Las ocho regiones que votarán en tensa calma

  • Esta región solo pone cerca de medio millón de votos para el Senado, sin embargo tiene importancia por la influencia de las Farc y por la presencia de grandes contratistas petroleros. FOTO colprensa
    Esta región solo pone cerca de medio millón de votos para el Senado, sin embargo tiene importancia por la influencia de las Farc y por la presencia de grandes contratistas petroleros. FOTO colprensa
Por: Argemiro Piñeros, Colprensa | Publicado el 24 de febrero de 2018
Infografía
Las ocho regiones que votarán en tensa calma
espere mañana

Nuestra última entrega del departamento de Atlántico.

Departamentos como Meta, Guaviare, Caquetá, Putumayo, Guainía, Vichada, Vaupés y Amazonas tendrán, por primera vez, el 11 de marzo unas elecciones para Senado y Cámara de Representantes con las Farc como actor político, un grupo que hasta hace cuatro años solo influía como un factor de riesgo para los votantes.

El director del Observatorio Electoral de la Misión de Observación Electoral (MOE), Camilo Vargas, aseguró que en materia de riesgos electorales hay especial atención sobre el fraude y los factores de violencia, en esta ocasión, por grupos emergentes posdesmovilización. Para eso, se identificaron cuatro grandes áreas.

Una de ellas es la vertiente sur del río Meta, que es el sector donde operan las petroleras. “Allí hemos venido alertando desde 2014 por una situación atípica en la inscripción de cédulas y el alto riesgo de trashumancia electoral, lo cual puede estar atado al método de contratación de la zona”, dijo.

Un segundo sector es el bajo Putumayo, una región que para esta ONG ha presentado resultados electorales atípicos en el pasado. “Acá también hay una situación de seguridad preocupante. El vacío dejado por las Farc en ese territorio, que produce grandes cantidades de cultivos ilícitos, es posible que lo pueda ocupar alguien más con una viable influencia en las elecciones”, aseveró Vargas.

La tercera zona con posibilidades de riesgo en el suroriente colombiano, según la MOE, es la que está entre las cuencas del río Guaviare y del río Caguán. Para Vargas, tiene varias atipicidades electorales, como el riesgo de que no haya puestos suficientes de votación o el impedimento para que los electores se puedan movilizar. Es en esta región en donde se encuentran varios de los espacios de normalización en donde se quedaron los exmiembros de las Farc y, además, hace presencia la disidencia más grande de este grupo.

También llama la atención de la MOE una cuarta zona del suroriente del país: la franja que va desde el sur de Vichada, pasando por Guainía y Vaupés, hasta llegar al departamento de Amazonas, principalmente por la ausencia de datos y el difícil acceso a los puestos de votación.

“Es una zona en donde prácticamente no se tienen registros, hay muy poca votación y no sabemos si está votando toda la gente que tienen derecho a hacerlo. No hay tampoco registro de los hechos de violencia que puedan ocurrir allí”, dijo el analista.

En el campo electoral, en esta región el fraude se centra especialmente en la mezcla de corrupción y constreñimiento al sufragante, como la manipulación de comunidades indígenas en localidades como Mitú, Mapiripán y Cumaribo, donde se denuncia la movilización masiva de personas a donde están los puestos días antes de las elecciones. “Les dan comida, trago y los mantienen casi que cercados, solo para que voten por un candidato en particular. Para la MOE, es una de las violaciones más graves que hemos escuchado”, sostuvo.

El origen de los dineros con los cuales se financia la campaña es también otro aspecto que se evalúa. “Con tantos cultivos ilícitos y procesamiento de coca, incluso con tanta actividad de minería ilegal de oro y coltán, nos genera dudas sobre el origen de la financiación de las campañas”, aseveró Vargas.

Respecto a la participación electoral de la Farc, llama la atención que no presentaron listas a la Cámara en estas regiones, sino que buscaron alianzas con organizaciones locales. La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común sólo presentó listas a la Cámara en Atlántico, Santander, Bogotá, Antioquia y Valle. Esto significa que sólo se van a medir en el suroriente colombiano con su lista al Senado.

Así mismo, los analistas estiman que las maquinarias electorales se mantendrán vigentes. Según el experto de la MOE, “hay situaciones como la destitución de un representante en Guainía, la situación del gobernador del Amazonas, Manuel Carebilla, de Cambio Radical, quien fue destituido por corrupción a finales de 2017. Eso nos muestra que estas prácticas electorales y corruptas se presentan, y las seguiremos viendo”.

En lo político se espera que en el Meta siga habiendo una primacía del Partido de la U, con la senadora Maritza Martínez, y un posible crecimiento del Centro Democrático, sobre todo con el nombre de Álvaro Uribe a falta de un candidato fuerte. El otro departamento electoralmente grande es Caquetá, donde se prevé que el uribismo crezca y se mantenga un dominio electoral del Partido Conservador.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección