Una experiencia en cinco versiones

  • FOTOS cortesía audi
    FOTOS cortesía audi
  • Una experiencia en cinco versiones
  • Una experiencia en cinco versiones
Por juan guillermo moreno | Publicado el 22 de septiembre de 2018
en definitiva

En el Audi Driving Experience, que se realiza hace 35 años, se prueban diferentes versiones en autos que tiene la marca de los anillos. Una posibilidad de comparar sus potencialidades.

El Audi Driving Experiencie es un evento creado hace 35 años por la marca de los anillos para conocer de primera mano sus productos con mayor rendimiento, generalmente los que llevan una S en su nomenclatura.

Se trata de invitar a un grupo de entusiastas, clientes y a la prensa especializada para probar en pista lo mejor de su portafolio, de la mano de instructores y pilotos profesionales y con la oportunidad de conducirlos personalmente en diversas condiciones para medir su frenado, su capacidad de aceleración, la estabilidad y el comportamiento general en vías libres de restricciones, como las de un autódromo.

EL COLOMBIANO tuvo la oportunidad de asistir a este certamen en Tocancipá, donde se ubica el que es conocido como “el templo de la velocidad en Colombia”. Allí probamos en pista los S3 (Sedán y Sportback), S4, la SUV SQ5 y el coupé TTRS, y conocimos las novedades de los A3, A4 y Q5.

Un poco de historia

La división Audi Sport nació en los años 80 para potenciar su nombre en competencias. Los rallyes fueron su principal foco de acción con un modelo que se convertiría en leyenda, el Quattro, llamado así por su tracción total.

Posteriormente la marca, que pertenece al grupo Volkswagen, decidió ampliar su rango de acción en el mundo del automovilismo de circuitos y comenzó su andadura por el DTM (Campeonato Alemán de Turismos), las carreras de resistencia en Le Mans y más recientemente la Fórmula E, que funciona con monoplazas impulsados por unidades eléctricas de potencia.

Según la marca afincada en Ingolstadt, Alemania, toda esta experiencia ha sido trasladada a algunos de sus modelos de calle, los que llevan la letra S (Sport) en sus apellidos, y que se distinguen por ser versiones con mayor potencia y prestaciones que sus equivalentes que llevan la A, en el caso de los automóviles y la Q, para las camionetas.

Técnica

Una de las mayores fortalezas de los modelos S radica, como no, en los propulsores, identificados en este caso con las siglas TFSI (Turbo Fuel Stratified Injection). Es decir, todos son sobrealimentados por un turbo. Dependiendo del modelo algunos llevan tracción delantera o total que, evocando al modelo inicial, se llama quattro.

La caja de velocidades puede ser la S Tronic, de doble embrague, o la Tiptronic, de convertidor de torque, ambas con opción de manejo manual. Esta última fue la primera caja de este tipo que existió, y fue estrenada en el Porsche 911 de 1990. Hoy es de uso común el término Tiptrónica (aunque unos dicen “Triptónica”) para referirse a este tipo de selector de marchas, pero el nombre original pertenece a los modelos del grupo VAG.

Las suspensiones suelen ser más firmes para mantener la estabilidad en exigencias inerciales fuertes y la construcción de la carrocería apela en gran medida en la utilización del aluminio, un material firme pero liviano, con el fin de ahorrar peso y obtener un rendimiento más eficiente de la máquina.

Desde el sistema de infoentretenimiento MMI puede configurarse el Drive Select, un conjunto de parámetros que “personalizan” la experiencia a bordo, como la dureza de la dirección, la velocidad de los cambios, la respuesta del acelerador, el sonido del motor a través de los escapes, el control de crucero y la iluminación ambiental, entre múltiples opciones.

Con S de sensaciones

S3: Los modelos S probados en Tocancipá comenzaron con el escalón de entrada, el S3, que es un hatchback de cinco puertas o también existe un sedán de cuatro, con la tracción total quattro. Motor 2.0 TFSI de cuatro cilindros, caja S Tronic de siete velocidades, 290 caballos de fuerza y 380 Nm de torque para un 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. Este carro tiene un costo de $155,9 millones ($162,9 millones el sedan).

Es un auto que ofrece un toque de suavidad general pese a la potencia que entrega, está bien construido y es relativamente cómodo para cuatro pasajeros. En maniobras evasivas, como el eslalon, donde lo utilizamos, notamos que necesita cierta habilidad del conductor para no perder la trayectoria, pues adquiere velocidad muy fácilmente gracias a una aceleración que reacciona con mucha inmediatez. Encontramos muy equilibrada su vocación de vehículo de uso diario o como deportivo de fin de semana pues se muestra muy polivalente.

S4: Es “un lobo con piel de oveja”, como reza la manida frase. Podría pensarse que es un tranquilo sedan Premium familiar o ejecutivo, como su hermano el A4. Pero bajo su capó late un V6 de tres litros sobrealimentado por un turbocompresor de doble entrada con 354 caballos y 500 Nm de torque que lo ponen en 4,7 segundos a 100 km/h gracias a una caja Tiptronic de ocho velocidades. Cuesta $281,9 millones.

Este carro tiene una marcha que denota calidad sin perder su vocación de altas prestaciones, pues responde con inmediatez al pedido del acelerador y es un carro muy rápido en pista sin sacrificar comodidad por sus dimensiones. La caja opera con mucha suavidad, el sonido del motor es muy agradable y el carro ofrece una sensación muy alta de seguridad por la tracción total que lleva y la firmeza de la suspensión.

SQ5: Este es el SUV más potente que vende Audi en Colombia pues lleva el mismo motor y caja del S4, solo que por su peso la cifra del 0 a 100 se eleva hasta los 5,4 segundos. Vale $278,9 millones y llega desde la planta que tiene Audi en San José Chiapa, México.

Pese a ser un SUV, en la pista de Tocancipá se comportó como un automóvil más. Estable, potente, dócil. Con una entrega de fuerza inmediata y un desarrollo más que bueno, con el plus de tener unos centímetros de más por encima del piso. De todos los modelos probados, este nos pareció el más polivalente por sus capacidades en todos los terrenos.

TTRS: La estrella de la tarde cundinamarquesa, un coupé biplaza de altísimas prestaciones (también lo hay con techo de lona y carrocería descapotable), como quiera que lo impulsa un TFSI pentacilíndrico 2.5 de 400 caballos con 480 Nm y caja S Tronic de siete velocidades con tracción quattro. Ese motor unicamente se usa para este modelo en específico, despachando el 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos. Su precio es de $276,9 millones

La suspensión puede ser de dureza variable y los frenos opcionalmente carbocerámicos. Es un auto deportivo con una aceleración intensa y que requiere de manos entrenadas para obtener todas sus capacidades. El sonido (que no ruido) del motor es adictivo y una invitación constante a explorar sus posibilidades más extremas. En la pista del autódromo este carro se siente en su ambiente más natural.

Gracias a la fuerza que se envía a las cuatro ruedas, sale agarrado del piso sin presentar ninguna pérdida con la función “Launch Control” y por su peso liviano, se parece a un pequeño ejemplar de sus primos de Porsche, donde el Cayman S es un duro rival, pues la agilidad de este carro en curvas es destacable. Como era de esperarse, los frenos son superlativos, pues este carro se “come” la recta principal del autódromo en un santiamén y hay que saberlo detener.

RS5: Este coupé, derivado del A5, es el tope de línea de los S en Colombia, pero lamentablemente no estaba disponible para conducción aunque sí exhibido en el paddock del autódromo en un color Sonomagrün (Verde Sonoma). A su lado, un atril presentaba sus credenciales: Motor V6 2.9 de 450 caballos, 600 Nm, 0 a 100 en 3,9 segundos y 250 km/h limitados electrónicamente. Se ofrece en el país a un precio de $356.9 millones.

Contexto de la Noticia

SÍNTESIS ellos son la competencia

Para el S3: BMW M140i $144,9 millones / BMW M240I Coupe $159.9 millones / Mercedes-Benz A250 Sport $143,3 millones / MINI John Cooper Works Countryman All4 $157,9 millones

Para el S4: BMW M3 $349 millones / Mercedes-AMG C 63 S $350.7 millones

Para el SQ5: BMW X3 M40i $239.9 millones / Mercedes-AMG GLC 43 Coupe $N.D. Porsche Macan $318.9 millones / Volvo XC60 T8 R-Design $265 millones

Para el TTRS: BMW M2 $299,9 millones / Jaguar F-Type 3.0 S $314.9 millones / Mercedes-AMG SLC 43 $259.7 millones / Porsche 718 Cayman $335.9 millones

Para el RS5: BMW M4 Coupé $349.9 millones / Mercedes-AMG C 63 Coupe: $366 millones.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección