HISTÓRICO
Explosivos hallados en Bogotá hacían parte de plan de extorsión de Farc
Colprensa | Publicado el 06 de agosto de 2013

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Eduardo Martínez, confirmó que el artefacto explosivo descubierto en la noche del lunes cerca del portal de TransMilenio en Usme (sur de la capital) no iba dirigido contra una dirigente comunal ni contra las instalaciones del sistema de transporte.
 
También descartó cualquier atentado terrorista con ocasión del cumpleaños de la ciudad o la celebración del Día del Ejército. El oficial aclaró que la carga tenía como destino final presionar el pago de alguna de las extorsiones que ejecutan en la ciudad los integrantes del Frente 53 de las Farc y su red de apoyo.
 
"Este es un trabajo de inteligencia que viene de mucho tiempo atrás. Desde el año pasado, nosotros venimos con una estructura que tenemos de hombres de inteligencia y Policía Judicial que se dedican a trabajar todo el tema de terrorismo en la ciudad", explicó Martínez.
 
"Desde el año pasado, en Bogotá se vienen presentando unas actividades, unos artefactos que explotan en diferentes sitios de la ciudad de manera focalizada sobre empresas, sobre comerciantes, y esto obedece precisamente a una actividad que vienen llevando a cabo los terroristas de las Farc en torno a extorsiones que están realizando y que presionan con la colocación de estos artefactos", añadió.
 
Recordó que en junio pasado fue capturado José John Freddy García Garnica, alias "Jose", oriundo de Caquetá y que perteneció al Frente Amazonas de las Farc. "Es desmovilizado y ahora viene delinquiendo con el Frente 53 en una red urbana de apoyo al terrorismo (RAT). Lo capturamos con un artefacto explosivo artesanal de 16,5 kilos de amonal, que iba a ser colocado en cualquier punto de la ciudad, donde se están llevando a cabo estas extorsiones", agregó el comandante de la Policía Metropolitana.
 
"Ellos están dedicados a colocar artefactos en los lugares donde las Farc extorsionan, y en donde encuentran una dilación por parte de los extorsionados para acceder a las pretensiones criminales de estos delincuentes, y entonces presionan con la instalación de artefactos", aseguró.
 
De acuerdo con Martínez, el trabajo de la Policía continuó y este lunes iniciaron un seguimiento porque sabían por inteligencia que dos hombres se iban a desplazar desde cualquier punto en Bosa (sur de Bogotá) a otro punto de Bogotá con el fin de instalar una artefacto explosivo. "Iniciamos el seguimiento del vehículo y tomamos la decisión de interceptarlo en ese punto. Así como lo interceptamos ahí, lo hubiéramos podido interceptar en el oriente, en el occidente o en el norte de la ciudad", dijo.
 
"Eso fue lo que pasó. Eso no iba dirigido contra ninguna líder comunal. Iba para cualquier punto de la ciudad, pero dirigido a presionar el pago de una extorsión. Nosotros, sencillamente, decidimos interceptar el vehículo ahí para no correr tanto riesgo. Ya cuando iba a entrar a la ciudad pensamos que de pronto se nos perdía", aclaró.
 
Reveló que le pidieron a la Policía uniformada que interceptara el vehículo. Ellos lo requisaron y encontraron el artefacto. Por eso, se tomaron todas las medidas de precaución (incluido el desalojo del portal de TransMilenio), mientras llegaron los hombres de inteligencia y antiexplosivos.
 
En el procedimiento fueron capturados un desmovilizado del Frente 26 de las Farc, Orlando Rubiano Mahecha, alias "Michael" o "Steven", que tiene órdenes de captura vigentes por los delitos de concierto para delinquir y rebelión; y "el Abuelo", perteneciente también al Frente 26 y que ahora delinquen con la red urbana de apoyo al terrorismo del Frente 53.
 
Los dos serán presentados este martes ante un juez de control de garantías para que respondan por los delitos que les imputa la Fiscalía: terrorismo, concierto para delinquir y fabricación y porte de explosivos.