HISTÓRICO
¡Algo se quema! ¿qué hacemos?
POR TATIANA EUSSE VARGAS | Publicado el 18 de diciembre de 2012
"Al principio era un olor muy rico, como a finca, pero con los días se ha convertido en un martirio para los habitantes cercanos a la glorieta de Los Balsos con la loma de El Tesoro, en el barrio El Poblado" dice Nicolás López, nuestro lector.

López expresa que las quemas se presentan permanente, de día y de noche, y se extienden por todo el sector, pues él vive en Los Balsos con la Superior y hasta allá llega un olor incómodo que se impregna en los muebles, la ropa y que con el tiempo molesta. Nicolás reportará la problemática a las autoridades mediante un derecho de petición.

Juliana Rosero, ingeniera ambiental de Corantioquia nos expone que lo que se busca es que estas quemas sean erradicadas por completo y remplazadas por otro tipo de alternativas para deshacerse de los residuos, como los recolectores, el compostaje para abonos orgánicos, la producción de carbón vegetal, etc.

Rosero explica que las quemas son muy perjudiciales para el medio ambiente por el riesgo de incendios forestales y la posibilidad de contaminación de las aguas.

También afectan la salud porque pueden producir asma, conjuntivitis, y no solo afectar a los humanos sino también a los animales.

Además dice que se debe tener cuidado hasta con las autorizadas, porque ha pasado que hasta las más vigiladas se salen de control, por la falta de capacitación y medios.

El Área Metropolitana explicó que los encargados de las quemas son los bomberos, así que al momento de denunciar una se debe llamar al 123.