Incertidumbre no frena anhelos de deportistas paisas

  • Pese a la zozobra que viven, los deportistas paisas no paran de entrenar aferrados a sus sueños atléticos. FOTOs Juan Antonio Sánchez
    Pese a la zozobra que viven, los deportistas paisas no paran de entrenar aferrados a sus sueños atléticos. FOTOs Juan Antonio Sánchez
Por JHEYNER A. DURANGO HURTADO | Publicado el 26 de febrero de 2017

Rosa Escobar lleva varias noches en vela. No porque la trasnoche su bebé de dos años, pues esta duerme como un angelito. Pero sí, al verla suspirar, la atrapa la preocupación al pensar en su futuro y el del resto de seres queridos.

“Ellos dependen de mí, pero con la inestabilidad que se vive en el deporte antioqueño, uno ya no sabe qué pensar, si seguir en el alto rendimiento, el cual es mi fuente de ingresos, o retirarme para buscar otra forma de sostenerme”, expresa la atleta, quien antes de ser mamá logró medalla de plata, en relevos 4x100, en los Nacionales-2012. Luego, al retornar a las competencias, repitió en esa prueba la misma posición en las justas de Cali-2015, además de un bronce en 400 metros y, el año pasado, oro en un certamen atlético en México.

Lea también: Antioquia tiene en riesgo el alto rendimiento

“Cada vez que estoy en una carrera pienso en mi hija, en mi familia, en lograr mis metas, pero también en dejar en alto el nombre de Antioquia, lo entrego todo”.

Y se pregunta: “¿si estamos dando resultados, por qué la dirigencia departamental nos incumple?”... “Eso no es justo”, se responde, y más porque, según dice, “ellos saben que dependemos de ese apoyo económico”.

Respaldos que utiliza para ayudar en el mercado, los servicios de la casa, los pasajes para ir a entrenar y estudiar y, además, para comprar lo que requiere su pequeña Celeste, el ser que tiene tatuado en su brazo derecho, y quien nació del amor que siente por Diego Palomeque, el corredor más veloz de Surámerica y quien hace parte del éxodo de deportistas paisas que decidieron asentarse y defender otras regiones del país al ver que en Antioquia no les están dando garantías.

Lea aquí: Paños de agua tibia no alivian a entrenadores

“Es muy triste ver partir a tu pareja (se fue para el Valle), que se tenga que alejar de su hija, de su tierra, pero es esa misma pasión la que nos impide dar un paso al costado, y más cuando se tienen sueños”.

La carrera deportiva, de ella como de Palomeque, habla de sacrificios que darán frutos más adelante. Pero para ello a veces ha tocado apretarse. Uno de los secretos para que no falte un trago de aguapanela en el hogar está en la disciplina y la organización.

“Es que hay meses que Indeportes no nos paga, como ocurrió en 2016, dinero que se pierde porque nunca lo reembolsan. Entonces lo que queda no se puede malgastar. Hay que guardar algo ya que persiste la angustia de no saber qué va a pasar al mes siguiente”.

Le puede interesar: Solo 6 de las 45 ligas son autosostenibles

Escobar empezó a cursar primer semestre de Trabajo Social en el Tecnológico de Antioquia. “Indeportes me brindó una ayuda para hacerlo este año, pero no se sabe si la vuelva a tener para el próximo, con tanta incertidumbre”.

Dolores de cabeza que merman cuando llegan los auxilios.

Y aunque los reciben con beneplácito y agradecimiento, anhelan que estos sean justos y continuos, pues en cierta forma así tendrían más tranquilidad de preocuparse por rendir en el deporte y no en solucionar sus necesidades.

“El deporte es nuestra pasión y trabajo”, finaliza Escobar, de 23 años, quien pese a todo, mantiene las ganas intactas porque quiere dejar huella.

Vea también: Élite no tiene problemas para utilizar escenarios y Inconformidad con dirigentes motiva al éxodo de las figuras

Contexto de la Noticia

Algunas conclusiones de esta serie sobre la problemática

-Según el presupuesto de Indeportes, la actual administración departamental le da prioridad a la infraestuctura y deja al atleta élite en un tercer renglón. Hay desmotivación.

-La inversión que hace Antioquia actualmente en el alto rendimiento no le alcanza para mantener su hegemonía nacional en el deporte. Pierde terreno y atletas.

-El tiempo de los contratos de los entrenadores dependen de la administración de turno. No hay una política nacional o departamental que los proteja y les entregue estabilidad.

-No toda la responsabilidad es de Indeportes, también falta gestión de las algunas ligas, con presidentes y directivos que no saben comercializar y fomentar el deporte.

-Inder e Indeportes darán prioridad en los escenarios a los deportistas de alto rendimiento, que hacen parte de selecciones Antioquia o están en el proceso.

-Pese a la promesa de que tendrán un pago mes a mes hasta 2019 después de los 4 meses por los que Indeportes les hizo contrato, los técnicos aún tienen incertidumbre.

-Lo que necesitan los deportistas, más que promesas fuertes, es que les cumplan con todo lo pactado. Como en otros lugares les son fieles al convenio, deciden irse.

-La actitud dominante de los dirigentes a la hora de tratar estos temas aburren al deportista y facilitan su éxodo. Esperan ser tratados como profesionales, no como aficionados.

-Los cargos directivos en las ligas son ad honorem y en la mayoría son los padres de familia los que hacen todas las inversiones económicas para sostenerlas.

VIVIMOS DE MAROMA EN MAROmA: ANGÉLICA BERRÍO

Si se mira el ranquin nacional de tiro, los antioqueños están al final de la tabla, pero no por resultados, sino porque el último año no pudieron asistir, por falta de apoyo, a todos los eventos deportivos en el país. “Y a los dos que fuimos ganamos. Estábamos muy endeudados luego de los Nacionales de 2015, entonces nos era imposible sacar más dinero de nuestros bolsillos”. Esto lo afirma Angélica Berrío, una de las mejores rifleras de Colombia, quien no oculta preocupación por la coyuntura que vive el deporte antioqueño. “Teóricamente nos estamos ganando un mínimo, porque hay meses que lo pagan y otros que no. Es una lucha diaria saber de dónde me voy a conseguir lo que necesito para sostenerme y poder competir”, señala la antioqueña, al agregar que con ese dinero debe comprar diábolos, balas calibre 22, blancos y repuestos para el rifle. Eso sin hablar de lo que necesita aparte del deporte.

“Hay años en los que Indeportes nos da algo para el estudio (este año les aprobó $1.300.000), hay otros que no. Entonces uno vive buscando los recursos para pagar una universidad, tomando créditos” expresa la estudiante de sexto semestre de Finanzas en Eafit.

“Se vive de maroma en maroma, buscando becas deportivas, arreglándoselas para no tener que retirarse del deporte, para un pasaje, muchas veces ni puedo comer en la universidad. El amor por esto es lo que no me deja partir”, expresa la antioqueña, que este fin de semana, después de tocar puertas, logró ser apoyada para competir en la primera válida nacional en Cali. “Haciendo cuentas de un programa general de entrenamiento sencillo, al año nos gastamos más o menos 25 millones de pesos, lo cual no es ni la mitad de lo que nos da Indeportes. Mis padres me ayudan, de lo contrario sería imposible continuar”.

ANTE EL DURO PANORAMA, RIVAS PUSO EN MARCHA SU PLAN B

Yeison Rivas salió del municipio de Carepa con la ilusión de lograr sus sueños en el deporte y también con el propósito de darle un espaldarazo económico a su madre María. Y lo ha logrado. De hecho, gracias a sus brillantes presentaciones, el mejor especialista de vallas en Colombia, el exatleta Paulo César Villar, lo denominó su sucesor. Sin embargo, en sus últimos años de carrera, Yeison nunca imaginó que fuera su mamá, y otros familiares, el salvavidas a sus necesidades y obligaciones.

“El 2016 fue difícil, no por resultados, porque me fue muy bien, pero sí de altibajos por la falta de apoyos de Indeportes. Entonces me ha tocado molestar a la familia, ya que una agencia no te da espera en el pago del arrendamiento ($700 mil), se debe cancelar servicios, comprar comida, entre otras cosas”, expresa el atleta, medalla de oro en 400 metros vallas y plata en 110 vallas en los Nacionales de 2015.

Rivas dice que, a sus 29 años, 10 de ellos en el alto rendimiento, analiza la opción de buscar otro rumbo. “Sé que aún puedo dar mucho y por tanto entreno todos los días. No me he ido a competir por otra región porque, como se dice, la tierra jala, pero soy franco, ante la situación que se está presentando, se debe tener un plan B. El mío es hallar trabajo, pues tengo muchas responsabilidades, por eso estoy validando mi carrera de Contabilidad que realicé en Puerto Rico). El deporte me dio estudio, esa fue otra de mis mayores ganancias”.

Jheyner A. Durango Hurtado

Periodista del área de Deportes

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS