HISTÓRICO
Antioquia, ganadora en el TLC con Europa
POR JUAN FERNANDO ROJAS T. | Publicado el 11 de diciembre de 2012
El Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea podrá resultar incluso mejor negocio para Antioquia que el acuerdo que ya entró en vigor con Estados Unidos: mientras hay oportunidad en 619 productos para vender sin arancel a los 27 países de la zona Euro, en el caso de Estados Unidos se producen un total de 485 con potencial, entre bienes industriales y agropecuarios.

Así lo indican los resultados de las investigaciones hechas por Proexport y la firma Araújo Ibarra & Asociados de cara a los dos mercados de mayor potencial para Colombia por su alto poder adquisitivo y la alta demanda de productos y servicios.

En el acuerdo comercial con Europa se negociaron 9.745 productos, de ellos, el 97,2 por ciento (9.468) tienen arancel cero. De todos los que ingresarán sin pagar impuesto de entrada, Colombia exporta 1.469.

En el caso de bienes agrícolas, claves para Antioquia, habrá acceso inmediato para productos básicos como café, flores, banano, y acceso preferente para una amplia variedad de frutas y hortalizas colombianas, así como productos derivados del azúcar y del cacao.

En los capítulos de prendas y textiles confeccionados, en los que también es fuerte la industria regional, hoy tienen aranceles del 6,3 por ciento hasta el 12 por ciento, pero dejarán de pagarlo, una vez entre en vigencia el Tratado.

Congreso no ha ratificado
Por eso, para Antioquia urge que tanto el Senado como la Cámara de Representantes terminen de hacer la tarea y aprueben el articulado del proyecto de ley que ratifica el TLC, que ya aprobó en la madrugada de ayer el Parlamento Europeo, en una votación de 486 votos a favor, 147 en contra y 41 abstenciones.

Pero en medio de una apretada agenda legislativa que aún tiene pendiente la aprobación de la reforma tributaria, es probable que el estudio de este TLC en las plenarias del Congreso sea en marzo de 2013, a no ser que se convoque a sesiones extras para la próxima semana.

Así las cosas, la entrada en vigencia del TLC con el bloque europeo se puede prolongar hasta el segundo semestre del próximo año o inicios de 2014.

Entre tanto, Antioquia tiene tiempo de afinar su aparato productivo y pensar en sacarle más jugo a ese mercado de 503 millones de consumidores y un producto interno bruto promedio por persona de 34.000 dólares, cuando el de Colombia solo se acerca a los 10.000 dólares.

Las tareas en Antioquia
De un lado, está aumentar el volumen de sus actuales exportaciones, especialmente, de banano, café, confecciones, flores y artículos de hogar, cubiertas por el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP-Plus) que concedió la Unión Europea y vence el 31 de diciembre de 2013.

Las posibilidades de crecer son muchas, por ejemplo, en el mercado del banano de exportación, del cual el 80 por ciento de la producción nacional proviene de Urabá.

Siendo lo que más le vende Antioquia a la Unión Europea (615 millones de dólares, a 2011), solo corresponde a la undécima parte de lo que importa de esa fruta todo el bloque económico (6.916 millones). Y esa proporción es mucho menor al hablar otros productos básicos y bienes manufacturados.

De otro lado, la tarea también es para otros productos y servicios que produce la región con potencial exportador y deben explorar nichos de mercado en los que puedan ser competitivos frente a otros proveedores internacionales.

Es el caso de los cafés especiales, piñas, frescas o secas, aguacates, preparaciones que contengan cacao, especias como el cardamomo, jugos, conservas de verduras, y un amplio abanico de alimentos orgánicos, entre otros; y en el caso industrial, productos químicos como las pinturas, manufacturas de plástico, mobiliario para oficinas, autopartes, mecanismos eléctricos, accesorios para el hogar y la lista identificada por Proexport contiene hasta desperdicios de cobre y aluminio, así como productos de aseo personal.

"Este TLC es una oportunidad muy propicia porque muchos productos que elabora Antioquia podrán entrar con cero arancel, al tiempo que se facilitará la importación de equipos y maquinaria para el desarrollo industrial de la región", señala Saúl Pineda Hoyos, d irector del centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec), de la Universidad del Rosario.

Atraer más inversión
Pero los TLC no se negocian solo en términos de acceso a mercados, sino que da gran importancia a la protección de inversiones, en lo que Antioquia también podría proyectarse como plataforma exportadora para inversionistas europeos.

No es un secreto que la crisis fiscal de la zona euro ha sido excusa para que grandes empresas europeas viren sus inversiones hacia economías emergentes de América Latina con mejor potencial de crecimiento, como Colombia y más en Antioquia. "Se abren amplias posibilidades de inversión, sobre todo para desarrollar obras de infraestructura vial, la industria energética, los servicios en TIC, la agroindustria. Además de la inversión directa, también está la transferencia en tecnología y la cooperación técnica", apunta Jaime Echeverri Chavarriaga, vicepresidente de Planeación de la Cámara de Comercio de Medellín.

La economía antioqueña es vulnerable al TLC, especialmente en el sector lechero. La mayor amenaza se cierne sobre los cerca de 90.000 productores de leche que hay en Antioquia, 85 por ciento artesanales, y que aportan la cuarta parte de la producción nacional, de 16 millones de litros.

Europa es un exportador neto de leche y derivados lácteos y distintos gremios del ramo han insistido en que son insuficientes los apoyos anunciados por el Gobierno, aunque el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, insiste en que los productos europeos tendrán 15 años de desgravación y en ese tiempo los lecheros colombianos podrán prepararse para competir.