HISTÓRICO
Amnistía Internacional adopta a preso cubano sentenciado por "peligrosidad predelictiva"
AP | Publicado el 11 de septiembre de 2013

La organización Amnistía Internacional (AI) adoptó como preso de conciencia al disidente cubano Iván Fernández Depestre, quien fue sentenciado a tres años de prisión.

"Las autoridades de Cuba deben liberar de inmediato y sin condiciones", a Fernández de 40 años de edad, expresó un comunicado enviado a través de correo electrónico por la organización con sede en Inglaterra.

Según el organismo, el disidente cubano fue arrestado a finales de julio tras participar en una actividad antigubernamental y se lo llevó a los tribunales a comienzos de agosto.

Los jueces lo condenaron bajo cargos de "peligrosidad predelictiva", lo que según la ley cubana, no significa cometer un delito, sino acumular antecedentes para ello.

Las autoridades no hicieron comentarios sobre el caso.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, una organización no gubernamental que dirige el opositor y activista Elizardo Sánchez confirmó la información de Amnistía Internacioal y destacó que no haya podido probarse delito a Fernández.

"Respaldamos la petición de Amnistía Internacional", dijo Sánchez. "Hay otros casos semejantes de personas que no tienen un cargo concreto".

Sánchez indicó que Fernández no es un activista de largo historial, por lo que se mostró sorprendido por la sanción.

Según los opositores cubanos las autoridades usan la figura de "peligrosidad predelictiva" para sancionar a disidentes por sus opiniones.

Para las autoridades en cambio los disidentes son, más que opositores, políticos personas financiadas por grupos de interés en el exterior del país y por el presupuesto de Estados Unidos para desprestigiar a la revolución, con la cual tiene una política hostil de más de 50 años, presionando por cambios políticos.