Este viernes inicia la Liga Femenina en Colombia

  • Entre vacíos y optimismo, el país inicia este viernes una nueva era para las mujeres. Una lucha de más de 20 años que requiere de mucho compromiso. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
    Entre vacíos y optimismo, el país inicia este viernes una nueva era para las mujeres. Una lucha de más de 20 años que requiere de mucho compromiso. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
Por Wilson Díaz Sánchez | Publicado el 17 de febrero de 2017
Infografía
Fútbol femenino de Colombia es ahora profesional
En Definitiva

A pesar de los vacíos que existen en el fútbol femenino por la falta de apoyo privado y estatal, el país inaugura hoy la Liga profesional con 18 equipos. Oportunidad para crecer.

Hace 35 años Luz Estela Zapata, Margarita Martínez y Liliana Zapata, entre muchas otras soñadoras, desafiaban la estigmatización y los insultos de los hinchas que no veían con buenos ojos a las mujeres futbolistas. Hoy, esas damas, en el papel de entrenadoras y dirigentes, y después de una ardua lucha por la inclusión, sonríen al ver que el balompié femenino en Colombia estrena desde este viernes la Liga profesional con 18 clubes.

Un día histórico que aguardaron por mucho tiempo, que refleja desarrollo y, seguramente, le dará un giro a esta actividad en el país.

“El juego, el biotipo de las deportistas, todo ha cambiado en un mil por ciento”, dice con brillo en los ojos Luz Estela, asistente del Envigado Formas Íntimas, quien aplaude el apoyo de su esposo e hijos, aparte del respaldo de la empresa privada, entidades públicas, universidades y ligas departamentales que, finalmente y después de ruegos e insistencias, creyeron en este proyecto.

En medio de la emoción, muchas voces se escuchan en las canchas y fuera de ellas. Unos aplauden la decisión de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) de crear este campeonato, mientras otros señalan que no fue fruto de la convicción, sino de un compromiso comercial y un mandato de la Fifa.

Entre estos últimos está el entrenador y catedrático Álvaro Restrepo, quien dice que el fútbol femenino criollo no estaba preparado para dar un salto tan abrupto y añade que en Colombia no existen 50 jugadoras de alto nivel, de ahí que hayan tenido que echar mano de cerca de 80 extranjeras para reforzar los equipos.

“Es importante haber llegado a este escalón, pero se debió comenzar primero con una instancia semiprofesional, con un abrebocas más estructurado para fortalecer los clubes”, advierte el exseleccionador antioqueño, quien teme por las altas cargas de trabajo a las que estarán sometidas las atletas, poco acostumbradas a ritmos tan exigentes en el fútbol.

Pero Nelson Abadía, quien recientemente hizo parte del cuerpo técnico de combinados nacionales, está convencido de que arrojará buenos frutos. “Era imperioso comenzar la Liga profesional por lo que ha hecho la Selección en los últimos años. Es una pauta grande hacia el crecimiento en femenino”.

Recuerda que el mismo proceso se dio con los hombres, cuando al comienzo (finales de la década del 40 y principios del 50) llegaron al país foráneos, especialmente argentinos, luego de la creación del campeonato profesional.

También resalta la realización, el año pasado, del primer Torneo Nacional Interclubes organizado por la Difútbol. “Quiere decir que sí hay niñas y aunque no tienen la experiencia de las de la Selección, se irán puliendo”. Ese certamen, sin embargo, tuvo muchas dificultades y deserción.

Vacíos por llenar

Aparte del torneo que se iniciará hoy con el duelo Pasto-Cortuluá, en el que Antioquia solo tiene un representante (Envigado Formas Íntimas), resulta necesario mirar la realidad del fútbol femenino en Colombia que presenta muchos vacíos, en contraste con algunas actuaciones internacionales destacadas de los seleccionados criollos.

En el país hay escasez de clubes sólidos y los pocos que existen, ahora con la Liga, les entregarán en bandeja y con poca recompensa a los equipos afiliados a la Dimayor, que nunca se preocuparon por las damas, el fruto del trabajo de muchos años.

La falta de competencia interna ha sido una constante y eso ha llevado a que cuatro regiones se repartan la hegemonía en los torneos anuales: Bogotá, Antioquia, Valle y Cundinamarca.

La población ha crecido y hay chicas de exportación, pero como dicen las pioneras y las actuales practicantes, “hay que seguir trabajando para alcanzar el reconocimiento que merecemos” .

Contexto de la Noticia

Paréntesis Primera liga profesional

La Liga profesional femenina que se inicia hoy en Colombia será la primera de Suramérica.

Brasil, potencia mundial y olímpica, tiene un torneo organizado pero sin ese carácter. Eso sí, exporta jugadoras.

Estados Unidos (tres títulos mundiales de mayores gracias a su estructura universitaria) y Canadá (con liga profesional) son las que mandan en norte del continente. Alemania, Noruega y Japón, potencias en Europa y Asia.

Pocos clubes para dar solidez

Aparte de Bogotá, Valle, Antioquia, Cundinamarca y un poco Tolima, en otras regiones no hay procesos sólidos en fútbol femenino. Los afiliados a la Dimayor han tenido relegada esta rama y ahora participan en la Liga casi por una obligación.

En dos años los que no tengan proyectos deportivos con las damas no podrán intervenir en Copa Libertadores y Copa Suramericana, las citas más importantes y de mejores beneficios.

Lo que hicieron ahora fue aprovecharse del trabajo de los clubes aficionados y se llevaron las mejores jugadoras con el visto bueno de la Federación que aprobó un Estatuto del Jugador que desconoce los derechos de formación porque, supuestamente, es una modalidad en proceso de crecimiento, como el futsal. Para el campeonato femenino se marginaron Nacional, DIM, Junior, Millos, Cali, Tolima, Rionegro, Caldas, Jaguares y Chicó.

Las selecciones, en el aire

Después de la participación en los Juegos Olímpicos, con un opaco papel de Colombia, poco se han mencionado las Superpoderosas. El técnico Felipe Taborda perdió el manejo del grupo y este terminó dividido.

Hasta el momento la Federación no se pronuncia al respecto y no hay seleccionador nacional designado.

Precisamente, las buenas actuaciones del combinado patrio despertaron fervor en el país y contribuyeron a que los dirigentes, al fin, le dieran vía libre a la Liga profesional, así las condiciones no estuvieran dadas en su totalidad.

“Si sin Liga fuimos grandes con las Superpoderosas, cómo será de ahora en adelante”, dijo Carlos Muñoz, técnico de Formas Íntimas.

La falta de un proceso continuo llevó a que bajara el nivel y no hubiera recambio. Las últimas juveniles no han clasificado a los mundiales Fifa. Es hora de retomar el rumbo.

Una mirada a los salarios

En esta primera edición del torneo el salario más alto de una jugadora está en 5 millones de pesos mensuales. El más bajo, para las juveniles, entre un mínimo y un millón.

En la liga profesional masculina (69 años de historia) la remuneración mensual más alta está en $150 millones, aproximadamente. Este cifra aumenta con premios y convenios publicitarios. Miguel Borja, por ejemplo, ganará en Brasil $300 millones al mes, algo imposible en Colombia.

Teniendo en cuenta que las cifras varían de acuerdo con la solidez del equipo, un joven debutante en la Primera A puede devengar $800 mil. Si lleva tres o cuatro años, y según su rendimiento, sube a 4 o 5 millones mensuales.

La Liga Águila Femenina está garantizada por tres ediciones y desde 2018 tendrá ascenso y descenso, además de reducción de extranjeras (de 8 a 6). En el futuro quieren 12 equipos en la A, con refuerzos de cartel.

OPINIóN Un paso más a la inclusión

Andrés Orozco
Jugador del Envigado
“No podemos ser machistas y pensar que el fútbol es solo de los hombres. Obviamente ellas inician un proceso largo para que lleguen a un nivel internacional. Ahora con más competencias crecerán y disfrutaremos de sus capacidades”.
Alexandra Avendaño
Arquera de Formas Íntimas
“Gracias a Dios ya estamos incluidas en el medio futbolístico, algo que esperábamos hace muchos años. Me gustaría que nos dieran el apoyo adecuado, que nos traten de primeras como lo hacen con los hombres”.
Jéfersson Martínez
Arquero del Envigado
“Esta Liga Femenina merece todo nuestro apoyo. Las selecciones de Colombia nos han dado muchos triunfos con muy poco respaldo. Este nuevo proyecto será importante para el fútbol del país en general”.
Ramiro Ruiz
Presidente de Envigado
“Hoy se igualan cargas en términos de fortalecer a la mujer en esa lucha de inclusión. Las damas no solo se han desarrollado en alto nivel en otros deportes, también en fútbol. Es el momento de que este ser tan importante tuviera espacio aquí”.
Myriam Guerrero
Entrenadora
“Hacer realidad un sueño enorgullece a los que le apostamos al fútbol femenino en el país. Esperamos que sea conforme a los parámetros de justicia, equidad y garantías para que a la mujer se le valore y respete”.
Wilson Díaz Sánchez

Comunicador social periodista de la U. de A. Sigo el fútbol profesional y aficionado, la gimnasia, el voleibol y las otras disciplinas del ciclo olímpico. Redactor de El Colombiano

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS