HISTÓRICO
ARGENTINA-IRÁN: UN PACTO LAMENTABLE
  • ARGENTINA-IRÁN: UN PACTO LAMENTABLE |
    ARGENTINA-IRÁN: UN PACTO LAMENTABLE |
Por ANDRÉS OPPENHEIMER | Publicado el 31 de enero de 2013

Argentina ha cruzado una línea al hacer un pacto de amigos con Irán para investigar conjuntamente el ataque terrorista de 1994 contra el centro comunitario judío AMIA de Buenos Aires, que según la justicia argentina e Interpol fue una acción muy probablemente planificada desde altos niveles del gobierno iraní.

Este acuerdo pone a Argentina de lleno dentro del bloque de países latinoamericanos liderados por Venezuela, cuyas políticas exteriores están alineadas con Cuba, Irán y otros de los peores violadores de los derechos humanos del mundo.

Hasta ahora, muchos de nosotros habíamos dudado en poner a Argentina en ese bloque, no solo porque internamente sigue siendo una democracia, sino porque su política exterior se diferenciaba de la de Venezuela en materia de Irán.

El fallecido presidente argentino Néstor Kirchner, haciendo caso omiso a los pedidos de Venezuela de que se acercara a Irán, había apoyado los pedidos de extradición de los tribunales argentinos contra el expresidente iraní Alí Akbar Hashemi Rafsanjani, y del actual ministro de Defensa iraní Ahmad Vahidi, por su probable conexión con el ataque que causó 85 muertos y 300 heridos, hace 19 años.

Pero ahora, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner parece haber quebrado esa postura. Su pacto con Irán para crear una "comisión de la verdad" para investigar el atentado equivale a un acuerdo con un sospechoso de homicidio para conjuntamente investigar el asesinato, circunvalando las investigaciones judiciales, dicen los críticos del convenio.

"La idea de establecer una ‘comisión de la verdad’ sobre la tragedia de la AMIA que involucre al régimen iraní sería como pedirle a la Alemania nazi que ayudara a establecer los hechos de la Kristalnacht", dice el presidente del Comité Judío-Americano, David Harris.

La Cancillería de Israel ha manifestado su "asombro y desilusión" ante el pacto de Argentina con Irán. La principal funcionaria del Departamento de Estado de EE. UU. a cargo de asuntos latinoamericanos, Robert Jacobson, me dijo en una entrevista que es "escéptica con respecto a que se llegue a una solución justa" en la causa de la AMIA con esta propuesta "comisión de la verdad".

Cuando le pregunté a Jacobson si considera que Argentina está plenamente alineada con Irán, Cuba y Venezuela, Jacobson me dijo: "No iría tan lejos como eso aún. Espero que no. Espero que sigamos trabajando con los argentinos en muchos temas globales, incluyendo los esfuerzos contra el terrorismo".

¿Qué llevó a Fernández a hacer este acuerdo con Irán? Una teoría es que se trata de una ruptura preventiva con los países industrializados ante la posibilidad de que un juez de Nueva York emita una sentencia contra Argentina el mes próximo en el caso de los bonistas externos, lo que obligaría a Argentina a pagar hasta 10 mil millones de dólares a los bonistas, y podría empujar al país a un nuevo default.

Según esta teoría, Fernández está pateando el tablero por adelantado y alineándose de lleno con Venezuela, Irán y sus aliados.

Mi opinión: Argentina ha cruzado una línea al hacer un pacto con el principal sospechoso del atentado terrorista de 1994. La conclusión final a la que probablemente llegará esta "comisión de la verdad" binacional será que un puñado de funcionarios iraníes de muy bajo nivel participaron en la matanza, sin conocimiento del gobierno iraní.

Eso sería no solo un fraude a la justicia, sino un insulto a la memoria de los 85 judíos y no judíos que murieron en ese ataque terrorista.