No queremos ser parte de la polarización: Claudia López

  • De izquierda a derecha la candidata a la vicepresidencia, Claudia López; el candidato a la presidencia Sergio Fajardo y el coequipero de la alianza Verde, Jorge Robledo. Foto: Colprensa.
    De izquierda a derecha la candidata a la vicepresidencia, Claudia López; el candidato a la presidencia Sergio Fajardo y el coequipero de la alianza Verde, Jorge Robledo. Foto: Colprensa.
Eduardo Bonces | Publicado el 28 de febrero de 2018

La senadora del Partido Verde, Claudia López, se ha caracterizado por hablar duro contra la corrupción en el Congreso. Sus debates han logrado llamar la atención del país y ahora se perfila como la fórmula de Sergio Fajardo a la presidencia de la República en la llamada Coalición Colombia de la cual también hace parte Jorge Enrique Robledo. Según dijo en entrevista con EL COLOMBIANO, su objetivo primordial es alejar a la coalición de la izquierda radical y colocarla en el centro.

Usted habla claro y Jorge Robledo también, pero Fajardo no se compromete con una posición, ¿ustedes dos son los que están asumiendo los temas delicados en la coalición con contundencia? o ¿llegará el momento en que Fajardo hable duro?

“Todos hablamos de lo mismo lo que pasa es que cada uno tiene su estilo. Yo soy directa y franca, Sergio Fajardo es más prudente, parte de esa prudencia es no caer en el tono del odio y polarización de la campaña. No se trata de ser directo o no, además la campaña presidencial empezará el 12 de marzo”.

¿Por qué apoyar a Sergio Fajardo?

“Nosotros ya habíamos construido un programa, presentamos las mejores listas, y escogimos un candidato a la presidencia con una coalición. El señor Fajardo ha sido gobernante durante 18 años, ha estado en los cargos sin dividir y además ha sido un buen gobernante. En Medellín no solo fue un buen alcalde sino el mejor del país, y ser el mejor entre 1100 no es fácil. Después le dijeron que en Medellín estaba el voto de opinión pero que para aspirar a la Gobernación era otra cosa y que con las maquinarias de los partidos tradicionales no iba a llegar, les ganó por un millón de votos”.

Evidentemente Jorge Robledo hace parte de la izquierda, de hecho, han sido enmarcados en la izquierda radical, ¿es así?

“Lo que me parece increíble es que Fajardo se quede sin el pecado y con el genio. Los sectores de izquierda petristas del Verde y del Polo están con Petro. Sin embargo, los sectores más modernos que dicen hay que apostarle al empresariado, a la igualdad y a la reconciliación están con Fajardo. Esta es una demonización descarada. En Colombia siempre se ha gobernado para atacar a un demonio, para Uribe el monstruo eran las Farc, para Santos, era Uribe, y ahora todos están tratando de inventarse un demonio. Nosotros no queremos hacer parte de la polarización de este país”.

Entonces, si no están en la izquierda, como dicen sus opositores, ¿en qué parte del espectro político están?

“Es que esta no va a ser una elección de personas sino de coaliciones, y yo le dije al Partido Verde que el espacio político Colombiano se va a reconfigurar y debemos tomar una decisión. Lo que me impresiona es que está pasando más rápido de lo que yo creía. Uribe ya se resignificó como de derecha, a uno le puede gustar o no pero él lo resignificó; entonces para él ser de derecha es defender a los empresarios, luchar contra la ideología de género -lo que sea que signifique eso-, y oponerse a los acuerdos de paz. Por otro lado, con la agenda de paz y con el liderazgo de Petro se va a resignificar qué implica ser de izquierda, que en términos básicos es oponerse a la gente de la derecha, es una polarización muy radical. Con el partido decidimos armar una coalición con una agenda distinta para derrotar la corrupción y construir igualdad. Yo le dije al Verde y al Polo: nos toca escoger si queremos ser el quinto o el sexto partidito de izquierda en Colombia o si corremos un poco la cerca y nos ubicamos en un lugar diferente”.

¿Qué significa correr la cerca y hacia dónde la corrieron?

“Nosotros quisimos ubicarnos en el centro, entonces yo propuse traen a alguien de derecha para hacer este proyecto creíble, alguien con una visión política de centro moderno en Colombia y así lo hicimos construimos un programa para no estar en la polarización de los extremos”.

En el escenario de campaña están la izquierda, la derecha y ustedes tratando de ubicarse centro, pero esta campaña está polarizada. ¿Cómo hacer para ubicarse allí?

“Nosotros proponemos que nos reconciliemos, no queremos seguir en la lucha del divide y reinarás, queremos posicionar en Colombia la reconciliación y el trabajo en equipo. Apoyar al pequeño campesino pero también al agro industrial, ponernos de acuerdo en que la educación pública de calidad hay que cuidarla, que podemos hacer unas reformas a las EPS sin destruir el sistema. Estamos tratando de crear un camino que no apele al odio”.

En la Alianza Verde y en el Polo hay personas que apoyan a Petro ¿qué va a pasar con ellos?

“Uno no puede perder lo que nunca ha tenido, los verdes que siempre han estado con Petro van a seguir con él, no vamos a hacer show, ni una crisis interna, la gente que viene con Petro no se va a volver Fajardista”.

¿Y la doble militancia?

Esa figura solo aplica a directivos y candidatos. No vamos a sacar una circular diciendo cómo deben votar, el Partido Verde no va a invitar a nadie a participar en la consulta, nuestra campaña es que voten por el Verde y sus candidatos a Senado y Cámara. Un directivo no puede salirle a hacer campaña alguien que no hace parte de nuestra campaña esa es una restricción clara. Uno se para en donde quiere, o en la lucha de clases, allá está en Petro, o en el odio donde está Uribe.

Paralelo al proceso electoral está su consulta anticorrupción. La tenía incluso antes de anunciar su candidatura a la presidencia pero esa coincidencia se ha visto como oportunismo ¿Cómo ha visto esas críticas?

“Me hice elegir en el Congreso para que se hicieran las reformas que necesitaba el país y el Congreso no las hizo. Entonces hace dos años llegue a la conclusión de que en este país es más fácil desmovilizar a la guerrilla, que reformar a la clase política. La reforma política la hundieron; la electoral la hundieron; la de eliminar la mermelada, también la hundieron; la de bajar el salario la hundieron; la de equilibrio de poderes, sacaron tres pendejadas y toda la parte que era judicial la hundieron las Cortes. Entonces uno qué hace: pues mirar cuál es la alternativa a ese camino y la alternativa era irse por la consulta popular como lo contempla la ley. Nunca se ha hecho una consulta popular a nivel nacional y esta es la primera vez que lo vamos a hacer. Y no se ha hecho porque es bien difícil hacerla.

Vea más respuestas de la candidata a la vicepresidencia Claudia López en el periódico EL COLOMBIANO en la edición impresa de este jueves 1 de marzo.

Contexto de la Noticia

Eduardo Bonces

Periodista y Comunicador Social de la Universidad Externado con estudios en Filosofía. Los periodistas somos notarios de la actualidad que adornamos los hechos con palabras.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección