Eléider, de evadir peleas a campeón del mundo

  • Pese al corte en su pómulo -6° asalto, Álvarez no se despesperó, y con valentía, concentración y poder salió victorioso. FOTO AFP
    Pese al corte en su pómulo -6° asalto, Álvarez no se despesperó, y con valentía, concentración y poder salió victorioso. FOTO AFP
Por JHEYNER A. DURANGO HURTADO | Publicado el 06 de agosto de 2018
Infografía
Eléider, de evadir peleas a campeón del mundo
13

años tenía Eléider Álvarez cuando incursionó en el boxeo.

24

combates ha disputado Álvarez, cero derrotas. En 12 ha logrado nocaut.

36

peleas suma Kovalev: 32 triunfos, tres derrotas y una nula. 28 han sido por nocaut.

El hombre que de niño huía a las peleas, pues su madre lo castigaba con un rejo de vaca si se daba cuenta que formaba tropel por las polvorientas calles del barrio San Martín de Turbo, donde creció, es, a sus 34 años, el nuevo campeón mundial de los semipesados de la WBO (Organización Mundial de Boxeo) y la AIB (Asociación Internacional de Boxeo). Un hecho histórico para el pugilismo colombiano.

Su nombre es Eléider Álvarez Baytar, quien llegó al boxeo más por una petición de su mamá que por pasión propia.

“A él no le gustaba el deporte, se hacía el dormido o decía que le dolía la barriga con tal de no salir de la cama para ir a entrenar”, expresa Vilma, la hermana mayor de Eléider, quien este sábado, en el Hard Rock Hotel de Atlantic City, logró el mayor éxito de su carrera al vencer, por nocaut técnico, al ruso Sergey Kovalev, al que derribó tres veces en el séptimo de los 12 asaltos pactados.

De la música al ring

Eléider, que nació en Puerto Girón, un corregimiento de Apartadó a orillas del río León y habitado por afrodescendientes, vivió sus primeros años de infancia al frente de esa comunidad en un campamento llamado Maderas del Darién, donde su padre laboraba. “Todo lo que le decíamos lo hacía. En casa ese muchacho siempre fue un servidor. La disciplina que le implantamos no lo dejó desviar del camino”, cuenta Jorge, quien al lado de su esposa Aida -empleda de servicio-, decidieron desplazarse, con Eléider y sus otras dos hermanas -Vilma y Deysi- a Turbo en busca de nuevas oportunidades.

“Allí empezó a mostrar amor por la música, tanto que él solito montó un grupo llamado Infancia Vallenata. Su anhelo era ser cantante, aunque como su voz no era la mejor, rápidamente despertó de ese sueño”, indica Vilma, quien suelta una carcajada.

Recuerda que su hermano era bastante recochudo en la escuela Ángel Milán, de religiosas. “Entre tres veces a la semana los profesores mandaban a llamar a mi mamá, es que no dejaba dar clases. Hasta que un día las monjitas se cansaron y hubo que sacarlo de la institución. Estaba en cuarto de primaria”.

De ahí fue recibido en el colegio Interamericano, de cristianos, pero ellos tampoco lograron controlar su hiperactividad. “En ese lugar llegó hasta grado séptimo. Era demasiado inquieto. Se quedó sin estudiar varios meses. Se levantaba tarde y ya ni paraba en la casa, ni comía por estar en la calle”, relata Vilma.

Ese motivo llevó a Aida a buscar al entrenador de boxeo Oswaldo Ricard, su vecino, para que convenciera al joven de que el deporte era una buena opción de vida.

Pero el desafío no fue fácil. El deportista ni iba a los entrenamientos. Solo cuando su madre falleció, a los 40 años de edad, comprendió que su insistencia tenía un valor. A partir de ahí fue otro.

“Álvarez le debe a su mamá lo que es, también a los profesores que lo guiaron, en especial a Ricard, quien le dio orden y responsabilidad”, asegura el técnico departamental de boxeo Abelardo Parra, quien rememora la primera vez que conoció al deportista.

Dice que el 17 de agosto de 2000, a las 6:45 de la mañana en el estadio de atletismo de Apartadó, citó a 22 boxeadores de la zona para hacerles unos test físicos y saber quiénes podrían hacer parte del Centro de Alto Rendimiento de Urabá, programa proyectado a formar campeones nacionales e internacionales.

“Ese día Eléider llegó a las 7:30 a.m. Estaba con una maleta, de jean y botas. Se me presentó, pero como ya había iniciado las pruebas, le dije que el horario de entrenamiento era a las 7:00 a.m. y que por favor se retirara. Al otro día fue el primero de la clase. En ese momento vi su disciplina, voluntad y deseo de salir adelante”.

Un año después, en Buenaventura, logró su primer título nacional juvenil. Triunfó en la división de los 63 kilogramos.

En el 2002 fue convocado a la Selección Colombia, con la que participó en el Mundial en La Habana, Cuba -fue octavo-. En 2008, tras ser campeón panamericano en Estados Unidos, así como en los Nacionales en el Valle del Cauca, dejó de ser boxeador aficionado para incursionar en el profesionalismo.

En su afán de pulir su talento, fortalecer el carácter y mejorar la técnica, decidió, hace 10 años, alejarse de sus seres queridos, de amigos y costumbres, y radicarse en Quebec, Canadá, y así poder escalar alto.

“No es fácil, de la noche a la mañana, adaptarse a una cultura tan distinta a la nuestra. Me quedo corta para describirlo. Es un luchador, una persona sencilla, humilde, que se esmera por lo que quiere. Es un ejemplo a seguir”, manifiesta Deysi, a quien aún cela cuando algún romeo se acerca a asediarla. “Es que siempre está pendiente de nosotros, eso es lo lindo de él, que nunca se olvida de dónde salió”.

El campeón señala que si empieza a mencionar a la gente que le ayudó, no termina. Está feliz de entregarle esta alegría a Colombia y Canadá, país que lo adoptó. “Soy un hombre con hambre. Hace años esperaba esta oportunidad, estoy preparado para grandes cosas”, advierte el púgil que seguirá luchando para mejorar sus golpes, pues a estas peleas que dan gloria no les huye.

Contexto de la Noticia

Paréntesis ELÉIDER NO SE SENTÍA PERDEDOR

Al terminar la pelea, Eléider, tras soltar un grito de felicidad tan fuerte como sus golpes, y que resonó en el escenario como las tres veces que tumbó a su adversario a la lona, se llevó el dedo índice a la cabeza dando señal de lo que es: fortaleza e inteligencia. Conocido como Storm (Tormenta), el colombiano arrasó con el reinado de Kovalev, apodado El Triturador. Cuando el viento parecía soplar en contra, pues el ruso dominaba las tarjetas en el séptimo episodio, el paisa reaccionó con un derechazo en el costado izquierdo del rostro de Kovalet, que acabó con sus aspiraciones. “Perdiendo yo? No me sentía perdedor. Solo cuando llegue un nocaut sí me sentiría derrotado. Sabía que en cualquier momento podía salir el nocaut, no encontré en el campeón algo diferente a lo que es, un boxeador que va siempre para adelante y tirando golpes, pero que no tiene más libreto”.

datos interesantes del campeón

Eléider es el primer campeón mundial de Colombia coronado en una de las divisiones altas del boxeo: la semipesada o semicompleto cuyo límite de peso es libras. Solo dos por encima de ellas: la crucero (hasta 200 libras y la pesada por encima de 200 libras).

Álvarez es hoy uno de los cuatro monarcas semicompletos del mundo: Dmitry Bivol (Rusia), campeón WBA (Asociación Mundial); Adonis Stevenson (Canadá), monarca WBC (Consejo Mundial); Arthur Beterbiev (Rusia), titular IBF (Federación Internacional) y el de la WBO (Organización Mundial).

El antioqueño no solo ganó el fajín WBO. Otra entidad que hace carrera como alternativa en el llamado boxeo de paga, la AIB (Asociacion Internacional de Boxeo) lo reconoce como su campeón. Por eso, el nativo de Puerto Girón, Apartadó, salió del ring portando dos cinturones.

Antes, Eléider había ganado una faja mundial que concede la WBC, llamada Silver (plata), que es un título promocional previo al de campeonato mundial. Algo así como el interino de otras entidades (y que da opción de combatir por la corona absoluta).

Para Colombia es la primera vez en toda la historia del boxeo profesional, que abrió con el título wélter júnior de Antonio Cervantes en 1972, que un peleador queda monarca en semicompleto. Se necesitaron 46 años para lograrlo.

La división supermediano (168 libras) era, hasta el sábado, la más alta en la que un colombiano había ganado título, coincidencialmente lo lograron dos en un mismo año: Alejandro Berrío (IBF) y Fulgencio Zúñiga (OIB), en 2007.

Esta es una división ilustre del boxeo en la cual se ha tenido a campeones de la talla de Archie Moore, Michael Spinks, Víctor Galíndez, Roy Jones Jr., Thomas Hearns y Sugar Ray Leonard. Ilustres de verdad.

Como aficionado, Eléider hizo una notable carrera, siendo oro en Panamericanos de Río 2007 e integró el equipo olímpico de Pekín 2008.

En pugilista urabaense, que logró medalla de bronce en los Juegos Suramericanos en Buenos Aires-2006, comenzó su racha ganadora en el boxeo profesional el 28 de agosto de 2009 en Montreal, Canadá. Ese día venció al estadounidense Jesse Sanders, por nocaut.

OPINIóN “UN DIGNO EMBAJADOR”

vísctor Albornoz
Exboxeador y amigo de Eléider
“Desde jóvenes me decía que pese a las adversidades, como la falta de apoyo, iba a ser campeón mundial, y vea, lo logró. Es un digno embajador y no cambia, es el mismo humilde. Necesitamos más respaldo para tener campeones como él”.
YUBERJEN martíNez
Boxeador colombiano
“Lo que hizo Eléider es otra bendición para el boxeo colombiano, pues se demuestra que vale la pena luchar por lo que se quiere. A él, como a otros, siempre los vi como ejempos a seguir, marcaron mi camino en el boxeo”.
CÉIBER ÁVILA
Boxeador colombiano
“Eléider es un líder, sus consejos me sirvieron para llegar lejos. Verlo partir a Canadá en busca de sus sueños da cuenta de su categoría. Con su título la sacó del estadio. Urabá está de fiesta”.

INFORME CAMPEONES MUNDIALES ANTIOQUEÑOS

· Elvis Álvarez (mosca, 1989, WBO), nacido en Medellín.

· Rubén D. Palacios (pluma, 1991, WBO), de Puerto Nare.

· Kermin Guardia (mínimo, 1998, WBO), de Turbo.

· Irene Pacheco (mosca, 1999, IBF), de S. Juan de Urabá.

· Antonio Beibis Mendoza (minimosca, 2000, WBA), de Río Cedro, Arboletes.

· Darleys Pérez (ligero, 2014, WBA, título interino), de San Pedro de Urabá.

· Dayana Cordero (gallo, 2017, WBA, título interino).

· Eléider Álvarez (semicompleto, 2018, WBO y AIB), de Puerto Girón, Apartadó.

Jheyner A. Durango Hurtado

Periodista del área de Deportes

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS