HISTÓRICO
$1,6 billones en ganancias, meta de EPM 2013
Por FERNEY ARIAS JIMÉNEZ | Publicado el 14 de septiembre de 2013
La variación del cero por ciento en el nivel de ingresos del primer semestre del año para Empresas Públicas de Medellín (EPM), en comparación con igual periodo de 2012, contrasta significativamente con los registros positivos que, entre 21 y 26 por ciento, lograron otras empresas del sector eléctrico como Isagén, Celsia y la Empresa de Energía de Bogotá (EEB).

Mientras las ventas de EPM permanecieron relativamente estables en los periodos analizados (3.400 millones de dólares), la utilidad tuvo una disminución de 31 por ciento al pasar de 598 millones de dólares entre enero y junio de 2012 a 410 millones de dólares en el primer semestre de este año.

Frente a ese escenario, Juan Esteban Calle Restrepo, gerente de EPM, comentó a El Colombiano que "estamos tranquilos, los fundamentales de la compañía están avanzando sustancialmente. En un semestre adverso con algunos factores negativos, el Ebitda (flujo operativo de caja) rebajó cuatro por ciento y eso no es causa de alarma".

El funcionario insistió en que este año se espera cerrar el negocio de Une con Tigo. Además se concretaron los ingresos a México y Chile (agua y energía eólica), así como la renovación, por 15 años, de una concesión para la distribución de energía en Panamá.

Esas movidas soportarán que el Grupo sume unas utilidades de 1,6 billones de pesos este año y pueda transferirle al Municipio de Medellín unos 965.000 millones de pesos, cumpliendo lo previsto en el Plan de Desarrollo local.

1. algunas posibles causas

Mientras eso ocurre, el gerente de EPM lanza explicaciones sobre el resultado del primer semestre del año. Una de ellas es que en el ejercicio entre enero y junio de 2012 "fue exageradamente bueno", con utilidades por cerca de 600 millones de dólares.

Diana Rúa, directora de Finanzas Corporativas de EPM, declaró que parte del buen desempeño en el primer semestre de 2012 correspondió a beneficios tributarios otorgados a las filiales de Centroamérica, y que no se tienen este año.

Pero otro argumento expuesto por Calle es que entre enero y junio pasados las características de la hidrología no ayudaron al resultado económico, porque la generación de EPM estuvo un 8 por ciento por debajo de lo que generó en el primer semestre del 2012.

No obstante, el gerente de Generación de EPM, Carlos Alberto Solano, reconoció que el factor hidrología no determina resultados. "Desde la perspectiva de la generación no se aprecia un efecto lineal con respecto a la hidrología, es decir, que a alta hidrología se logren excelentes resultados o que a baja hidrología se obtengan malos resultados, porque hay muchos otros aspectos involucrados".

Solano también hace notar que cuando la hidrología es muy alta, el precio de la energía cae en el mercado, es decir, que en el otro extremo los resultados también se verían afectados.

Pero también es claro que cuando hay baja hidrología el precio de bolsa se dispara, porque sí hay una correlación alta entre hidrología y precio, y eso implica un incremento de la generación térmica, lo que significó que este año EPM haya doblado el uso de ese recurso en comparación con 2012. El crecimiento es cercano al 98 por ciento: pasar de 23 gigavatios hora día de térmica, a casi 46 gigavatios.

Asumiendo a la hidrología como una variable esencial en el tema de generación de energía, vale la pena mencionar que en el caso de Celsia, según los analistas económicos de Credicorp Capital, se sacó ventaja del bajo régimen de lluvias al incrementar su generación térmica para lograr buenos resultados en el primer semestre de este año.

2. coletazo de la Tasa de cambio

La variación en el precio del dólar también afectó el ejercicio de EPM. En el primer semestre de 2012 la revaluación fue cercana al 9 por ciento y este año se revirtió el fenómeno económico con una devaluación similar.

"El año anterior tuvimos una utilidad no operativa muy importante, por la exposición de la deuda en dólares, así que en este semestre nos pegó la devaluación", explicó Calle.

¿Pero que hace que ese impacto sea favorable en el 2012 y por qué sucede lo contrario en 2013? El gerente responde que "obedece a una decisión racional que se tomó, al establecer las políticas de manejo de deuda y de las coberturas que nos gusta usar a futuro".

El efecto negativo de la devaluación en el balance de EPM corresponde a que el monto de la deuda en dólares sube en pesos. Esto castiga el resultado que debe llevarse contablemente al estado de pérdidas y ganancias (P y G). En el primer semestre de este año esa variación fue de unos 90 millones de dólares.

Para la administración de EPM cubrir todo el saldo de la deuda, 1.600 millones de dólares, destruiría valor de manera importante año a año. "Entonces, preferimos vivir un poco con las variaciones de no cubrir toda la deuda y solo cubrir los pagos de capital y de intereses", señaló Calle.

3. otros pasajes similares

El director de Energía de EPM, Wilson Chinchilla Herrera, anotó que entre 2009 y 2010 hubo una condición hidrológica similar a la del primer semestre de este año, pero ocasionada por el fenómeno climático de El Niño, que tuvo una intensidad media.

"Históricamente, el momento en que más duro la hidrología pudo golpear los resultados de la empresa, fue El Niño de 1997 y 1998, que fue muy fuerte, lo que se juntó con unas decisiones del Gobierno que intervino el mercado, lo que llevó a que los resultados fueran muy impactados", dijo el directivo.

En esa época, EPM demandó a la Nación por el tema de los mínimos operativos de los embalses, y la empresa debía comprar a diario 1.000 millones de pesos en energía, que generó sobrecostos elevados.

Sobre los niveles de lluvia de este año, es claro que no están asociados a ningún fenómeno climático y solo se trata del comportamiento de un año bastante seco, como cualquiera que históricamente se haya dado, así que no es una novedad y tampoco tiene un patrón definido.

En la coyuntura de menores lluvias, EPM no descarta la posibilidad de nuevos desarrollos térmicos y aunque la empresa siempre está analizando y mirando como complementar su matriz de generación de energía, está convencida de que la generación hidráulica es altamente competitiva.

De ahí que no siempre ls cifras totales de los balances reflejan otros factores que escapan a los estados financieros, y EPM es un caso.