HISTÓRICO
Acreedores de Pedro Arenas no responderán por sus proyectos
Por RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO | Publicado el 01 de julio de 2013
Los compradores de apartamentos en los proyectos Ayacucho Real, Portal de Ayacucho y San Juan Danubio, concebidos por el constructor Pedro Arenas, denunciado por presunta estafa con viviendas VIP, no tendrán una respuesta a su inversión por parte de los acreedores de este. El anuncio lo hicieron quienes recibieron los lotes por incumpliendo de la hipoteca en una reunión realizada en la Casa de Justicia de Bello.

Los acreedores, dueños actuales de los proyectos, lamentaron que Arenas no asistiera aduciendo riesgo para su vida. Con documentos de la Oficina de Registro Zona Sur de Medellín, dijeron que les cedió los lotes en dación de pago.

Negaron que hubieran firmado un acuerdo para construir los edificios y que las familias que hicieron negocios con Arenas terminaran de pagarles.

Uno de los acreedores explicó que él y su hermano le prestaron dinero en hipoteca al cuestionado constructor como persona natural, no a la asociación Torre Libertadores que él representa.

"Se atrasó en los pagos de los intereses, nos fuimos a cobro jurídico y lo embargamos. Por eso nos cedió los lotes".

Añadió que el contrato que según Arenas se firmó entre ellos consistió en que él conseguía una empresa que terminara de construir los tres proyectos en un año. "Como pasaron cuatro meses y no hizo nada y se iban a vencer las licencias, optamos por buscar a la empresa Robza Construcciones, que hoy tiene casi listos Ayacucho Real y Portal de Ayacucho".

Estos proyectos, dijo Eduin Zapata, gerente de Robza, siguen siendo VIP, pero cambiaron de nombre por Manantial y Nuevo Oriente y el de San Juan Danubio se llamará Pinar de la América.

Por su parte, uno de los acreedores, quien pidió el anonimato, recalcó que no podían asumir las obligaciones con los clientes de Arenas, porque las inversiones en estas edificaciones fueron costosas. Las venderán como nuevos proyectos construidos legalmente y al día.

En cuanto a Portal Plaza, otro proyecto de Pedro Arenas, en el centro de Medellín que ya está habitado, estos acreedores dijeron que están en conversaciones con los abogados para buscar conciliación. "Rebajamos los intereses y queremos cobrar solo el capital, pero si no es viable seguiremos por vías jurídicas. Allí la hipoteca fue por 1.650 millones de pesos y con intereses subió a 2.050 millones".

Los afectados
Adrián Giraldo, quien representa a los afectados de Ayacucho Real, dijo que no hubo acuerdos y que los acreedores solo les recordaron, con papeles en mano, que no tenían nada que ver con ellos.

Sostuvo que asistieron a la reunión solo para cumplir un requisito antes de instaurar una demanda civil. "Se nos hace sospechosa esa dación de pago. Se pactó un año para nosotros levantar los edificios y solucionar el problema y empezaron a construir a los cuatro meses, eso es una ilegalidad", señaló. Agregó que los acreedores siempre les han recalcado a los afectados que no recibieron dinero de ellos: "que Pedro fue el que nos robó y que ellos no sabían que nos había vendido".

Johana Osorio una de las personas que adquirió apartaestudio en Ayacucho Real, por 43 millones de pesos, dijo que con su esposo trabajaron 10 años en Estados Unidos para hacerse a una propiedad en Medellín y perdieron todos sus ahorros, porque también invirtieron en Portal Plaza y se le hace muy extraño que ninguna autoridad de Medellín se enterara de los negocios de este constructor.

La esperanza de más de 300 afectados es el respaldo que les ha dado el Concejo y que la Fiscalía ya asumió la investigación, con el fin de que todo se esclarezca y se haga justicia.