombiano Belisario Betancur Cuartas al renunciar a ella.

Y lo tenía todo para superarlos en sus casi dos décadas de gestión; sin embargo, se dejó tentar por la ambición, admitida por él mismo, al declararse culpable de fraude electrónico y sobornos en negocios de la Conmebol, según un informe de la Fiscalía de Nueva York.

Pese a que en un principio dijo que no había “recibido coimas ni puesto en juego la imagen del fútbol colombiano”, Bedoya terminó involucrado en el “Fifagate”, que esta semana generó el encarcelamiento de Luis Chiriboga (Federación de Ecuador) y esto puso a los dirigentes colombianos a reflexionar sobre el futuro que le espera a este deporte en el país.

Julio Roberto Gómez Gaitán, expresidente del Independiente Medellín, lamenta lo del exmáximo jerarca de Colfútbol, pero cree que este caso debe darles vida a nuevos parámetros éticos, administrativos y legales en el deporte.

“La actividad muscular es un negocio, pero debe tener normas, condicionamientos, legalidad y límites, porque no puede primar el beneficio personal por encima de las instituciones y los principios”, asegura Gómez Gaitán.

Sin desconocer los aportes de Luis Bedoya al fútbol nacional, Julio Roberto es un convencido de que las investigaciones a Fifa, Conmebol y todas sus federaciones asociadas serán una especie de “limpieza dura, necesaria y ejemplarizante para que los involucrados asuman las consecuencias y los dirigentes que quieran llegar tengan claro que hay que trabajar por el deporte y no hacer un aprovechamiento indebido del cargo”.

Gracias a Bedoya la televisación se convirtió en un salvavidas de los equipos en el país, la afición disfrutó de un Mundial, así fuera juvenil, y Colombia dejó atrás 16 años de frustraciones por no volver a la Copa Mundo. También volvió a ganar el Suramericano sub-20 masculino, proyectó el balompié femenino con presencia en mundiales y olímpicos, y las selecciones contaron con una sede propia para entrenar.

Pero no midió la gravedad de sus acciones ni sacó aprendizajes de experiencias cercanas y por eso ahora toda su gestión es calificada por los últimos acontecimientos y no por lo que aportó.

De ahí que Roberto Hoyos Ruiz, quien fue vocal de Colfútbol entre 2002 y 2006, crea que esta experiencia debe servirles a los nuevos dirigentes para que les apuesten a proyectos sociales y de inclusión de tal manera que miren el fútbol como un vehículo de desarrollo, integración y servicio.

Contexto de la Noticia

La prueba Fiscalía de Nueva York le abrió caso

De acuerdo a la documentación anexada por la Fiscalía de Nueva York y a las declaraciones de la fiscal Loreta Lynch, el dirigente Luis Bedoya Giraldo aceptó fraude en transferencia bancaria y conspiración de soborno. Los textos citan textualmente que “Luis Bedoya, miembro ejecutivo del Comité Ejecutivo de la Fifa, vicepresidente de la Conmebol y hasta el mes pasado presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, se declaró culpable de dos cargos por crimen organizado y conspiración de fraude electrónico. Como parte de su declaración, Bedoya aceptó entregar los fondos que tiene en su cuenta del Swiss Bank”. El documento 2015R01826 de la Fiscalía de Nueva York señala que Luis Bedoya tuvo como conspiradores al dueño del Grupo Traffic (Sao Paulo, Brasil), el director de control de Torneos y Competencias S.A. (Argentina) y al director de control de Grupo Full Play S.A. (Argentina) y Datisa S.A. Entregaron por derechos de transmisión de la Copa América del 2015, 2019 y 2023, así como la Copa América Centenaria, 317,5 millones: 75 por la edición del 2015; 77,5 por la del 2016; 80 por la del 2019 y 85 por la de 2023.

Jaime Herrera Correa

Escritor y periodista deportivo, amante del fútbol y el baloncesto. El deporte es mi razón de ser y la idea es construir.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1