HISTÓRICO
Alquiler de 200 carros para el Senado se hará en dos años
Por ISOLDA MARÍA VÉLEZ H. | Publicado el 09 de noviembre de 2012
El plan de reposición de vehículos para los senadores, que estaba previsto desde el año pasado, cuando el entonces presidente Juan Manuel Corzo dejó en manos de la Unidad de Protección del Ministerio del Interior la licitación, revivió la polémica sobre la dotación de automotores para uso de los congresistas.

En el plan de Corzo se invertirían 70.000 millones de pesos para comprar vehículos blindados. Este año, el presidente del Senado, Roy Barreras, cambió el proyecto por el de alquilar 200 camionetas mediante la figura de renting para que sean los proveedores quienes respondan, además, por el mantenimiento. El proceso también estaría a cargo del Gobierno.

"Ese es el trabajo de la Unidad Nacional de Protección, que son los encargados de proteger a las personalidades. Ellos contratarán a su proveedor".

El senador agregó que "el peor negocio para el Congreso es comprar carros porque uno o dos años después las cuentas de los talleres ya son mayores al costo de los vehículos". Con el proceso se ahorraron más de 22.000 millones y "otro tanto que se gasta cada año en mantenimiento de carros viejos. ".

Tres senadores consultados por este diario coincidieron en afirmar que muchos de los vehículos están en malas condiciones y algunos de ellos corresponden a modelos 2002. Explicaron que los gastos de mantenimiento y gasolina son asumidos por cada senador.

Uno de ellos dijo que en los dos años que lleva en la corporación "no me han dado un peso para la gasolina" y agregó que en las regiones, los vehículos son necesarios para llegar a zonas apartadas.

Afirma que en promedio, un recorrido por varios municipios durante un fin de semana le cuesta cerca de 2 millones de pesos.

Según el contrato con la Unidad de Protección, este año se entregarán 32 carros y entre 2013 y 2014, los otros 168.

El director de la Unidad de Protección, Andrés Villamizar , aseguró que es más barato rentar los vehículos blindados para la seguridad de los senadores, que comprarlos y mantener su operación y aclaró que la Contraloría y el Ministerio de Hacienda avalaron la licitación para arrendar, no sólo los vehículos de los parlamentarios, sino para todos los demás protegidos a cargo de la Unidad Nacional de Protección.