HISTÓRICO
Árboles arman la fiesta
  • Árboles arman la fiesta |
    Árboles arman la fiesta |
Propiedades | Publicado el 02 de noviembre de 2012

Las luces van en cicla
Esta bici tiene su historia. Su nombre tentativo es Café con Leche. Tentativo porque la palabra final la tiene su dueño, que aún no existe. Eso lo cuenta Jairo Alonso Rodríguez, su creador. Mientras alguien se enamora de su aire retro, aquí sirvió de modelo y protagonista de una idea que busca dejar descansar este año el árbol de Navidad. ¿Cómo lograrlo? Basta enredar juegos de luces por toda su estructura y decorar su canasta de fibras naturales con un par de poinsetias. ¡Impactará en cualquier lugar de la casa!

Lluvia de estrellas
Una propuesta ideal para espacios de pocos metros: dos pequeños topiarios artificiales, con luces incorporadas, adornados con una lluvia de estrellas multicolores. Para camuflar la base de los topiarios y darle un sentido más natural y orgánico, la solución fue utilizar tronquitos y corteza de madera que es fácil de conseguir en un paseo por las vías del Oriente antioqueño. Así es posible tener un rincón acogedor, muy llamativo, y con todo el espíritu mágico de la época. >>

Chamizo + origami
La simpleza de un chamizo cobra vida con estas bellas estrellas de origami, fabricadas por las creativas diseñadoras Paulina Valencia y Ana Mercedes Bernal para su marca Ori. En su elaboración utilizaron papel impreso, con un diseño gráfico propio, y papel de colores planos en clave rojo, verde y blanco. El adorno dorado que cuelga de las estrellas refuerza su carácter navideño. Que las luces vayan siempre colgadas es otra regla que se vale romper. 

Navidad, ¡a la pared!
Otra solución para viviendas con espacios pequeños es dibujar el árbol en un muro de la casa. Para armar esta sencilla pero original ideal se usaron cuatro guirnaldas de papel troquelado con motivos navideños, cada una de dos metros, elaboradas por las diseñadoras Paulina Valencia y Ana Mercedes Bernal. Imaginación, paciencia y buen ojo son claves para darle forma al árbol. El toque final es un banco de madera natural que hace las veces de tronco. Informal y divertido es el resultado visual. >>

Decorar el perchero
El perchero diseñado por Laura Palacio tiene mucho de árbol: su tronco, sus ramas, su forma orgánica. Por eso no fue difícil para ella intervenirlo y darle un toque de Navidad, a su estilo. Lo envolvió de luces, colgó pequeños tarritos con agua que simulan frutos y etiquetas con palabras que invocan los mejores deseos: salud, hogar, amor y paz. Lo coloreó de coral, de gris y de verde azul. Y para acompañarlo no le faltaron los regalos: una lámpara, cuadros ilustrados y hasta un curioso conejo-matera. Ah, y también una invitación a ser muy creativos.

Un árbol a la moda
Para los que buscan propuestas innovadoras, que no le temen a usar colores vivos y diferentes, los tonos morado, fucsia, magenta y turquesa mezclados con verde limón son hoy los llamados a crear la Navidad más vanguardista y atrevida. Un árbol decorado con adornos que lleven estos colores tendencia tiene la versatilidad de lucir bien tanto en un espacio contemporáneo como en una casa con la presencia de niños. El estilo de los muebles y de la decoración cotidiana son las claves para elegir con acierto los colores de la Navidad.    

Con aires clásicos
Rojo, verde y dorado son colores que hablan de la Navidad más tradicional, la que recuerda a la infancia, a la casa de los abuelos. El árbol no escapa a esa nostalgia, aunque siempre es posible renovarlo con los nuevos adornos que llegan cada temporada: darle volumen y brillo con las mallas, remplazar las bolas por unas lindas cajitas de regalo y aportarle un acento natural con accesorios que imitan flores y mariposas. El brillo, presente en escarcha y lentejuelas, es otro ingrediente infaltable en la fórmula de un árbol con aires clásicos.

Espiral ecológica
La firma Mopa Mopa propone este atractivo árbol de Navidad con un fuerte componente ecológico. Su estructura metálica en espiral está decorada con la reutilización de un promedio de 260 botellas Pet unidas con cerca de 450 zunchos plásticos. Todo un delicado trabajo manual. El árbol, de 1.80 metros de altura, está dividido en cuatro tramos, cada uno con un color: azul claro, azul oscuro, morado y fucsia. En la punta, una estrella de origami, elaborada con papel reciclado, le da continuidad al diseño consciente que define a este árbol.

La fiesta sube y baja
Del garaje a la sala. Una escalera de tijera se puede transformar en el pino de Navidad. La inspiración viene del blog cb2. Es fácil: solo hay que ubicarla en una esquina del hogar cercana a un tomacorriente, enrollarle varios juegos de luces blancas y colores y colgarle los adornos y accesorios preferidos. En este caso, para seguir la línea plateada de la escalera, se eligieron bolas doradas y verdes con algunos puntos rojos, ambas con mucho brillo. Es una linda idea aunque hay que tener precaución en una casa donde vivan niños o mascotas [P]