Aída Merlano, la primera silla vacía del nuevo Congreso

  • Foto aidamerlano.com
    Foto aidamerlano.com
Por Julián Amorocho Becerra | Publicado el 15 de marzo de 2018
62

horas pasaron entre la elección de Merlano y el anuncio de su suspensión.

Una compra de votos tecnificada y sistematizada. Esto fue lo que encontró la Fiscalía en el allanamiento que realizó a la sede de la recientemente electa senadora Aída Merlano, en Barranquilla. Ayer se conoció la suspensión por parte de la Procuraduría por estos actos de corrupción.

“Pedimos al Consejo Nacional Electoral suspender proceso administrativo para nombramiento de Senadora”, manifestó el procurador, Fernando Carrillo Flórez, que le pidió al Partido Conservador suspenderla y agregó que esperan “que en este caso opere la silla vacía”.

A pesar de haber cursado la pasada legislatura como representante, su nombre era más bien desconocido en la mayor parte del país. Sonaba en los círculos conservadores como la fórmula del veterano Roberto Gerlein, en 2014. Sin embargo, cuando uno de los grandes apoyos del senador, su hermano Julio Gerlein, decidió que la apoyaría para que diera el salto al Senado, llegó a los oídos del país como la persona que iba a jubilar al “eterno” político. La fórmula funcionó, pues salió elegida con 73.250 votos y Gerlein a descansar. Pero, pocas horas después, la Fiscalía reveló que Merlano había aceitado su victoria con la compra de votos.

Este se pagaba a 40 mil pesos, pero el compromiso no era suficiente para la red de Merlano. Tenían un sistema de modo que cada líder encargado de atar los votos estaba identificado y podía, a su vez, de forma electrónica con códigos QR, comprobar cada voto con dos formatos: Actas de compromiso y de seguimiento. Incluso, había comisiones de éxito. Una empresa electoral fraudulenta.

De hecho, en la requisa a su sede de campaña se encontraron 260 millones de pesos en efectivo, información electoral, plantillas sin utilizar, armas y mercados.

Así las cosas, apenas pasadas 62 horas de conocido el nuevo Congreso de la República, ya hay una silla vacía, justo la que ocupó sin falta Gerlein más de 40 años.

Contexto de la Noticia

Julián Amorocho Becerra

Periodista bumangués del área digital de El Colombiano. Busco historias que demuestren que la realidad siempre supera a la ficción.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección