Punto final a la Fiesta del libro

  • La fiesta termina hoy, con un concierto de Sereno. FOTO Julio César Herrera
    La fiesta termina hoy, con un concierto de Sereno. FOTO Julio César Herrera
Por John Saldarriaga | Publicado el 18 de septiembre de 2016

La Fiesta del Libro y la Cultura es el espacio para reunirse alrededor de las creaciones literarias, de investigación y reflexión.

En 10 años de portar este nombre, en lugar de feria, se ratifica la idea de que prima la celebración alrededor del libro, como una extensión del cerebro humano, y de la cultura como esa creación colectiva.

Les sirve a los lectores y autores para que se acerquen y conversen sobre temas que les son afines.

Un espacio que permite descubrir autores. Descubrir, en ese sentido de la palabra en el que nos referimos a encontrar, y que no necesariamente sean nuevos para la industria editorial, pero sí para cada persona en la Fiesta, que no tiene obligación de conocer a nadie, ni siquiera a los que se dicen consagrados.

Para muchos es novedad la poesía de Juan Calzadilla, el escritor venezolano, que recibió el Premio León de Greiff. O escuchar las ideas de John Wray, Fernando Araújo, Yolanda Reyes, Gílmer Mesa, Oswaldo Osorio o Élmer Mendoza.

De saber un poco de una localidad homónima de nuestra Medellín, en España, que tiene más de 2000 años y cuya fundación se remonta a la Edad Antigua, cuando en los suelos de Europa se extendía el Imperio Romano. Fue el municipio invitado a esta Fiesta.

Carpas temáticas en las que se difunden pensamientos o en las que se invitan a jugar alrededor del libro. Estos son espacios de fomento de la lectura. Entre estas, mencionamos dos, como ejemplo: Prensa Escuela, de EL COLOMBIANO, con conversaciones y talleres permanente, y Escuela de Pensamiento Fernando González, proyección de las actividades de un grupo que fomenta la lectura y las ideas del filósofo que pregona la autenticidad.

También hay gozo con el personaje invitado del certamen: Sherlock Holmes, el célebre detective creado por el escritor inglés sir Arthur Conan Doyle en el siglo XIX.

Y el entusiasmo que se aprecia en miles de visitantes de todas las edades alientan a pensar que el pesimismo casi histórico de los colombianos en cuanto a los porcentajes de lectura, podrán cambiar. Las librerías y editoriales de la Fiesta han estado colmadas de visitantes —y compradores—. Sin tregua.

Contexto de la Noticia

Magela Baudoin

“No me acuerdo de eso. Recuerdo, en cambio, la primera vez que un editor me dijo que quería publicar un libro mío.

Ahí sí me invadió una emoción enorme. Alguien más que yo había caído en mis textos.

Me dije: Ah, caramba, me creyeron”.

Fernando Araújo

“El primer libro tenía que ver con el desastre del Mundial del 94, hasta el asesinato de Andrés Escobar. Cuando me llegó la caja con los libros, la destapé y había un arquero ahí volando, y el libro, y la persona que estaba conmigo se sentía todo feliz”.

Martín Caparrós

“Me acuerdo. Se llamaba Ansay o los infortunios de la gloria, y fue la segunda novela que escribí y la primera que publiqué. Salió en 1984. Me acuerdo que una tarde de noviembre, en Buenos Aires, me fui hasta la imprenta para que me dieran un ejemplar de mi primer libro impreso. La imprenta quedaba sobre una plaza al centro de la ciudad, y agarré mi libro y me senté en la plaza y lo tocaba y lo miraba. Me da cierta nostalgia, porque ahora una de las cosas de las que me quejo es que me llega un libro y no sé qué hacer. No me importa mucho. Así como me importa mucho escribirlo y pensarlo, verlo impreso después me da igual”.

Octavio Escobar

El primer libro que publiqué fue El color del agua, un conjunto de nueve cuentos... Sentí... la palabra no es vergüenza, es indefensión. Uno se está exhibiendo, mostrando qué piensa. ¿No dijo Vargas Llosa que el escritor cuando escribe hace un striptease en el que termina vestido? Antes de eso escribía críticas de cine para revistas, pero eso no es lo mismo, porque en las críticas, los protagonistas son las películas, los actores y demás cineastas. Si hago algún día una recopilación de todos mis cuentos la titularía así: El color del agua.

John Saldarriaga Londoño

Envigadeño dedicado a la escritura de periodismo narrativo y literatura. Libros de cuentos: Al filo de la realidad y El alma de las cosas. Periodismo: Contra el viento del olvido, en coautoría con William Ospina y Rubén López; Crónicas de humo, El Arca de Noé, y Vida y milagros. Novelas: Gema, la nieve y el batracio, El fiscal Rosado, y El fiscal Rosado y la extraña muerte del actor dramático. Fábulas: Las fábulas de Alí Pato. Premio de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección