Eléider, una “Tormenta” que trajo alegría a Urabá

  • Jessica, la esposa, y Aida, la hija, finalmente se reencontraron con Eléider. FOTO jaime pérez, enviado especial Apartadó
    Jessica, la esposa, y Aida, la hija, finalmente se reencontraron con Eléider. FOTO jaime pérez, enviado especial Apartadó
  • En Medellín, a los familiares de Eléider no les importó que su vuelo se retrasara. Le demostraron su cariño.
    En Medellín, a los familiares de Eléider no les importó que su vuelo se retrasara. Le demostraron su cariño.
  • Abelardo Parra, entrenador que ayudó a formar a Álvarez, mostró su orgullo al ver los alcances del pupilo.
    Abelardo Parra, entrenador que ayudó a formar a Álvarez, mostró su orgullo al ver los alcances del pupilo.
  • La alegría de una madre y su hijo al poderse sacar una foto con el campeón mundial. Fotos JAIME PÉREZ
    La alegría de una madre y su hijo al poderse sacar una foto con el campeón mundial. Fotos JAIME PÉREZ
Publicado el 18 de agosto de 2018

Como después de batirse en el ring ante un feroz contrincante, Eléider Álvarez terminó el primer día de regreso a su natal Urabá. Su rostro se veía cansado luego de hacer escala en Bogotá, muy de madrugada, y en Medellín, al filo del mediodía, y arribar a las 2:00 p.m. a Apartadó, en medio de 33 grados centígrados como se anunció por los altoparlantes del aeropuerto Antonio Roldán Betancur.

Lo montaron en el carro de Bomberos y lo llevaron por las principales vías del municipio hasta “aterrizar” en la Alcaldía, donde se reunió con varios funcionarios, admirados por su hazaña.

Pese al agotamiento, Eléider nunca bajó la guardia. Se mantuvo en pie como lo ha demostrado hasta en los pleitos más exigentes. Posó para cientos de fotos con niños, jóvenes y adultos, en todas con una sonrisa que dibujaba esa humildad y calidad humana que lo caracterizan.

Ni siquiera el aguacero que lo recibió a la entrada de Apartadó lo hizo pensar en bajarse del desfile.

“Me mojé porque se vino el agua, pero había que seguir, ya nos metimos en esto y hay que sacarlo adelante”, dijo entre risas el doble campeón mundial semipesado, al confesar que si bien no le gustan mucho las caravanas, si vuelve a ganar una, dos o tres veces más, aquí estará para compartir la gloria.

Hacía 18 meses que no visitaba la región y notó progresos. Estaba feliz por eso y por las manifestaciones de cariño que recibió en las afueras de la Alcaldía, donde se prendió un pequeño carnaval.

El campeón colombiano

Familiares y amigos se pusieron camisetas con leyendas alusiva a Eléider. Entre ellos, un grupo grande que llegó desde Puerto Girón, corregimiento de Apartadó, donde hace 34 años nació el popular “Tormenta”.

“Es un buen muchacho: disciplinado, alegre, educado, echado para adelante”, expresó Lilia Beitar, prima hermana del boxeador que, al igual que sus acompañantes, estaba vestida de amarillo intenso que irradiaba toda su emoción.

Omar, un muchacho de rizos negros tampoco se quiso perder la celebración. Aunque es futbolista, reconoce la hazaña que hizo su vecino y se unió a la comitiva que viajó más de una hora para el festejo.

Vilma, hermana del homenajeado, aprovechó la ocasión para cantarle, a capela, una canción que escribió Edwin Guevara y a la que ella le puso la música y el ritmo:

Ya llegó el campeón, dispuesto a triunfar. Señores con el corazón, los voy a derrotar. Señores yo soy Eléider esto digo a la Tormenta, les digo a mis contendores, con Eléider no se metan... Mi madre que desde el cielo le vivía pidiendo de Dios, este fue su gran anhelo que yo fuera el campeón...”.

Con su mirada al piso, visiblemente “tocado” por el mensaje de su hermana, escuchó la canción. Pero faltaba un regalo más: el de la acordeonista Laidy Salgado, reina del primer Festival Vallenato femenino en Valledupar, que con su ritmo le devolvió la alegría a Eléider, que hoy será recibido como héroe en Turbo. Al campeón le falta mucho por celebrar .

Contexto de la Noticia

Eléider ÁLVAREZ TUVO un paso fugaz EN MEDELLÍN, pero productivO CON FAMILIA Y PRENSA

Cuando empezó a desfilar rumbo a la puerta de salida, Eléider Álvarez parecía un soldado americano: las gafas oscuras y cuadradas, gorra, chaqueta y tenis con visos militares lo hacían ver imponente. Su sonrisa, pese al cansancio que le produjo el viaje desde Canadá, no desapareció ante el asedio de la gente. “Huy, se ve más grande en persona que en televisión”, se le escuchó decir a una de las empleadas de servicio del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, quien así como una veintena de familiares del boxeador paisa se le acercaron para felicitarlo, abrazarlo y sacarse fotos con el hombre que regresó al país convertido en uno de los mejores boxeadores del mundo.

Fueron tres horas de estadía en la ciudad, pero provechosas, como afirmó el deportista, al compartir con seres queridos y la prensa, “esa que jamás me olvidó, sobre todo en las malas”.

Contundente, como los golpes que lanza en el ring, el monarca de la Organización Mundial y Asociación Internacional de Boxeo, indicó: “en Colombia hay mucho talento para toda clase de deporte. Lo que se necesita es más apoyo. Esto que he logrado es un llamado para que los dirigentes nos respalden más. Les digo a los deportistas que no dejen de luchar, así tengan que emigrar a otro país. Yo me he perdido muchas cosas, como el nacimiento de mi hija -Aida-, pero me fui para Canadá para que mi familia tenga un mejor futuro”. Agrega que descansará unos días en Urabá, antes de retomar entrenamientos, pues para diciembre está programada su primera defensa con rival por definir. “Cuando eres campeón no te puedes relajar. La idea es unificar, pero tengo una cláusula en el contrato que dice que si le ganaba a Kovalev había revancha. Estoy listo para lo que sea. Voy a llegar tres veces más fuerte de esa última pelea”, sentenció Alvarez, antes de abordar una avioneta rumbo a su tierra, Urabá.

Wilson Díaz Sánchez

Comunicador social periodista de la U. de A. Sigo el fútbol profesional y aficionado, la gimnasia, el voleibol y las otras disciplinas del ciclo olímpico. Redactor de El Colombiano

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS