HISTÓRICO
Estados árabes ofrecen a Palestina red de seguridad financiera
Reuters | Publicado el 09 de diciembre de 2012

Los estados árabes acordaron entregar a la Autoridad Palestina una "red de seguridad financiera" de 100 millones de dólares para ayudar al Gobierno del presidente Mahmoud Abbas a lidiar con una crisis económica después de que la ONU le concedió a Palestina la calidad de Estado de facto.

Israel respondió a la votación del 29 de noviembre en la ONU ordenando la construcción de 3.000 casas de colonos en la Cisjordania ocupada y anunciando que retendrá pagos de ingresos por aduanas que recoge para los palestinos para pagar una cuenta eléctrica impaga.

En un comunicado emitido el domingo tras una reunión en Doha, los ministros de Relaciones Exteriores árabes llamaron a la implementación inmediata de una resolución aprobada en una cumbre árabe realizada en marzo en Bagdad que llama a la provisión de una red de seguridad financiera mensual de 100 millones de dólares para las autoridades palestinas.

El comunicado no entregó detalles sobre cómo se pagará el dinero o quién lo pagará, pero el secretario general de la Liga Arabe, Nabil Elaraby, afirmó que se había acordado un mecanismo.

"El mecanismo es que el presidente del comité (Qatar) y el secretario general contactarán a cada país con la cantidad exacta que tienen que pagar", comentó Elaraby a Reuters tras la reunión. "Dije que quiero una respuesta en 15 días", añadió.

Israel y Estados Unidos se opusieron al cambio de estatus de la Asamblea General de la ONU a los palestinos a Estado no miembro, afirmando que Abbas debía reanudar las conversaciones de paz que colapsaron en el 2010 por la construcción de asentamientos israelíes.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional afirmaron en septiembre que una crisis en ciernes en la economía palestina empeorará a menos que aumente el financiamiento extranjero y que Israel alivie los límites que ha impuesto desde hace mucho tiempo al desarrollo.

Deficit presupuestario
En otro informe, el Banco Central también pronosticó un déficit presupuestario palestino de 1.500 millones de dólares para el 2012,
en que el financiamiento de los donantes sólo cubriría 1.140 millones de dólares de ese saldo negativo.

El jueves, el gabinete palestino dijo en una reunión en Ramallah, en Cisjordania, que se necesitan 240 millones de dólares mensuales para satisfacer las demandas derivadas de la decisión israelí de detener las transferencias de ingresos aduaneros y el incumplimiento de donantes de enviar fondos prometidos previamente.

La Autoridad Palestina ejerce un autogobierno limitado en Cisjordania y recibe la mayor parte de su ayuda de Estados Unidos, la Unión Europeo y los países árabes.

Pero en los últimos años ha habido un déficit de ayuda desde los países árabes, lo que se tradujo en que la Autoridad Palestina no ha podido pagar a tiempo los salarios de sus 153.000 servidores públicos en varias ocasiones. La administración palestina aún no ha pagado los salarios de noviembre, tras la decisión de Israel de retener las transferencias de dinero.

Los ministros árabes también llamaron a realizar una conferencia de donantes para discutir modos de respaldar al pueblo palestino en Cisjordania y a discutir sobre la reconstrucción de la Franja de Gaza.

El líder de Qatar, jeque Hamad bin Khalifa al-Thani, prometió 400 millones de dólares para ayudar a desarrollar a Gaza durante una visita que realizó a la localidad en octubre. Pero recientes enfrentamientos entre Hamas, la facción política que controla Gaza e Israel, han provocado más destrucción del territorio, lo que ha requerido de más fondos para la reconstrucción.