La paz es un bien que supera cualquier barrera, porque es un bien de toda la humanidad.
Todos nos equivocamos en la vida. Reconozcamos nuestros errores y pidamos perdón.
Nadie puede sentirse exceptuado de la preocupación por los pobres y por la justicia social
¡Cuánto me gustaría ver a todos con un trabajo decente! Es algo esencial a la dignidad humana.
Nunca la humanidad tuvo tant poder sobre sí misma y nada grantiza que vaya a utilizarlo bien.
Necesitamos una aproximación integral para combatir la pobreza y cuidar la naturaleza.
Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá.
Es hora de cambiar la mentalidad y de dejar de pensar que nuestras acciones no tienen ningún impacto en quien padece hambre.