HISTÓRICO
Por bromas raciales sobre accidente, Asiana demandará a una televisión de Estados Unidos
  • FOTO AP
    FOTO AP
Efe | Publicado el 15 de julio de 2013

La aerolínea surcoreana Asiana anunció este lunes que demandará a una cadena de televisión de E.U por haber hecho bromas de carácter racial sobre el reciente accidente que sufrió uno de sus aviones en San Francisco en el que murieron tres personas.

Asiana ya contrató a un bufete de abogados en E.U. y presentará la demanda por difamación en un tribunal local contra la el canal KTVU del área de la Bahía de San Francisco, que "socavó gravemente" el honor de la aerolínea, confirmó a la agencia surcoreana Yonhap.

El viernes pasado, una presentadora de KTVU leyó en directo los nombres falsos de los cuatro pilotos del avión, que aparecían en un gráfico junto a los restos del avión parcialmente calcinado.

Los pilotos, según anunció la KTVU, eran los capitanes Sum Ting Wong, Wi Tu Lo, Ho Lee Fuk y Bang Ding Ow, unos nombres aparentemente asiáticos pero que esconden bromas en inglés sobre el mortal accidente, como "Algo va mal" o "Vamos muy bajo" en el caso de los dos primeros.

El accidente tuvo lugar el pasado día 6 durante el aterrizaje en San Francisco de un Boeing 777 de Asiana, que tras volar más bajo de lo normal estrelló su cola contra un muro y se incendió parcialmente, causando la muerte de tres adolescentes chinas y heridas a más de 180 personas.

Tras anunciar los nombres falsos de los pilotos, el canal KTVU emitió una disculpa en directo y aseguró que la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB) había confirmado por teléfono los nombres de los pilotos.

Estos hechos fueron reconocidos por la propia NTSB, que también pidió disculpas y alegó que un becario se confundió al confirmar los supuestos nombres de los pilotos.

Los pasados días se generó polémica en las redes sociales después de que, tras el accidente, varios usuarios de Facebook y Twitter publicaran bromas raciales, lo que generó una ola de denuncias y mensajes de condena en la red.